Público
Público

Mujica: "España es una contradicción con patas y quedan heridas franquistas"

El expresidente de Uruguay ha recogido el premio internacional de poesía Laurel de Plata en la localidad de La Zubia (Granada).

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 6

El expresidente de Uruguay José Mújica pronuncia unas palabras tras recibir el premio de poesía 'Laurel de Plata'./EFE

El expresidente de Uruguay José Mujica ha asegurado en una rueda de prensa en La Zubia (Granada) que en España, país al que ha definido como "una contradicción con patas", "quedan heridas del franquismo".

"Quedan en España heridas del franquismo, son notorias; España es eso, una contradicción con patas", ha sentenciado en respuesta a los periodistas el político de 83 años, que ha añadido que su historia siempre tuvo una cara, resumida por Antonio Machado cuando habló del hombre ibérico y que, en parte, los uruguayos también han heredado.

Mujica, que anoche recogió el premio internacional de poesía Laurel de Plata, ha dicho que él "no está por la monarquía", pero que sí le interesa el pueblo español y la forma de ser que tiene.

Preguntado sobre la gestión por parte del ministro de Interior italiano, Matteo Salvini, de la inmigración, ha dicho que "los gobiernos pasan y los pueblos quedan".

También ha lamentado que los seres humanos tengan "poca memoria" y ha recordado que, en su día, los italianos, al igual que los españoles, se marcharon a distintos países de Latinoamérica.

"Le debemos mucho a la inmigración, pero como están ricos se olvidaron", ha indicado el expresidente, quien cree que a su generación les "cambiaron las partituras" porque ahora resulta que China parece la "abanderada" del libre comercio frente a un Donald Trump y su máxima de primero América, "la de ellos", que no va al compás de la historia.

El expresidente de Uruguay José Mújica tras recibir el premio de poesía 'Laurel de Plata'./EFE

"Hay que garantizar tiempo libre a gente para que ejerza su libertad"

El expresidente uruguayo también ha criticado los "intereses" que hay detrás del capitalismo y ha apostado por acortar los horarios de trabajo, aumentar los ingresos y repartir mejor las ganancias para que la gente pueda "tener tiempo libre para ejercer su libertad".

El uruguayo de 83 años ha censurado un sistema económico basado "en el despilfarro", que genera "demasiada basura" y "cosas que hay que cambiar a cada rato".

"La izquierda se divide por ideas y la derecha defiende intereses, y por eso es más lúcida la derecha que la izquierda"

"Construimos porquerías que duren poco para generar ganancias y terminamos trabajando un montón de horas", ha expuesto Mujica, quien cree que funcionar de acuerdo a los intereses de capitalismo, que solo busca las ganancias, no da la felicidad a la gente.

"Hay que garantizar mucho tiempo libre para que la gente ejerza la libertad. Soy libre cuando tengo tiempo libre, no tengo obligaciones, hago lo que quiero con mi vida (...) Si multiplico las necesidades, lo pago con libertad", ha reflexionado.

Respecto a Uruguay, ha señalado que es un "pequeño país muy raro" que, hace 48 años, logró que toda su izquierda estuviera junta.

"La izquierda se divide por ideas y la derecha defiende intereses, y por eso es más lúcida la derecha que la izquierda", ha añadido el expresidente de Uruguay, país al que ha definido como una "negociación con patas permanente".