Público
Público

Entrevista Inés Sabanés: "Las izquierdas tendremos que saber gestionar lo que nos une y lo que nos separa"

La delegada del Área de Gobierno de Medioambiente y Movilidad de Madrid habla con 'Público' sobre las políticas climáticas impulsadas desde el Ayuntamiento, analiza el impacto de Madrid Central y opina sobre la fragmentación de la izquierda.

Publicidad
Media: 2.60
Votos: 5

La delegada del Área de Gobierno de Medioambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Inés Sabanés./ FERNANDO SÁNCHEZ GÓMEZ

En los últimos cuatro años Madrid ha cambiado bastante. La ciudad es diferente, aunque sigue manteniendo su esencia. La capital ha aumentado su "compromiso" con la lucha contra el cambio climático. Así lo ve Inés Sabanés, delegada de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid. Parte de las transformaciones que la ciudad ha experimentado en esta última legislatura se deben a su gestión.

Entre ellas, la renaturalización del Manzanares, el establecimiento de los protocolos de contaminación, el fomento de la bici o el impulso de Madrid Central, la medida estrella del ejecutivo de Ahora Madrid. La política madrileña recibe a Público en su despacho de Cibeles. Lo hace con la esperanza de que ese espacio de trabajo pueda prolongarse durante los próximos cuatro años en la candidatura de Más Madrid, liderada por Manuela Carmena. Con Madrid en el ventanal, la política analiza la legislatura que termina. Lo hace, además, bajo la premisa de que aún queda mucho por hacer.

¿Qué balance hace de la legislatura en lo que se refiere a medio ambiente?

Yo hago un balance muy positivo porque se han sentado las bases y se han avanzado proyectos muy potentes para una transición ecológica en la ciudad de Madrid y para un cambio de modelo tanto en la movilidad como en otros aspectos importantes.

La movilidad ha sido un pilar importante de su gestión, sobre todo por el impacto de Madrid Central, ¿por qué fue tan polémica esta medida?

Madrid Central es una Zona de Bajas Emisiones, hay doscientas como esta en toda Europa y es una medida habitual y muy conocida para aplicar en las ciudades donde se sufren mayores problemas de contaminación. Estas medidas comprometen la lucha contra el cambio climático a la pacificación de los espacios mediante la reducción del uso del vehículo privado, especialmente los más contaminantes. El Plan A de cambio climático tiente treinta medidas, pero es verdad, que dentro de todas estas las que van ligadas a la zona de Madrid Central son las que más se han conocido. No he entendido bien la polémica. Es una de las medidas que aconseja la Unión Europea, el Estado, el sentido común y la propia Comunidad para la protección de la salud en la lucha contra la contaminación. Creo que la oposición ha desenfocado, en mi criterio, muchísimo el sentido y el valor de la propuesta.

¿Cree que se debe a una falta de capacidad para entrar en el debate político por parte de la oposición?

"La derecha madrileña ha sido muy reacia a poner en el centro la salud y la calidad de vida"

La derecha siempre ha sido resistente, desde que se opuso a la peatonalización de la Calle Preciados, hasta sacar a los coches del Retiro, ha ido siempre cuestionando medidas que en otras partes son consensuadas, tanto en ciudades españolas como en europeas. La derecha madrileña ha sido muy reacia a poner en el centro la salud, la calidad de vida y, en definitiva, a la modernidad. Ha sido muy reacia y ha usado un discurso totalmente equivocado, diciendo que perjudica económicamente a algunos sectores, cuando la experiencia ha demostrado el funcionamiento de medidas a las que se oponían. Estoy convencida que la postura de parte de la oposición tiene que ver con una visión de la ciudad donde el automóvil ocupa la mayoría del espacio y donde se obvia la salud, a los peatones y a los que se desplazan en bici. Ellos dan prioridad a ese modelo de ciudad que era una realidad en el siglo XX, pero hoy no.

Dado el impacto en la reducción de las emisiones, ¿se plantean ampliar el perímetro de Madrid Central?

Cada zona de la ciudad posiblemente requiera medidas distintas. Estamos trabajando en la pacificación de la mayoría de los núcleos históricos de los distritos, porque Madrid es una ciudad en la que los distritos tienen sus propios centros. Estamos trabajando en una línea muy importante que va dirigida a la creación de más tramos verdes en la ciudad y el tratamiento de los tramos de acceso a la ciudad, para dar prioridad al transporte público, ampliar las aceras y crear más carriles bicis protegidos. O sea, nuestro objetivo ahora es la pacificación y el tratamiento de los accesos a la ciudad más conflictivos, para reconvertirlos en vías urbanas con transporte público protegido. Con todo esto quiero decir que los planes que se pueden llevar en el centro y en otros distritos se responden a modelos distintos, pero que tienen el mismo objetivo, en cuanto a la pacificación y la reducción del uso del vehículo privado.

Dentro de la movilidad, se ha apostado por el uso de la bici como medio de transporte ecológico y sostenible, sin embargo, esto es algo que no ha llegado a todas las partes de la ciudad, ¿por qué los servicios de Bicimad no se han extendido a los distritos situados fuera de la almendra central?

