Público
Público

El Senado tumbará la senda de déficit Montero lamenta la "pinza nostálgica" de PP y Cs que ha tumbado el techo de gasto

Los grupos de la derecha en el Senado han votado en contra de los objetivos de déficit, por lo que la senda propuesta por el Gobierno decae. La ministra de Hacienda acusa a los conservadores de querer debilitar el Estado del bienestar.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en el Senado durante el debate sobre el techo de gasto / EFE

“Me queda la palabra, y no voy a renunciar a ella”. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha comenzado este jueves su intervención en el Senado para defender el techo de gasto propuesto por el Gobierno asumiendo que la mayoría de la Cámara lo rechazaría. Montero apeló a la “responsabilidad”, a la necesidad de “recuperar el Estado del bienestar”, y a las necesidades de las comunidades autónomas, pero nada de eso funcionó.

Tanto el PP como Ciudadanos mantuvieron su posición inicial ante unos objetivos de déficit que, a su juicio, ponen en riesgo la economía española. A pesar de que la mayoría del Congreso dio el visto bueno a la senda propuesta por el Ejecutivo, el Senado, controlado por una mayoría absoluta del PP, la ha rechazado con 97 votos a favor, 150 en contra y una abstención.

“Lo que va a ocurrir aquí no tiene nada que ver con el interés general, sino con la ambición de PP y Ciudadanos. Esa ambición puede ser legítima, pero vayan ustedes a las comunidades autónomas y explíquenles a las personas que no les importa su bienestar, si no solo su cálculo político”, ha defendido la ministra de Hacienda.

Montero ha acusado a los senadores conservadores de practicar un “patriotismo de quita y pon, de pulsera y cinturón”, y ha recordado que “la mejor vacuna contra la ultraderecha es el combate contra la desigualdad”.

La ministra, como ya hiciera durante el debate sobre los objetivos de déficit en el Congreso, ha criticado a PP y Ciudadanos por no creer en el Estado de las autonomías ni en “acercar las políticas a la gente”. “Ustedes no son amigos de lo público. Piensan que cuanto menos Estado, mejor. Creen que es mejor debilitar el Estado del bienestar”.

El hecho de que el Congreso hubiera aprobado el techo de gasto la pasada semana ha llevado a Montero a acusar a estos grupos de “hurtar” a la Cámara Baja la “capacidad de cambiar una ley injusta”, en referencia a la reforma de la ley de estabilidad impulsada por el PSOE, Unidos Podemos, ERC y Compromís para eliminar la capacidad de veto del Senado a los objetivos de déficit.

“Esto desvirtúa el consenso de las fuerzas políticas del Congreso”, ha insistido la ministra, que ha recordado que este mismo jueves el PSOE ha presentado un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional por el bloqueo al que la Mesa del Congreso, con los votos de PP y Cs, está sometiendo a la reforma, cuyo plazo de enmiendas ya ha sido prorrogado más de diez veces.

"Cuando no sea ministra no podrá volver a la Junta"

“En el mes de enero se aprobará el Presupuesto de 2019, paso previo a llevarlo al Congreso. Los damnificados –por la no aprobación del techo de gasto– no son las cuentas, a las que solo le impacta una décima; el problema más grande lo tienen las comunidades autónomas y la Seguridad Social, que tiene que incrementar las cotizaciones”, ha advertido Montero.

Desde el PP y Ciudadanos se ha justificado el voto en contra porque, a su juicio, flexibilizar los objetivos de déficit del 1,3 al 1,8 por ciento es “un riesgo para la economía española. Ambos grupos han cargado contra la ministra por los resultados del PSOE en Andalucía y la conformación del nuevo Parlamento autonómico, donde la derecha y la extrema derecha suman mayoría.

“¿Sabe quién tendrá nostalgia?”, ha preguntado irónicamente el senador de Cs Francisco Javier Alegre, en referencia a la “pinza” mencionada por Montero; “usted, porque cuando deje de ser ministra no podrá volver a la Junta de Andalucía”.
El senador del PP Juan Antonio de las Heras ha pronosticado que, de aprobarse la senda de déficit propuesta por el Ejecutivo, llegaría al país una etapa marcada por una “temible destrucción del empleo y subidas constantes de impuestos”.

Más noticias en Política y Sociedad