Público
Público
jefe de los Mossos d'Esquadra

Josep Maria Estela i Ribes: "Los atentados del 17-A suponen un antes y un después para los Mossos"

El comissari en cap dels Mossos, Josep Maria Estela, al seu despatx de la seu principal del cos policial al Complex Central Egara, on es va fer l'entrevista.
El comisario jefe de los Mossos, Josep Maria Estela, en su despacho de la sede principal del cuerpo policial en el Complejo Central Egara  D.I.

El comisario jefe de los Mossos d'Esquadra recuerda los terribles atentados del 17-A y analiza para Público los hechos de forma minuciosa. En ese momento, era el jefe policial de las Terres de l'Ebre y se hizo cargo de la investigación de la explosión en la casa de Alcanar donde se preparaba uno de los mayores atentados de Europa y donde murieron algunos de los terroristas, tales como Es-Satty, cerebro del ataque.

Josep Maria Estela (Alcarràs, 1970) es en la actualidad el máximo mando del cuerpo de Mossos d'Esquadra tras sustituir, hace poco más de medio año, al mayor Josep Lluís Trapero. Tiene pues una perspectiva privilegiada para analizar los terribles atentados del 17 de agosto de 2017, hace cinco años, en las Ramblas de Barcelona y en Cambrils.

Estela es uno de los mandos que conoce mejor Catalunya ya que ha sido jefe policial en buena parte de las regiones policiales del país. En el momento del atentado era el máximo responsable de los Mossos en las Terres de l'Ebre [zona sur de Catalunya] y tuvo que hacerse cargo de la investigación de la explosión de la casa de Alcanar, la base central del grupo de terroristas yihadistas. Hoy tiene bajo su mando a más de 17.000 agentes y ha iniciado una profunda reorganización de una policía que fue aclamada en Catalunya y aplaudida a nivel internacional por su eficiente reacción frente a los atentados que conmocionaron a Barcelona y a toda Catalunya.

¿Cómo recuerda aquel día de hace cinco años, cuando se produjo la explosión en Alcanar?

Me costará olvidar el 17 de agosto de 2017, como comprenderá. Yo acababa de llegar de vacaciones y me reincorporé a trabajar el 16 de agosto. Ya había terminado y había cenado en casa cuando, pasadas las 11 de la noche (la explosión fue a las 23.16 horas), me llaman para informarme de una explosión muy violenta en Alcanar con una casa muy dañada y que han hallado restos humanos que indicaban que al menos había una persona muerta.

¿Cuál fue la primera impresión? Se habló inicialmente de una explosión de gas...

Al día siguiente por la mañana (17-A) fui personalmente al lugar de los hechos. Recuerdo muy bien ese día. Todo apuntaba a que era una explosión de gas, pero no podíamos descartar que fuera cualquier otra causa. Además, hacía tres meses que había habido otra explosión en Calafell, donde habíamos encontrado bombonas de gas y botellas llenas de ácido. En Calafell se trataba de un laboratorio clandestino de fabricación de droga sintética. Y pensamos que podíamos estar ante algo similar. Con el paso de las horas, fuimos encontrando más indicios en ese sentido. Entre ellos, la identidad de una de las personas fallecidas en la casa de Alcanar. Concretamente la de Abdelbaki es-Satty, que tenía antecedentes por temas de salud pública (drogas).

La situación era dantesca, ¿verdad?

"Hallamos restos humanos sobre los tejados de casas de primera y segunda línea"

El escenario estaba devastado y nuestros agentes de la científica e investigación recogían restos humanos. Hay detalles muy escabrosos de esas horas que recuerdo. La magnitud de la tragedia era muy grande. Piense que encontramos restos humanos sobre los tejados de casas de primera e incluso segunda línea frente a la explosión. También poco a poco fuimos teniendo más información sobre los propietarios de los coches aparcados y, a media mañana, ya teníamos claro que al menos estábamos ante dos personas fallecidas por los restos humanos recogidos (el otro fallecido fue Youssef Aalla).

Por tanto, ¿era evidente que una explosión de gas convencional no había sido?