Estamos ampliando la red. Salen solo dos o tres estaciones fuera del exterior de la M30. Inmediatamente vamos a ir hacia una ampliación de más de diez mil bicis con vocación de crecer en todos los distritos. No se ha hecho hasta ahora porque Bicimad estaba al borde de la desaparición cuando entramos. Nosotros lo rescatamos y el funcionamiento ha sido excepcional. Eso no ha impedido que el resto de los partidos políticos hicieran una batalla campal con comisiones y denuncias en los juzgados, lo que, de alguna manera, ha retrasado lo que era y es nuestra vocación inicial. Bicimad se va a ampliar y va a llegar a todos los distritos.

En el Plan V que presentaron en Madrid Río hace unos días hablan del impulso de un transporte público con perspectiva de género, ¿a qué se refiere con ello?

Nosotros con la Empresa Municipal de Transporte (EMT) hemos avanzado mucho en esto. Es accesible el cien por cien de la red. Todos los buses tienen espacio para carritos de bebés, eso no quiere decir que sea sólo la mamá la que lleva el carrito, pero hay que defender la idea de preservar un espacio para las necesidades de las personas. Nosotros hemos trabajado ya en la accesibilidad en la red, facilitando el desplazamiento de las mujeres, que son las que en mayor proporción utilizan el transporte público. Esta medida también se refiere a un sistema donde, en la noche o en determinados momentos, las paradas puedan ser más flexibles. Es decir, la perspectiva de género se enfoca, sobre todo, a la adecuación de las paradas a entornos más seguros para las mujeres. Pero, cuando digo que hay que trabajar en la accesibilidad, creo que también hay que hacerlo en Metro y en Cercanías...

La delegada del Área de Gobierno de Medioambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Inés Sabanés./ FERNANDO SÁNCHEZ GÓMEZ

Han presentado un programa muy ambicioso en materia medioambiental. Algunos puntos como la ampliación del metro o la renaturalización de ciertos tramos del manzanares tienen una dependencia del Gobierno autonómico, ¿qué ocurrirá si la izquierda no logra hacerse con la Comunidad?

La revolución del transporte público es imparable. Hemos hecho todo lo que hemos podido y más de lo que hemos podido, de tal forma que, en la ciudad de Madrid, el uso del transporte público ya supera al privado, no así en el conjunto de la comunidad. Es un clamor y hace falta una ley de movilidad regional que permita remodelar los accesos a la ciudad. Estoy convencida de que habrá un Gobierno de izquierdas en la Comunidad de Madrid, lo cual favorecerá mucho el impulso del Consorcio Regional en lo que hoy se necesita: despolitizar el transporte y unos mayores niveles de planificación, además de escuchar a los ayuntamientos para tejer mejores redes de transporte.

"La revolución del transporte público es imparable"

Estoy convencida de que la revolución del transporte público es imparable. Ahora hay candidatos que sacan ideas como el metro nocturno, que nosotros hemos estudiado y aplicado en algunos momentos, pero realmente hablan de eso para obviar lo que ha pasado esta legislatura con la falta de planificación en cuanto a la frecuencia y capacidad del metro. Nosotros planteamos volver al accionariado del metro para ayudar en la inversión.

En su programa hablan de establecer normas para el funcionamiento de las VTC, ¿se plantea eliminar los VTC de Madrid?

Este miércoles se publica la ordenanza de VTC de Madrid. Nosotros hemos regulado todo aquello que es competencia del Ayuntamiento y podemos regular, la reducción de los horarios, las libranzas, las condiciones de los vehículos, las tecnologías que utilizan, la imposibilidad de usar los carriles bus, el acceso a Madrid Central... El resto de elementos, como el tiempo de precontratación, lo debe regular la Comunidad de Madrid, que no quiso regularlo. Los partidos de izquierdas que concurrimos a estas elecciones tenemos una posición común respecto a este tema y creemos que se tiene que regular el sistema de autorizaciones de las VTC. Ciudadanos, PP y Vox , que yo sepa, están por la liberalización a tope de las VTC, nosotros no, porque el taxi es un sistema que entra dentro de los servicios públicos, que deben estar controlados.

Otro de los temas polémicos durante la legislatura fue la suciedad de Madrid. En unos años terminan los contratos del servicio de recogida de basuras. ¿Se han planteado la remunicipalización?

Yo voy a proteger dos cosas; la calidad del servicio y los trabajadores. Es imposible que todos los trabajadores pasen a ser empleados públicos sin un concurso de oposición y mérito. Por tanto, proponemos incrementar un 45% el presupuesto para aumentar la capacidad de creación de empleo en el sector. Este porcentaje son unos 90 o 100 millones de euros anuales destinados a la contratación de personal y mejora de condiciones. Necesitamos más barrenderos, más jardineros y más trabajadores de residuos en calle con unas buenas condiciones laborales, pero yo no puedo garantizar que todo el volumen de trabajadores que hay en la actualidad puedan ser subrogados de manera directa al Ayuntamiento de Madrid.

