Público
Público

Juan Carlos I El rey emérito volverá una semana más a un Congreso que no cierra el debate sobre la monarquía

La Mesa de la Cámara Baja debate sobre una petición de varios partidos que piden sacar del Congreso los retratos y estatuas de Juan Carlos I, tras conocer las informaciones que apuntan a irregularidades en las finanzas de la familia real.

Juan Carlos I en el Congreso
Juan Carlos I en el Congreso, durante el aniversario de la Constitución el 6 de diciembre de 2018 / EFE

Juan Carlos I volverá a formar parte una semana más de los debates y decisiones que tienen lugar en el Congreso. La Mesa de la Cámara debatirá este martes sobre una petición de varios partidos y grupos parlamentarios que exigen la retirada de todos los retratos y estatuas del rey emérito a raíz de los escándalos que desde hace meses rodean a las finanzas del monarca, que es objeto de varias investigaciones judiciales.

EH Bildu, ERC, JxCat, BNG y la CUP registraron la semana pasada una petición para que fueran retirados "los retratos y estatuas del rey emérito Juan Carlos de Borbón que hay en sus dependencias". La decisión de estas formaciones llegó después de que la Mesa del Congreso vetase por tercera vez en la legislatura la apertura de una comisión de investigación sobre las finanzas del monarca y su relación con supuestas comisiones de la puesta en marcha del denominado AVE a La Meca.

"Son especialmente graves los distintos casos de corrupción, fraude fiscal, blanqueo de dinero, de los que se ha tenido conocimiento público que afectan a Juan Carlos de Borbón", comienza el escrito presentado. El texto recuerda que la Fiscalía suiza mantiene abierta una investigación sobre una supuesta donación de 100 millones de dólares por parte del rey de Arabia Saudí al monarca español "fruto de su intermediación en el contrato del AVE a La Meca".

La petición también se hace eco de la investigación que ha asumido la Fiscalía del Tribunal Supremo "sobre un presunto delito de corrupción en transacciones internacionales en la ejecución de esta obra debido a la condición de aforado de Juan Carlos de Borbón". 

En base a estos escándalos, los partidos y grupos firmantes consideran que "las conductas del emérito, sumado a su investigación por parte de la Fiscalía, no merecen el reconocimiento público de una institución pública como es el Congreso de los Diputados", por lo que piden retirar los retratos y estatuas del monarca de las dependencias de la Cámara Baja.

La pasada semana, la Junta de Portavoces del Parlamento de Navarra aprobó quitar el cuadro del rey emérito de la denominada "sala del gobierno", por lo que el retrato fue retirado por los servicios de la Cámara autonómica. En el Congreso hay varias obras que representan la figura del rey emérito.

Una de las más visibles se encuentra en la denominada "Ampliación I" del Congreso, edificio conectado directamente al Palacio de las Cortes donde se encuentra el hemiciclo. Se trata de una estatua de Juan Carlos I firmando la Constitución de 1978. También hay un cuadro suyo y otro de Sofía de Grecia en uno de los edificios aledaños al Palacio de las Cortes, ubicados en la Carrera de San Jerónimo.

Tres vetos a investigar las finanzas del rey emérito

Desde hace semanas el monarca forma parte del debate parlamentario, sobre todo después de que se rechazara por tercera vez abrir una investigación que incluyera sus finanzas bajo el pretexto de que goza de una "inviolabilidad" que tiene "efectos permanentes" y que puede llegar a cubrir periodos en los que ya no ocupaba el cargo de jefe del Estado, una posición que abandonó cuando abdicó en su hijo Felipe VI, en junio de 2014.

La Mesa vetó esa propuesta con los votos en contra de PSOE, PP y Vox, y el único voto favorable de Unidas Podemos. El primer partido en proponer la retirada de los retratos y estatuas del monarca fue Bildu, que tras conocer el nuevo rechazo del órgano de gobierno de la Cámara anunció la iniciativa, que después fue respaldada formalmente por el resto de partidos que firman el escrito.

La portavoz del PSOE en el Congreso, Adriana Lastra, avisó de que "no compete" a su grupo "decidir qué retratos se ponen o se quitan en el Congreso de los Diputados", y aseguró que el debate sobre esta cuestión le parecía "absurdo": "Sobre la decoración de la casa (el Congreso) no tengo opinión ni la voy a tener" insistió la portavoz, apuntando a un posible voto en contra de los miembros socialistas de la Mesa.

Para el secretario primero de la Mesa y diputado de Unidas Podemos, Gerardo Pisarello, la iniciativa de retirar los retratos y estatuas del rey emérito es "lógica" y es consecuencia de "sobreproteger de manera abusiva a la monarquía". De momento, los tres miembros de Unidas Podemos en el órgano de gobierno de la Cámara no han desvelado su posición acerca de esta iniciativa, aunque todo apunta a que votarán a favor.

Más noticias de Política y Sociedad