Los jefes policiales no solemos personarnos en una explosión de gas. Si yo estaba allí al día siguiente, con equipos de la científica y del Tedax (desactivadores de explosivos) es porque no era una explosión de gas normal. Algo ocurría. Ser capaces o no de terminar de definir qué es lo que había pasado, esto es otra cosa.

Younes Abouyaaqoub atropella a decenas de personas en la Rambla de Barcelona a las 16.53 del 17-A. ¿En qué momento atan cabos de la conexión terrorista de la casa de Alcanar?

A las cinco menos diez minutos.

Eso es poco antes del atentado y justo cuando se produce la segunda explosión en la casa mientras se hacían tareas de desescombro…

"Los que estábamos en Alcanar 'in situ' atamos cabos antes"

Desde el punto de vista oficial, el cuerpo de Mossos d'Esquadra comprueba que existe una relación después de los atentados de las Ramblas, a partir de ligar la documentación encontrada en la furgoneta de Barcelona. Pero los que estábamos en Alcanar insitu atamos cabos. La explosión que usted dice fue muy virulenta y es un milagro que no sufriéramos aún más daños. Recuerdo tener a Mossos heridos ante mí que no oían nada de lo que les decía porque tenían muy afectado el tímpano y un agente tendido en el suelo inconsciente que nos hizo sufrir mucho.

En medio de todo esto, oímos por nuestra emisora el aviso: 'Ataque en las Ramblas'. La información que llegaba era de lo que parecía un atentado terrorista en las Ramblas de Barcelona. Yo en ese momento ya vi que estábamos ante dos cosas que tenían relación. Al día siguiente, el 18, ya pudimos confirmarlo con documentación y otras pruebas que encontramos. Recuerdo muchas cosas más, la reacción del cuerpo de Mossos d'Esquadra muy rápida y potente en aplicación del Cronos (operativo de los Mossos que activa todas las unidades en caso de atentado terrorista), Cambrils... Son unos días que recordaré el resto de mi vida.

¿La casa de Alcanar nunca había estado bajo sospecha pese a acumular decenas de bombonas de gas?

No. Nadie nos hizo llegar nada, ni teníamos ninguna información. No tenemos constancia de ninguna actuación nuestra al respecto de la casa antes de la explosión.

¿Cómo pudo ocurrir esto?

Porque ese es un lugar en las afueras de Alcanar y los vecinos de alrededor no eran fijos, sino que eran vecinos que alquilaban las casas temporalmente. Unos eran belgas, otros franceses, etc. Cuando tú llegas nuevo a un sitio no te llama nada la atención porque en 15 días o un mes de vacaciones no sabes qué es normal y qué no.

¿Por tanto, ahora podría volver a pasar?

"Hoy no puedes comprar cien litros de acetona como lo podías hacer antes"

Después de los atentados de hace cinco años, ha habido una serie de actuaciones de mejora. Algunas tienen que ver con la acción policial y otras con la normativa y legislación vigente sobre determinadas sustancias. Hablo del reglamento europeo sobre los precursores de explosivos que limita y fiscaliza la venta de determinados productos a particulares y en algunos casos incluso la prohíbe. Se busca tener una trazabilidad. Hoy no puedes comprar cien litros de acetona como lo podías hacer antes, como no puedes comprar 200 litros de ácido úrico o de otros.

Esa es una mejora, pero en términos policiales, ¿qué aprendieron de los atentados?

"Dedicamos más energías a la prevención y detección de procesos de radicalización"

Muchas cosas, sin embargo, hay tres ámbitos que hemos potenciado mucho: la prevención, la detección y la intervención. Si hay algo que ha cambiado y ahora le dedicamos muchos más recursos y energías es la prevención y detección de procesos de radicalización.

¿Qué representó el 17-A para el cuerpo de Mossos d'Esquadra?

Ese día se producen unos hechos que marcan un antes y un después para los Mossos, a nivel de sociedad y de concepto de lo que es el terrorismo yihadista. Es que, si no lo hubiera, no estaríamos haciendo bien el trabajo. Y debo decirle que estamos trabajando muchísimo el ámbito de la prevención, como nunca lo habíamos hecho. De forma coordinada con el resto de policías de Europa y de España. Hay organismos que son herramientas como el CITCO (Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado) que han tomado mucho protagonismo.