La Comunidad de Madrid ha enviado ya el informe ambiental de la denominada Operación Chamartín al Ayuntamiento y ustedes tienen que aprobarlo en pleno extraordinario antes de las elecciones, ¿Qué van a hacer?

Lo primero, no deja de ser curiosa la fecha y el momento que elige la Comunidad de Madrid para anunciar esto. Por lo que he escuchado a la alcaldesa, se hablará con todos los grupos de ese informe, que no conocíamos y no conocemos, y en base a ello se determinará que hacer. 

La delegada del Área de Gobierno de Medioambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Inés Sabanés./ FERNANDO SÁNCHEZ GÓMEZ

Pero, ¿usted es partidaria de la Operación Chamartín?

Nosotros heredamos un problema enorme y creo que se han buscado las mejores soluciones viables para cerrar la ciudad por el norte, que es algo que es necesario. Una vez se inicie el procedimiento, se tendrán en cuenta las consideraciones oportunas para que el proyecto sea importante para toda la ciudad.

Durante su gestión, parte de los proyectos aprobados han respondido a procesos de participación ciudadana, ¿continuarán con el modelo de Decide Madrid?

Sin duda. Llegar a consensos es muy importante y esto nos permite incorporar a nuestras políticas la visión de los vecinos de Madrid. Hay proyectos emblemáticos que han llegado a por esta vía. A veces, en la vorágine de la gestión, no se tiene la perspectiva de lo que realmente le puede importar a la gente.

El Gobierno británico declaró la situación de “emergencia climática” hace varias semanas. En los últimos días algunas instituciones españolas como la Politécnica de Barcelona han seguido su estela, ¿tienen pensado hacer lo mismo?

Totalmente. Creo que debemos reconocer la emergencia climática cuanto antes. El cambio climático ya está aquí y precisamente por ello es más contundente hablar de emergencia climática. Errejón ya ha anunciado que será una de sus primeras medidas y, por supuesto, desde el Ayuntamiento le seguiremos. Esa perspectiva de la emergencia climática implica un seguimiento del problema y recoge un llamamiento que viene de las calles y los jóvenes que se manifiestan. 

Lleva mucho tiempo en política, quizá usted pueda saber qué ha cambiado en este mundo para que los problemas climáticos pasen a ser pilares centrales de los programas electorales.

La verdad que, modestamente, todo tiene que ver con apostar por medidas valientes y con no esconder el problema. Ello, combinado con la creciente movilización social ha permitido que la política verde no sea algo sectorial, sino un asunto estratégico que tiene que ver con la economía, la forma de vivir y el modelo de consumo. Que todo ello impregne cada vez más a la política es una de las cosas más positivas que saco de la última legislatura. 

También ha habido cambios en la izquierda, ¿cómo afronta la fragmentación de la izquierda?

No soy partidaria de lo que convencionalmente se define como "división". Yo, que tengo una mirada de largo recorrido, he peleado mucho por los espacios abiertos, donde la colaboración sea más importante que la confrontación y donde nos unan más las causas comunes que las casas comunes. Por ello he apostado por un modelo de esas características. Todavía estamos en momentos de cambio muy importante y ello produce, más que divisiones, acuerdos de geometría variable. A mí esto me parece que es producto de todos los movimientos que impulsaron el cambio político en España. Eso se traduce en una diversidad de proyectos y tendremos que saber cómo gestionar durante un tiempo qué es lo que nos une y qué es lo que nos separa. No estamos en tiempos de partidos, sino en tiempos de movimientos amplios y cambiantes, y eso hay que saber mirarlo de una forma positiva. Seguir analizando la política del siglo XXI con los esquemas anteriores es un error. 

La delegada del Área de Gobierno de Medioambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Inés Sabanés./ FERNANDO SÁNCHEZ GÓMEZ

La derecha también aparece fragmentada, ¿cómo afronta la irrupción de Vox?

Hemos vivido muchas cosas como para sentir miedo… Me genera muchísima inquietud. No tanto la ultra derecha, sino como están involucionando a Europa con mensajes que pueden hacer mella ante la desilusión y la ansiedad de muchísima gente. Hay que combatir claramente los postulados de fondo. Por eso valoro tanto que una persona como Manuela Carmena haya decidido quedarse, porque las personas como ella, que han significado tanto en las luchas de este país, son un muro de contención de postulados peligrosos para la convivencia, la solidaridad y otras tantas cosas que hemos conquistado poquito a poquito.

En un momento de crisis climática, Equo no se presentará a las elecciones europeas debido a una disputa interna, ¿qué opina de ello?

Ahora mismo no tengo cargos de responsabilidad en Equo, aunque he ocupado cargos. A Equo le está pasando lo mismo que le está pasando al conjunto de la izquierda. Las organizaciones tienen distintas actuaciones y distintos acuerdos en distintos territorios y eso es algo que habrá que gestionar cuanto antes. Estoy segura de que se alcanzará una recomposición y se encontrará un modelo en el que se pueda sumar en función de las causas y no de las identidades. 

Más noticias en Política y Sociedad