Público
Público

IU afirma que TiSA es un peligro para la democracia y deja ver “la hipocresía” de Bruselas

La eurodiputada de Izquierda Unida,Paloma López, critica con dureza a la Comisión por ocultar al Parlamento Europeo el contenido real de las negociaciones, después de que WikiLeaks y medios de comunicación difundieran ciertos documentos

Publicidad
Media: 4.71
Votos: 14

Viñeta de Wikileaks sobre el acuerdo TiSA.

MADRID.- La eurodiputada de Izquierda Unida Paloma López ha criticado con dureza a la Comisión Europea por estar ocultando al Parlamento Europeo el contenido real de las negociaciones del Acuerdo sobre el Comercio de Servicios (TiSA), después de que WikiLeaks y una serie de medios de comunicación internacionales hayan difundido este miércoles documentos que ponen de manifiesto cómo este Tratado, que negocian 23 estados de todo el mundo, EEUU y la UE, supone un verdadero peligro para todos los aspectos de la democracia.

"La importancia de las filtraciones demuestra una vez más la hipocresía de la Comisión, cuando afirmaba que todos los documentos de la negociación estaban disponibles para el Parlamento Europeo", ha dicho López. 

La Comisión Europea niega tajantemente que este acuerdo comercial esté centrado en la privatización y desregulación de los servicios públicos, en la desregulación financiera o de los transportes y, sobre todo, que las negociaciones sean secretas.

Hasta la fecha, la eurodiputada había presentado tres preguntas parlamentarias sobre el TiSA, recibiendo en todas ellas respuestas tipo en las que la Comisión Europea niega tajantemente que este acuerdo comercial esté centrado en la privatización y desregulación de los servicios públicos, en la desregulación financiera o de los transportes y, sobre todo, que las negociaciones sean secretas.

Por ejemplo, el 27 de febrero de este año, la eurodiputada de IU preguntaba, después de la onceava ronda de negociaciones, si el TiSA “tendría como efecto una desregulación del sector financiero al estimular la sustitución de la actividad bancaria tradicional por nuevos instrumentos y mecanismos financieros sometidos a menor supervisión”.

En su respuesta, la Comisión aseguraba que “en estas negociaciones se trata de permitir el acceso de proveedores extranjeros a los mercados de servicios”, que “no se trata de una iniciativa de desregulación” y que un futuro acuerdo “no limitará la capacidad de las partes de regular sus mercados financieros, siempre que no se produzca una discriminación entre los proveedores nacionales y los extranjeros”.

Los documentos hechos públicos por WikiLeaks indican todo lo contrario, que el TiSA pretende eliminar los controles y los obstáculos para la liberalización global de los servicios financieros, suprimiendo todos los límites y restricciones a productos altamente peligrosos para la estabilidad de la economía global.

La eurodiputada de IU no tiene dudas de que “el TiSA es el plan B de la Comisión y el gran capital por si debe abdicar de las propuestas más agresivas contenidas en el TTIP", por lo que ha llamado a " ampliar el marco de la contestación y las luchas a una confrontación directa con el conjunto de la agenda comercial de la UE".

Más noticias en Política y Sociedad