Público
Público
PARTIDO POPULAR

El juego de la silla de Feijóo

Alberto Núñez Feijóo ha colocado como senador a su mano derecha y fontanero del PP de Galicia, Miguel Tellado. Llegará al Senado para hacer oposición a Sánchez más de dos meses después de convertirse en presidente del partido.

El presidente de la Xunta y candidato a la reelección, Alberto Nuñez Feijóo, junto al secretario geneal del PPdG, Miguel Tellado, y el portavoz parlamentario, Pedro Puy, saludan en el hotel de Santiago donde celebra el resultado electoral, tras la jornada
El presidente de la Xunta y candidato a la reelección, Alberto Nuñez Feijóo, junto al secretario geneal del PPdG, Miguel Tellado, y el portavoz parlamentario, Pedro Puy, saludan en el hotel de Santiago donde celebra el resultado electoral, tras la jornada en que Galicia celebró elecciones autonómicas. EFE/Lavandeira jr.

Cuando Alberto Núñez Feijóo ocupe su puesto como senador habrán pasado más de dos meses desde que su partido lo nombró presidente. Será, previsiblemente, el 7 de junio y llegará a la Cámara Alta junto a Miguel Tellado, su mano derecha con fama de fontanero. Para que su desembarque fuera posible, los senadores gallegos por designación autonómica Juan Serrano y Elena Muñoz renuncian a sus puestos para cedérselos al líder de Génova y a su más estrecho colaborador. 

Este cambio de sillas ha desatado las críticas de la oposición en Galicia por lo que consideran un uso indebido de las instituciones. "Los senadores están para defender a Galicia, no para darle inmunidad a Feijóo, no para ser un altavoz partidista, y mucho menos para ahorrarle dos salarios al PP", criticó la portavoz del BNG, Ana Pontón. El PSOE también se ha sumado a los reproches.

Que Núñez Feijóo sería nombrado senador por designación autonómica era algo que la mayoría de los populares daban por hecho. Las circunstancias de Feijóo para ejercer la oposición, sin escaño en el Congreso, no son las habituales y el Senado era la única opción para poder interpelar directamente al presidente del Gobierno. Además, le permitirá mantener la condición de aforado que perdería tras renunciar como diputado del parlamento gallego. 

Este movimiento de Feijóo era previsible, pero no tanto que colocase junto a él  a su vicesecretario de organización territorial, Miguel Tellado. Este ocupa la secretaría general del PPdeG y desde el 2017 ha formado parte del comité ejecutivo del PP nivel nacional. Es un fontanero político de libro, responsable de vertiginosas maniobras como las que permiten a Manuel Baltar mantenerse al frente de la Diputación Provincial de Ourense a cambio de sostener en la alcaldía de la ciudad a Gonzalo Pérez Jácome, imputado por corrupción. Feijóo no solo ha contado con él para el nuevo núcleo duro de Génova, sino que también le ha hecho hueco en la Cámara Alta..

Tanto el BNG como el PSOE de Galicia han censurado sus nombramientos. La oposición considera que la pareja de populares va al Senado para garantizarse el aforamiento y  "tener un sueldo". Según se puede comprobar en la página web del Senado, el sueldo que percibirán Feijóo y Tellado como senadores será de 3.050,66 euros al mes en 14 pagas. Todos los miembros del Senado cobran lo mismo, salvo quienes ostenten además algún cargo complementario, como por ejemplo el de portavoz o vicesecretario/a, en cuyo caso se recibe un suplemento adicional. 

Feijóo cree que es "digno senador"

Y Feijóo se defiende ante las críticas. "Tengo el acta de diputado y podría finalizar la legislatura, no entiendo qué significa eso de cobrar un sueldo y estar aforado", justificó. Lo cierto es que el jefe de los populares descartó esta opción desde el primer momento, consciente de la dedicación que exige liderar la oposición. 

Según Núñez Feijóo, su experiencia al frente de la Xunta de Galicia durante 13 años le avala para "ser un digno senador en representación de la Comunidad". "Me sorprende que un expresidente de Galicia no pueda ser senador por designación del Parlamento", señaló Feijóo. En el caso de Miguel Tellado, fue elegido diputado en el año 2021 pero no tiene experiencia de gestión y ha estado dedicado enteramente al trabajo interno del PP de Galicia. Aún así ocupará un puesto como senador a partir del 25 de mayo, cuando se prevé que el parlamento gallego les designe. 

En total el Parlamento de Galicia puede elegir a tres senadores autonómicos. Tras los cambios impulsados por el PP, junto a Feijóo y Tellado estará el socialista Xaquín Fernández Leiceaga, que en las elecciones de 2016 se enfrentó a Núñez Feijóo para presidir la Xunta. 

Dos meses de espera

El calendario para el desembarco del dúo popular gallego en el Senado contempla que sea el próximo 25 de mayo cuando el parlamento designe a Feijóo y Tellado como senadores, lo que significa que el presidente del PP no podrá debutar en la Cámara Alta hasta la sesión plenaria del 7 de junio. Los plenos del Senado en ese mes serán el 7 y el 21, y Pedro Sánchez puede elegir a cuál de ellos asiste. En alguna de esas dos fechas veremos a Sánchez y Feijóo medirse por primera ver como presidente del Gobierno y líder de la oposición.

Más de dos meses habrá esperado entonces Núñez Feijóo para consolidar institucionalmente su rol de jefe de la oposición después de que el PP le coronase como presidente el pasado 3 de abril. Hasta ahora, Feijóo responde a Sánchez a través de ruedas de prensa o intervenciones ante los medios y es la secretaria general del PP y portavoz del grupo parlamentario en el Congreso, Cuca Gamarra, quien confronta dialécticamente con Sánchez cada semana. 

Con el juego de sillas en el Senado, Feijóo consigue, al menos, siete minutos para debatir con el presidente del Gobierno. El tiempo que le corresponde para su intervención. 

Más noticias