Público
Público

Interior pone escolta a Rivera, Abascal y Ortega Smith al prever "riesgos" durante la campaña

El Ministerio rechaza la queja de Torra por retirarle la escolta fuera de España y dice que actúa como con otros altos cargos

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3

Javier Ortega Smith, Santiago Abascal y Albert Rivera, con Pablo Casado y otros dirigentes de Vox, PP y Cs, en la manifestación para reclamar el adelanto de las elecciones. EFE

El Ministerio del Interior que dirige Fernando Grande-Marlaska ha acordado poner escoltas al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera; al presidente de Vox, Santiago Abascal, y al número dos de esta formación, Ortega Smit, por entender que puede existir un”riesgo cierto” a su seguridad personal, que se puede incrementar durante la próxima campaña electoral.

La decisión se tomó, según fuentes policiales, tras un informe favorable de la comisión de riesgos, que ha tenido muy en cuenta las elecciones que se avecinan, así como otra serie de circunstancias que concurrían en cada caso.

Las fuentes consultadas explican que Vox solicitó el pasado 21 de diciembre un servicio de escoltas para sus máximos dirigentes, así como vigilancias para sus sedes, argumentando que estaban siendo objeto de múltiples amenazas y ante el temor de que pudieran concretarse durante la campaña electoral. Interior aclaró que antes de esta fecha, en contra de lo que afirmó la formación ultraderechista, nunca habían solicitado nada.

Tras un reunión técnica, la dirección policial acordó prestar este servicio sólo a los dos máximos dirigentes del partido, dejando en estudio la vigilancia a las sedes de esta formación, ya que muchas de ellas son provisionales.

La decisión, según explicaron fuentes policiales, se toma sólo por criterios técnicos y profesionales que evalúan el riesgo real, independientemente que las personas que lleven escoltas tengan cargo público o no. De hecho, según explicaron, hay cargos públicos de relevancia que no disponen de escoltas porque no se considera necesario que la tengan.

De hecho, el propio Albert Rivera no ha tenido escolta del Ministerio del Interior hasta que se ha decidido que la tenga hace unos días, al considerarse también que el líder de Ciudadanos debía de contar con una protección especial durante la campaña electoral.

Por otra parte, el Ministerio del Interior también aclaró que no hay ningún trato discriminatorio contra el presidente de la Generalitat, Quim Torra, por no haberle permitido llevar escolta en un reciente viaje a Bruselas.

El departamento de Grande-Marlaska dice que esta decisión se basó en una circular de 2012 en la que se condiciona la escolta fuera de España a que la persona que la lleva tenga un “riesgo cierto”, lo que se no se consideró en el caso del president.

Dichas fuentes apuntan que otros ministros y altos cargos también viajan al extranjero en numerosas ocasiones sin escoltas, siempre atendiendo a los criterios policiales de seguridad, y sólo en algunos caso se avisa a la Policía del país que visitan para que ellos presten dicho servicio.

Más noticias en Política y Sociedad