"Si no hay una respuesta coordinada y globalizada de las policías, poco haremos"

Las organizaciones criminales, tanto las terroristas como las que se dedican a otro tipo de delitos, están cada vez más coordinadas, estructuradas y globalizadas. Por tanto, si no hay una respuesta coordinada y globalizada por parte de las policías, poco haremos.

Llevamos a cabo muchas actuaciones conjuntas con Policía Nacional y Guardia Civil, y otras policías europeas, y algunas están relacionadas con el terrorismo yihadista. Hace unas semanas hicimos un par de detenciones y uno de ellos se detuvo en una operación conjunta con el Cuerpo Nacional de Policía.

¿Quiere esto decir que ahora los Mossos ya tienen acceso a toda la información de inteligencia necesaria, incluida la internacional, o ser un cuerpo autonómico los limita?

Hemos dado un paso, aunque todavía tenemos campo para recorrer a la hora de acceder de forma directa a las bases de Europol. Pero toda esa información que necesitamos a nivel europeo e internacional la tenemos. Pasamos por Madrid, por el Ministerio del Interior, pero la tenemos mediante los organismos correspondientes de coordinación europea. Y si el día de mañana conseguimos poder consultar algunas de estas informaciones directamente en las bases europeas, pues mejor, pero eso no quitará que deberemos seguir coordinándonos con la Guardia Civil y la Policía Nacional. Porque no hacerlo no tendría sentido. El resumen es que tenemos acceso a toda la información que necesitamos.

Por tanto, ¿se puede decir que ahora mismo la relación entre cuerpos policiales del Estado y los Mossos es buena? ¿Hubo momentos difíciles hace cinco años?

Son muy buenas. Yo le puedo hablar desde que estoy en la Jefatura. Nosotros tenemos la obligación de movernos en la más absoluta y radical neutralidad política. Dicho esto, los cuerpos de policía, independientemente del ruido político que haya de fondo, deberíamos seguir trabajando siempre como técnicos de la seguridad pública, dentro de un marco de confianza. Entre otras cosas porque creo que es un derecho de los ciudadanos y una obligación nuestra hacerlo. Ésta es la base.

¿Pero la relación se deterioró o estropeó en el periodo que va desde los atentados al referéndum del 1-O?

"Le engañaría si dijera que el 1 de octubre no afectó en nada a la relación"

No sé si deteriorar o estropear son las palabras, pero lo que está claro es que en momentos como los del año 17, después del 1 de octubre y las derivaciones judiciales que comportó, entre otros de algunos de nuestros mandos, le engañaría si le dijera que no afectó en nada. Está claro que afectó un punto en la relación entre los cuerpos policiales. Pero creo que lo más importante es que hoy y desde hace meses estamos en el sitio que queremos estar. Y más allá de simpatías o no personales que pueda haber entre los cuerpos policiales, y me consta que desde el punto de vista personal existe una normalidad absoluta, tenemos la obligación de coordinarnos y de trabajar conjuntamente. Por eso quiero poner en valor el nivel de colaboración existente actualmente entre los Mossos, la Policía Nacional y la Guardia Civil.

¿La explosión en Alcanar abortó unos atentados aún mucho más graves de lo que se produjo? ¿Podrían haber sido de los más graves de Europa?

"Iba a ser uno de los mayores atentados de Europa sin ningún tipo de duda"

Sí, sin lugar a dudas. Con la información que tenemos, podemos decir que las acciones planificadas tenían que ver con un atentado de gran escala y magnitud. Quizás podían estar focalizadas en París y muy probablemente en la Sagrada Familia de Barcelona. Por la cantidad de bombonas de butano y de material que llevaban y el tipo de explosivo utilizado, el TATP (triperóxido de acetona conocido como la Madre de Satán), estamos hablando de uno de los mayores atentados de Europa sin ningún tipo de duda.

¿La Rambla de Barcelona estaba suficientemente protegida? ¿Se han realizado cambios en la protección de lugares turísticos y concurridos?

