Público
Público
ciudadanos

El 'manual de resistencia' de Arrimadas: seis meses para refundar Ciudadanos y un nuevo equipo liderado por Villacís

Inés Arrimadas ha superado un día clave y se mantiene en la presidencia del partido aunque con la puerta de salida abierta. La vicealcaldesa de Madrid liderará la parte política de la "refundación" y será el enlace con la dirección nacional.

Inés Arrimadas
La líder de Ciudadanos Inés Arrimadas, durante una sesión de control al Gobierno. EFE/ Emilio Naranjo

Inés Arrimadas resiste el embiste interno y se da seis meses para sacar a Ciudadanos del coma político en el que lo ha dejado la debacle electoral en Andalucía. La presidenta de Cs afrontaba este lunes un día decisivo para su continuidad al frente del partido con dos pruebas de fuego: Comité Ejecutivo por la mañana (la más sencilla) y Consejo General por la tarde (el reto era mayor porque la dirección nacional tiene menos peso). Hubo tensión, reproches e incluso dirigentes que pidieron su cabeza, pero Arrimadas seguirá al frente de Ciudadanos. "Es la decisión correcta", aseguró, que "cambia el rumbo" del partido.

"Tengo el discurso de dimisión en cabeza". Así de claro lo dijo una Inés Arrimadas cabizbaja y visiblemente preocupada durante su intervención en el Comité Ejecutivo. Fueron poco más de quince minutos y los únicos en los que se pudo escuchar a la líder de Cs porque el partido no permitió la entrada de los medios de comunicación a la sede ni se les convocó para poder hacer preguntas. Blindaje absoluto ante la trascendental crisis que atraviesa la formación.

Pero, a pesar de tenerlo en mente (el discurso de dimisión), no lo pronunció. Ella y su equipo barajaban dos escenarios: dimitir en bloque o "impulsar un proceso de refundación profunda". Y la ganadora fue la segunda. Arrimadas puso su cargo a disposición del Comité Permanente, formado por su núcleo de dirección más próximo, y también el Comité Permanente ofreció su dimisión al Comité Ejecutivo, que lo rechazó. "Todos creemos que la primera opción no es la correcta", aseguró Inés Arrimadas, que dijo al mismo tiempo que dimitir este lunes sería lo más "fácil" y "sencillo".

Con la puerta de salida abierta

Había y hay en Ciudadanos, sin embargo, quien piensa que hubiera sido también lo correcto.  Para algunos de los presentes en la reunión del Consejo General, máximo órgano político del partido entre asambleas, para que la "refundación" supusiese un cambio real en el partido debería ir acompañada de nuevas caras. Según ha podido saber Público hay voces que pedían un liderazgo externo al partido para materializar el renacer que necesitan.

La presidenta de Ciudadanos ha dejado la puerta de salida abierta y ha ligado su continuidad al proceso de "refundación" que ahora emprenden y que durará, según sus previsiones, seis meses. Hasta ahí durará su "compromiso personal" y el de su equipo, aseguró. Llegado ese momento volverá a poner su cargo a disposición del partido para que la militancia decida. Quiso dejar claro la líder de Ciudadanos que ni ella ni su equipo serán un "problema" para el proyecto "ni yéndonos cuando no debemos irnos, dejando esto como un erial, ni quedándonos cuando haya personas que lo puedan hacer mucho mejor que nosotros".

Villacís, protagonista

No habrá cambios en el liderazgo pero sí se ha creado un nuevo "equipo político" para capitanear los trabajos internos de los próximos meses. A los mandos estará la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, uno de los mayores activos políticos del partido en este momento al resistir con sus responsabilidades de gobierno en el Ayuntamiento. Villacís se encargará de mantener la comunicación entre la dirección nacional y este nuevo grupo de trabajo en el que también estarán Mariano Fuentes, concejal en Madrid; el diputado Guillermo Díaz, que hará de portavoz; la diputada y coordinadora del partido en Valencia, María Muñoz; el eurodiputado Adrián Vázquez y la alcaldesa de Ciudad Real, Eva Masías; el concejal de Santa Coloma, Dimas Gragera; y la coordinadora de Cs en Baleares, Patricia Guasp.

Su tarea será trabajar, junto a un equipo técnico, en la "refundación profunda" de Ciudadanos en la que la militancia, aseguran, tendrá un papel fundamental. "Se hará de abajo arriba", explicó Arrimadas, partiendo del ámbito municipal. El objetivo fundamental de los naranjas es prepararse para el ciclo electoral que viene. "Es posible hacerlo en seis meses y sobre todo es necesario para poder presentarnos a las elecciones municipales y autonómicas de la mejor forma posible", señaló la líder del partido con la vista puesta en 2023.

El proceso consistirá en un debate profundo y una "renovación de la comunicación con la ciudadanía": quieren recuperar "el puerta a puerta". Se crearán cinco grupos de trabajo en los que podrá participar de forma abierta toda la militancia para hacer propuestas, tanto programáticas como organizativas. Esto se hará durante los meses de verano porque esperan tener las conclusiones en septiembre.

Además, el partido contará con un órgano asesor externo, según ha explicado Arrimadas, formado por personas que no son de Ciudadanos pero que "quieren colaborar" con la recuperación del proyecto político. Intelectuales y profesionales de distintos ámbitos, concretó. 

¿Reacción a las andaluzas o "aceleración" de planes?

Según la presidenta de Cs la "refundación" ya estaba pensada y no surge a raíz de las elecciones en Andalucía. De las que dijo: "Fue la peor de las noches electorales". Arrimadas defiende que llevaban tiempo trabajando esta idea y que tenían pensado hacerlo en 12 meses por lo que, lo único que cambia ahora, es que se acelera los plazos para lograrlo en seis.

Lo cierto es que hasta el último momento su núcleo de colaboradores más cercano se negaba a hablar de "refundación". Es más, en una entrevista con este medio hace poco más de un mes, el portavoz del partido Edmundo Bal aseguró con claridad que estaban en ese camino: "Esa palabra no me gusta nada. Refundación no es, porque esto sigue siendo el partido Ciudadanos. Esa palabra lo que llevaría consigo es tener que inventarse una cosa nueva y nosotros no nos vamos a inventar nada nuevo".

Más noticias