Público
Público

El juez Vidal irá hasta Estrasburgo si es sancionado por redactar una Constitución catalana

El CGPJ le ha abierto expediente que podría conllevar su expulsión de la carrera judicial, cuando el presidente de este órgano asesoró al Gobierno en otro texto legal mientras ejercía como magistrado

Santiago Vidal, en su despacho. Foto: Guillem Sans

J.P./ E.P-


El magistrado de la Audiencia de Barcelona Santiago Vidal ha confiado este sábado que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) archive el expediente por participar en la redacción del borrador de una Constitución catalana, pero que si lo sanciona recurrirá al Tribunal Supremo, el Constitucional e incluso al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH).

En declaraciones a Catalunya Ràdio, ha mostrado su confianza en que el CGPJ tome una decisión justa y archive el expediente, pero ha afirmado que si acaba en algún tipo de sanción: "Presentaré inmediatamente un recurso al Supremo; si no lo estima al Tribunal Constitucional, y si no lo estiman al TEDH".

Vidal se enfrenta a sanciones que podrían suponer su expulsión de la carrera judicial, según consta en el pliego de cargos elaborado por el Promotor de la Acción Disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Jesús Fonseca-Herrero.

Se da la circunstancia de que el propio presidente del CGPJ, Carlos Lesmes, asesoró al Gobierno en la elaboración de la reforma de este órgano constitucional que recorto sus competencias. Lesmes participó en ese texto legal mientras ejercía como magistrado, en concreto como presidente de la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional.

Entre la reforma asesorada por Lesmes figuraba el reservar la potestad para disciplinar a los jueces a una sola persona, en lugar de a una comisión de cinco vocales que era como estaba hasta ahora. Se trata de esta nueva figura de Promotor de la Acción Disciplinaria que ahora abre un expediente contra Vidal por redactar un texto de una hipotética Constitución catalana.

El pliego que recibió Vidal es un paso previo a la propuesta definitiva de Fonseca-Herrero. Propone como posibles sanciones la suspensión de empleo y sueldo durante tres años, su salida forzosa del territorio catalán o su expulsión definitiva de la carrera por las dos infracciones de las que se le acusa.

La primera de ellas, tipificada en el artículo 417.14 de la LOPJ se refiere a la ignorancia inexcusable en el cumplimiento de deberes judiciales por vulneración del deber básico de fidelidad a la Constitución y al ordenamiento jurídico.

La otra falta, recogida en el artículo 417.6, es la vulneración del deber de observancia del régimen de incompatibilidades del artículo 389.5 de la Ley Orgánica del Poder Judicial en relación con el artículo 1.3 de la Ley 53/84 de Incompatibilidades del Personal al servicio de las Administraciones Públicas.

Vidal ha asegurado que si el expediente no se archiva planteará que no ha cometido ninguna irregularidad en relación a la Constitución, poniendo como prueba las 10.000 sentencias que ha dictado, en las que, ha remarcado, "cumple estrictamente" la Constitución.

Ha remarcado que, como juez, ha de cumplir, acatar y hacer cumplir la Constitución en sus resoluciones judiciales, pero que como ciudadano y jurista puede proponer "las reformas que considere oportunas".

En relación al proceso soberanista, se ha mostrado confiado en un acuerdo entre el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y el líder de ERC, Oriol Junqueras, y ha interpretado el intercambio de mensajes entre ambos como "la antesala del acuerdo".

Más noticias de Política y Sociedad