Hablamos de un 17 de agosto y de que Catalunya en agosto está llena de turistas. Tenemos Tarragona, Salou, Costa Brava, Barcelona en múltiples espacios y lugares llenos de turistas. Todo no puede perimetrarse. No podíamos estar en todas partes. Pero el dispositivo Cronos sí que lo hemos modificado y retocado para intentar reaccionar lo más rápidamente posible. Le damos mucha importancia a la capacidad de reacción. Y dentro de nuestro plan operativo antiterrorista específico hemos analizado los lugares donde creemos que debemos estar de forma permanente.

La desactivación del grupo terrorista supuso la muerte de todos los integrantes. ¿No podía haberse hecho de otra forma?

"Habían demostrado no tener ningún tipo de escrúpulos para asesinar"

Los Mossos siempre decimos que la ley nos obliga a actuar de forma proporcionada y congruente y en este caso está clarísimo que era un escenario de mucha tensión con alguien por delante que te está amenazando con hacer estallar unos explosivos. Tras los hechos producidos en Barcelona, habían demostrado no tener ningún tipo de escrúpulos para asesinar a tanta gente como pudieran. Y en la huida asesinaron a otra persona y por tanto era evidente que estaban dispuestos a todo. Un policía opta por intentar neutralizar a la persona que tiene delante y no es fácil muchas veces abatirla sin provocarle la muerte y más en una situación en la que el otro viene hacia ti dispuesto a todo. Por tanto, no tengo nada que matizar sobre nuestra actuación.

La figura del imán Es-Satty ha generado muchas teorías. Entre ellas que no está muerto y que huyó de Alcanar antes de la explosión. ¿Es posible?

Nuestra investigación dictamina que la identidad de las dos personas que encuentran los restos en la casa de Alcanar son las que son y una de ellas es Es-Satty. Y me remito a nuestra instrucción de atestado que entregamos en su día al juzgado correspondiente en el que se determina la identidad de las dos personas.

¿Pero entiende que algunas víctimas hayan expresado sus dudas y que en el juicio hayan pedido una investigación sobre el asunto porque consideran que las pruebas de ADN no eran fiables?

Más que entenderlas, las respeto al cien por cien. Más aún, teniendo en cuenta las circunstancias de las que hablamos. Respeto absolutamente el criterio de todas las partes en un procedimiento judicial y en especial la opinión de las víctimas. Tienen todo mi respeto y consideración. El procedimiento judicial en el que estuvimos todos inmersos ofrece las garantías suficientes para que todo el mundo pueda alegar lo que considere o mostrar su disconformidad en cualquier aspecto.

Otro aspecto que ha generado controversia es la relación de Es-Satty con el CNI tal y como explicó en primicia Público en una extensa investigación. ¿Tiene constancia? ¿Por qué no recibieron información sobre el imán de los servicios secretos españoles?

"Habría que preguntar al CNI qué es lo que sabían y qué no del imán de Ripoll"

No sé exactamente la información que tenían sobre él. Hay que partir de la base de que entra en la lógica de los servicios de inteligencia de los distintos países, al igual que los servicios de información de las diversas policías, mantener contactos con determinadas organizaciones criminales mediante confidentes o agentes infiltrados. Porque uno de nuestros objetivos es conocer estas organizaciones criminales. Creo que no descubro nada nuevo. Porque esto es lo que permite establecer un alto nivel de prevención y evitar cosas. Por tanto, lo encuentro dentro de la normalidad. Y no siempre se pasa la información de un cuerpo policial a otro. Depende de cuál es la información de la que se dispone.
En este caso no sirvió para prevenir el atentado y no se pasó la información...
En este caso en concreto habría que preguntarles a ellos cuál era el nivel de conocimiento y qué es lo que sabían y qué no de Es-Satty. Y a partir de ahí por qué lo pasaron o por qué no.

¿Es-Satty es el cerebro de los atentados o un delegado del verdadero inspirador del ataque que está fuera del Estado español?

Es el responsable de los atentados, el máximo responsable.

¿Nos quedan cosas por saber o la investigación ya está plenamente cerrada?

La investigación, con todos los elementos y pruebas que tenemos nosotros encima de la mesa, está cerrada. Si el día de mañana aparecen nuevos elementos, será necesario valorar si toca reabrirla o no.

