Público
Público

Moción de censura El "augurio de un futuro negro" de Cs tras quedarse solo en la moción a Rajoy

El grupo parlamentario del partido naranja será el único, junto con el PP, que votará en contra de la moción de censura. Durante el debate, Sánchez le ha recriminado a Rivera esta postura y ha criticado que quiere mantener a los conservadores en el poder, corrompidos por la corrupción, para seguir ganando votos de cara a las próximas elecciones. 

Publicidad
Media: 3.73
Votos: 11

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, durante su intervención en el debate de la moción de censura presentada por el PSOE contra el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, hoy en el Congreso de los Diputados. EFE/Kiko Huesca

Uno de los momentos más tensos de la moción de censura a Mariano Rajoy lo ha protagonizado Pedro Sánchez y Albert Rivera. Durante la intervención de Ciudadanos, el líder del partido naranja utilizó su última baza para defender la postura del partido durante toda la semana: que dimita para que caiga la moción y puedan convocar elecciones y pactar un fin "ordenado de la legislatura".

Con esto, se atrincheró en el 'no' y será el único grupo, junto con el PP, que votará en contra de la moción. Una postura que Sánchez ha recriminado desde el hemiciclo: "No estamos hablando de esa España que dice usted, estamos hablando de sus intereses partidistas y electorales. Usted crece en las encuestas por la incapacidad del PP de hacer frente a su discurso irresponsable de confrontación territorial y de asumir las responsabilidades políticas", ha señalado el líder de los socialistass. Y por esto, ha asegurado que mantiene su postura: "Larga vida al señor Rajoy para seguir arañando expectativas electorales".

El discurso de la regeneración democrática siempre ha sido una de las banderas de Ciudadanos. A pesar de los vaivenes que en varias ocasiones han reflejado, sí es cierto que el partido naranja se ha ganado el apoyo de buena parte de los votantes de los conservadores. Así lo han reflejado las encuestas electorales de los últimos meses que vaticinaban un avance de Ciudadanos frente al PP.

Sin embargo, si la moción de censura finalmente sale adelante mañana, como parece que será, ya no tendrán al PP en el Gobierno. Una situación que les aventajaba para poder seguir haciendo oposición y ganando confianza, mientras los conservadores continuaban descomponiéndose estando en el centro de la política e inmersos en casos de corrupción. 

Sánchez afirma que Ciudadanos quiere mantener a Rajoy porque con un cambio, las "expectativas electorales irán
en picado"

En este sentido, y con este cambio, Sánchez le ha augurado un "negro futuro". Ha indicado que no quieren un nuevo líder porque "las expectativas electorales irán en picado". "Quiere y quería que Mariano Rajoy siga siendo presidente del Gobierno para ver cocer en las arcas de la corrupción a todo el Partido Popular mientras se deteriora todo el sistema democrático y usted mantiene la esperanza de las expectativas que les venden las encuestas", ha reprochado Sánchez. 

Aún así, todavía no se puede vaticinar si esta postura le pasará factura a Ciudadanos. José Manuel Villegas, preguntado por si cree que las críticas y la posición del partido afectará a la opinión pública, ha afirmado que "no les da miedo". "Ya nos quedamos solos votando el 'no' al cuponazo. Quedarnos solos o no, no nos condiciona. Votamos lo que creemos que es bueno para España y a este gobierno 'frankestein' con apoyo de los separatistas", aclara el portavoz del grupo parlamentario. 

Aunque las críticas hacia el rechazo a la moción no han sido las únicas que ha recibido hoy Ciudadanos. Sin Rajoy presente, Rivera se ha convertido en el principal adversario y prácticamente todos los partidos políticos han denunciado el discurso en el aspecto territorial del partido. 

El más duro en esto ha sido Pablo Iglesias: Ha afirmado que su discurso se asemeja más al de un "fascista" que al de un "democrático". Y ha asegurado que se mantendrán al frente de ellos: "Vamos a estar en frente de su proyecto de sálvese quien pueda. Frente a la agresividad y frente al discurso 'joseantoniano'".

El PP, fuera del Gobierno, sin lugar a dudas intentará recuperar el voto de la derecha que Ciudadanos se ha llevado. Sin perspectiva de elecciones a corto plazo, tendrán tiempo para recuperar el terreno perdido y retomar posiciones de cara a la próxima batalla en las urnas. Aunque es difícil vaticinar nuevos movimientos de cada partido, todo apunta a la ruptura de la derecha desde la oposición del Gobierno. 

Más noticias en Política y Sociedad