Público
Público

Interior justifica la multa por llevar una bandera antifascista a una protesta contra Vox en Zaragoza

En una respuesta enviada al diputado de EH Bildu Jon Iñarritu, el Gobierno señala que los agentes de la Policía Nacional actuaron "con plena neutralidad política e ideológica en el ejercicio de sus funciones". 

Caravana Vox Zaragoza
Protestas contra la caravana realizada por Vox el pasado 23 de mayo en Zaragoza. EUROPA PRESS

Si hay un acto de ultraderecha y a alguien se le ocurre protestar con un símbolo del antifascismo, la Policía Nacional puede acabar multando a ese alguien. Luego, si el Gobierno es preguntado sobre la legitimidad de tal actuación, la respuesta será que no hay nada reprochable en ello. Así lo entiende el Ministerio del Interior y así lo ha dejado escrito en una respuesta enviada al diputado de EH Bildu Jon Iñarritu, quien había preguntado sobre un hecho de estas características registrado en Zaragoza.

El representante de la coalición soberanista vasca llevó al Congreso lo ocurrido el pasado 23 de mayo en la capital aragonesa. Ese día, Vox organizó caravanas de coches en distintas ciudades para protestar contra el "estado de abuso" del Gobierno durante la gestión de la crisis del coronavirus. En el caso de Zaragoza, la manifestación rodada acabó con multas entre quienes estaban a pie.

Según trascendió entonces en las redes sociales, la Policía Nacional impuso una sanción vía ley Mordaza a una persona que, según consta en la denuncia, portaba "una bandera en la que pone antifascista en zona de recorrido de concentración comunicada y autorizada del partido político Vox". 

"Se interviene la bandera en prevención de alteración del orden público", agregaba la Policía en ese documento, donde consta además que la sanción fue impuesta a las 12.00 en la Plaza Aragón de Zaragoza. 

En una pregunta remitida al Gobierno, Iñarritu preguntaba los motivos concretos por los que fue impuesta esta multa, al tiempo que resaltaba que "no consta en los hechos denunciados ninguna desobediencia ni resistencia". El diputado abertzale consultó además si "se va a materializar dicha sanción" y si el Gobierno ha abierto "algún expediente o sanción contra el agente denunciante".

En su respuesta, Interior no aclara si ha habido alguna investigación en torno a la actuación policial. Por el contrario, sostiene que "los agentes procedieron a identificar a la persona portadora de la bandera, resultando que la misma iba indocumentada, logrando confirmar su identidad tras diversas gestiones", tras lo cual decidieron multarlo vía artículo 36.6 de la ley Mordaza. "No obstante, de los hechos expuestos en el acta, la autoridad sancionadora podrá o no advertir si la conducta descrita se ajusta a lo que establece la citada ley", subraya.

"Neutralidad política"

El Ejecutivo defiende además que "los agentes actuantes ejercieron su actividad conforme a los Principios Básicos de Actuación, con plena neutralidad política e ideológica en el ejercicio de sus funciones" y remarca que la actuación policial "se ha ajustado a la normativa vigente".

En otro punto de la respuesta a Iñarritu, destaca que durante las protestas contra la caravana de la ultraderecha en Zaragoza "se realizaron 17 actas de propuesta de sanción a 16 personas, por intervención de armas blancas, de tirachinas, adoquines, drogas, caltrops (objetos para pinchar ruedas de vehículos en marcha), palos y por increpar a personas que participaban en la manifestación autorizada".

Seguido, Interior reconoce que "la única bandera intervenida fue la descrita anteriormente", en relación al símbolo antifascista que dio lugar a la multa.

Más noticias de Política y Sociedad