Se publicó que los Mossos habían recibido un aviso de la CIA o alguna agencia de EEUU antes de los atentados. Ustedes lo han negado siempre, pero ¿a qué atribuyen que apareciera a continuación de los atentados esta información?

"Se pueden calificar claramente de intoxicación"

No quisiera parecer que rehúyo la pregunta, pero como antes con el CNI, creo que esto debería preguntarse a los que publicaron unas noticias que se pueden calificar claramente de intoxicación. A mí me toca ser respetuoso con los medios de comunicación como con todos. Pero lo que le puedo decir es que me ratifico en lo que ya dijimos, que nosotros no teníamos ninguna comunicación sobre la posibilidad de un atentado en las Ramblas. Está claro que si hubiésemos tenido una información concreta al respecto, habríamos tomado medidas.

Los Mossos fueron aclamados por la ciudadanía después del atentado, pero tras las protestas por las detenciones del 1-O surgieron muchas críticas por la actuación policial en las manifestaciones. ¿Entiende el cambio de posición de la gente?

Esto forma parte de nuestro ADN como sociedad. Nos ocurre con el equipo de fútbol de referencia o con las instituciones. Debemos normalizar que la sociedad tiene todo el derecho del mundo a opinar sobre nuestra actuación. Queremos ser la policía de referencia de Catalunya, somos una policía integral de base territorial y trabajamos por un modelo de proximidad y transparencia. Vamos al Parlament a explicar este modelo de orden público y estamos a su disposición para que nos diga qué herramientas podemos utilizar y cuáles no. Si quiere, puede mirar qué policías actúan de esta forma. Y quiero decirle que las últimas encuestas de valoración sitúan a los Mossos en el primer lugar. Los catalanes somos exigentes y debemos seguir siéndolo con todos nuestros servicios públicos, desde la enseñanza a la sanidad, pasando por nuestra policía. Y nosotros responderemos explicando qué hacemos y cómo lo hacemos.

¿La Comisaría General de Información tiene suficientes agentes con capacidad para infiltrarse en las redes yihadistas o es complicado disponer de ellos?

Ambas cosas son verdad. Tenemos gente destinada a realizar todo este trabajo de monitorización de las redes sociales. Nuestra sociedad también nos da información mediante determinados ámbitos específicos. Por ejemplo, en el terreno del terrorismo y del extremismo violento son importantes las instituciones penitenciarias, las escuelas, las policías locales y trabajamos mucho estos ámbitos para detectar procesos de radicalización. Y como usted hacía referencia, trabajamos con otras formas de intentar saber todo lo que se mueve en el mundo del extremismo. Destinamos muchos recursos y mucha gente, y cuanto más, mejor, pero también es verdad que es una tarea difícil.

¿Cómo es la relación con las comunidades islámicas de Catalunya?

Es buena. Tenemos contacto con todas las comunidades religiosas y la islámica es una más. Hay buena relación.

¿Sigue la tarea de captación de yihadistas en Catalunya?

En el mundo.

Pero se había hablado de que Catalunya era un epicentro en ese sentido del sur de Europa. ¿Es así?

Yo no me atrevería a poner a Catalunya en ningún ranking. Pero está claro que continúa la actividad de captación.

¿Qué grado de alerta antiterrorista está vigente?

"El peligro ahora puede venir de una acción unilateral de una persona que está sola en su casa"

Cuatro sobre cinco. Es el nivel de alerta que pone el CITCO y se evalúa semanalmente. Y los Mossos participan en la valoración. Cuatro sobre cinco significa que existen probabilidades de que se produzca un atentado en cualquier momento. También tengo que decirle que la situación es diferente a hace meses o años. Ahora no hablamos de grupos organizados sino de que el peligro puede venir de una acción unilateral de una persona que está sola en casa y que se adentra en un proceso de radicalización y que puede tomar la decisión de realizar unas acciones en un momento determinado. Este perfil es el de las dos detenciones que hemos realizado en Tarragona.

¿Cinco años después? La gente no tiene tanta sensación de peligro sin atentados graves en Europa y con el ISIS derrotado en Siria o Irak...

