Público
Público

Ley Mancino El ministro de Familia italiano pide abolir una ley que condena la apología fascista

Lorenzo Fontana asegura que la ley Mancino de 1993 ha permitido "cubrir el antifascismo con su racismo antiitaliano". 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Lorenzo Fontana y su familia, el viernes, en Roma. REUTERS/Alessandro Bianchi

El ministro de Familia y Discapacidad de Italia, Lorenzo Fontana, miembro de la ultraderechista Liga, ha pedido este sábado abolir la ley de 1993 que sanciona y condena la apología fascista.

El ministro publicó su petición en un mensaje en Facebook y cargó contra la llamada Ley Mancino, aprobada en 1993 para castigar gestos, acciones y lemas relacionados con la ideología nazi-fascista y evitar la incitación a la violencia y a la discriminación por motivos raciales, étnicos, religiosos o nacionales.

El ministro italiano, que ya ha protagonizado otras polémicas en el pasado, como cuando defendió que las familias formadas por homosexuales no existen, consideró que esta ley ha sido utilizada desde su aprobación por gente que lo que ha hecho es "cubrir el antifascismo con su racismo antiitaliano".

Además, Fontana, exponente de la Liga -que mantiene una posición dura contra la inmigración- opinó que las numerosas agresiones que han sufrido extranjeros en las últimas semanas no tienen que ver con el racismo.

"Los hechos de los últimos días muestran cómo el racismo se está convirtiendo en un arma ideológica" de quienes apuntan "con el dedo contra el pueblo italiano" para hacerle sentirse "culpable por el voto expresado" en las elecciones generales del pasado marzo, reflexionó.

El ministro de Desarrollo Económico de Italia y líder del Movimiento Cinco Estrellas (M5S), Luigi Di Maio, se pronunció de inmediato sobre estas afirmaciones en las redes sociales y dijo que "la Ley Mancino debe permanecer donde está" y que esta cuestión "no está en el programa de Gobierno".

También el ministro del Interior y líder de la Liga, Matteo Salvini, reiteró que este asunto "no es una prioridad" para el Ejecutivo.

Las palabras de Fontana han sido criticadas por miembros del mundo de la política como el senador del Partido Demócrata (PD, centroizquierda) Andrea Marcucci, quien ha valorado que este Ejecutivo es "cada vez más negro".

"El ministro de Familia, Fontana, ahora propone abolir la Ley Mancino, que prohíbe la apología del fascismo. La cosa más grave es que no se trata de un golpe de calor de un ministro un poco desequilibrado", ha escrito en Twitter.

Para el secretario del PD, Maurizio Martina, "más que eliminar la Ley Mancino, se debería revocar al ministro Fontana", mientras que para el diputado de Libres e Iguales Roberto Speranza las palabras del ministro son "inaceptables".

La comunidad judía también se ha mostrado contraria a esta iniciativa y la presidenta de la Unión de Comunidades Judías en Italia, Noemi Di Segni, ha preguntado en declaraciones a los medios si esta propuesta "corresponde a un proyecto del Gobierno italiano".

Más noticias en Política y Sociedad