Pues si alguien necesita explicaciones, se las daremos. Porque tenemos un continente al sur que se llama África y donde hay países en los que ocurren cosas y donde el DAESH está cogiendo más fuerza que nunca.

¿África y en concreto el Sahel es la zona que más les preocupa?

La principal preocupación para los Mossos es Catalunya y lo que ocurre aquí. Pero todo está interconectado y relacionado. Por tanto, debo decir que sí. Aunque más que preocupación, diría que esto es una de las explicaciones de por qué estamos en cuatro sobre cinco.

¿Los Mossos tienen el sistema Pegasus? ¿Qué opina de la polémica que se ha generado en torno a este sistema de espionaje?

"Siempre me he manifestado a favor de que tengamos herramientas como el Pegasus"

No lo tenemos. Tenemos un programa muy potente que es con el que llevamos a cabo cientos y cientos de intervenciones de comunicaciones cada año, siempre con supervisión judicial. Siempre me he manifestado a favor de que tengamos herramientas como el Pegasus, aunque no sea esta marca en concreto, que nos permita infectar móviles para saber todo lo que está pasando ahí dentro. Lo tengo clarísimo.

Hay críticas al respecto...

Mire, la clave de todo es el uso y no la herramienta. También todos los Mossos que trabajan en la calle llevamos un arma corta reglamentaria, pero el problema no es llevar el arma, sino su uso. Y lo tenemos muy regulado. Sólo se pueden utilizar para defensa en una situación de peligro para la integridad física y la vida de terceras personas o de nosotros mismos. Pues con ese aparato ocurre lo mismo. Esta tecnología debe utilizarse adecuadamente y siempre bajo tutela de un juez. Siempre. Y quien crea que no debemos tenerlo le invito a reflexionar sobre la existencia de organizaciones criminales que tenemos en nuestro país dedicadas al terrorismo, tráfico de drogas, prostitución, pornografía infantil o el cibercrimen.

Yo preguntaría si no creen que la policía debe disponer del máximo de herramientas posibles para investigar y saber cuáles son las intenciones de estas personas. Siempre bajo tutela judicial como le he dicho. Es un juez quien determina si podemos hacerlo o no y lo supervisa. Cuando el único objetivo es llevar sobre la mesa del juez el máximo de información de alguien que, por ejemplo, se dedica a la pornografía infantil o está activo en el terrorismo, que persigue realizar atentados contra las personas incluidos niños, si alguien cree que la policía no debe tener las herramientas que permitan hacer algo al respecto, me parece muy difícil de entenderlo. Y debo manifestar de forma clara que las policías, todas, deben tener estas herramientas para recoger el máximo de pruebas posibles de las personas que se dedican a la criminalidad en mayúsculas.

El problema es que después se utilizan para espiar a políticos como hemos visto y nadie se hace responsable. Le diría que esto es como si un agente utilizara el arma corta de forma improcedente y no le pasara nada.

Pues yo le digo claramente que quiero vivir en un país en el que, si hay algún policía o mosso que haga uso del arma fuera del ámbito legal, haya una respuesta democrática. Y que si alguien utiliza estas herramientas de control de las comunicaciones para conseguir objetivos que no están dentro del marco legal, exista una respuesta por parte de la autoridad judicial, fiscal y gobernativa. Éste es el país que quiero.

A parte del terrorismo ¿cuál es la principal actividad delictiva que preocupa a los Mossos en Catalunya?

Desde hace dos o tres años es el tema de la marihuana.

¿Más que otras drogas como la cocaína o la heroína?

Sí, sin lugar a dudas. Estas drogas están vivas, pero lo que nos produce más dolores de cabeza hoy en día es la marihuana. Por la enorme cantidad de trabajo que nos supone y por los delitos que existen a su alrededor. También por la presencia en nuestro país de estas organizaciones criminales que se instalan aquí. Por las armas de fuego que incorporan y por el tema de la corrupción que genera. Es una gran preocupación de la policía y debería serlo también de la sociedad. Nosotros somos sólo uno de los actores en la seguridad pública, pero también interviene el legislador, las políticas penitenciarias, etc. Diariamente o semanal intervenimos un gran volumen de plantas. Esta situación ya se ha dado en otros países y sabemos que comporta corrupción de funcionarios, policías, políticos, estructuras económicas paralelas a las legales...

Usted fue nombrado comisario jefe hace poco más de siete meses y ha afrontado una profunda reorganización del cuerpo. El decreto de estructura que marcará esta profunda reforma y reorganización de los Mossos, ¿cómo está?

Tenemos terminado el esbozo de lo que nosotros creemos que debería ser la estructura organizativa del cuerpo. Ahora pasará a la supervisión de nuestra dirección política y se realizarán las enmiendas que se consideren convenientes. Queremos creer que antes de Navidad lo tendremos aprobado y publicado por el Govern. El decreto dará cumplimiento a todo lo planteado. Desde el principio dijimos que queríamos un modelo de proximidad hacia el ciudadano que es nuestro primer objetivo para darle el máximo de atención. Al presentar una denuncia, cuándo nos requiere o cuándo nos encuentra patrullando por la calle. Éste es un modelo que sólo puede estar fundamentado en el territorio, que es donde se tiene el contacto con el ciudadano.

A grandes rasgos, ¿qué incluye el decreto y cuál es el objetivo?

El nuevo decreto otorga un mayor poder de decisión a los jefes de región o de comisaría y lo hace con un determinado modelo de investigación en el que ellos tienen la decisión de qué se investiga. También a la hora de tomar decisiones sobre las unidades de orden público que tenemos en el territorio buscando la implicación de estas unidades en el ámbito de la seguridad ciudadana. Es decir, que no sólo harán orden público, sino que habrá una polivalencia real que permita apoyar la seguridad ciudadana cuando no haya una manifestación.
El decreto también contempla una comisaría general nueva de tecnologías de la información y comunicación que había que crear sí o sí. Donde buscamos una mayor gobernanza propia del cuerpo en todo aquello que son las herramientas tecnológicas que necesitamos para trabajar. Desde cámaras que graban matrículas de los coches a drones, pasando por sistemas de detección de drones, o herramientas para garantizar la ciberseguridad de los propios archivos policiales. Y que lleve al grupo de ciberseguridad y crearemos la comisaría virtual. O una APP en el móvil para tener contacto directo con la policía y estar geolocalizados. Y dimensionaremos nuestra comisaría general técnica, que es nuestra tecnoestructura para poder gobernarnos mejor en todo lo que atañe al acceso al cuerpo de Mossos, desde las promociones de acceso a las de ascenso marcando los criterios y requisitos. El objetivo es reforzar el territorio y dotar al cuerpo de más tecnología. Dijimos que lo haríamos y lo estamos haciendo.

Usted también ha puesto mucho el acento en la feminización del cuerpo, pero supongo que será algo lento…

La feminización del cuerpo de Mossos d'Esquadra es un tema que nos creemos. Pero debemos llegar allá donde queremos llegar sin forzar nada. Es decir, que debemos llegar de forma natural porque no quisiera que el procedimiento que seguimos deslegitime el resultado. Tenemos deberes por hacer en este campo y me los creo. La sociedad a la que servimos tiene una diversidad de género y cultural que todavía no está suficientemente reflejada en el cuerpo. A mí me gustaría que se vea mucho más reflejada esta diversidad de orígenes, de religiones y de formas de entender la vida. Toda esta realidad debe estar presente en los Mossos y estamos trabajando con las nuevas promociones.

En los cambios realizados ha sido polémico el de la Comisaría General de Investigación Criminal (CGIC) porque investiga casos de corrupción política. Se les ha acusado de querer taparla ¿Qué tiene que decir?

Se insinuó, pero todo lo contrario. Prometimos que seríamos implacables con la corrupción y lo estamos siendo. Hemos convocado doce plazas para ampliar el grupo de anticorrupción del cuerpo. Cuando acabe el verano se harán efectivas y daremos máxima potencia al grupo de anticorrupción. Tendremos tolerancia cero en ese ámbito. Nosotros investigamos delitos y poco nos importa la ideología de las personas que los cometen y los partidos a los que pertenecen.

Más noticias