Público
Público

Los 'naziflautas' buscan potenciar su propio movimiento okupa

DANILO ALBIN

Imagínese un local abandonado que, de repente, se convierte en el foco de reunión de jóvenes inquietos. Ahora piense en ese mismo local y en esos mismos jóvenes, pero con una estética y una ideología muy concreta: símbolos ultraderechistas, grupos de rock en los que podría cantar el mismísimo Hitler y un profundo desprecio hacia los inmigrantes. Así se resume la versión okupa de la extrema derecha española, que se ha lanzado a la calle para crear sus propios "Hogares Sociales". Sólo para españoles, claro.

Tras el fallido intento de asentarse en el barrio madrileño de Tetuán, los "naziflautas" se reunirán el próximo sábado 27 en Santander para tratar de darle un empujón a sus ambiciones okupas. La jornada 'Galerna 2014', organizada por la Asociación Cultural Alfonso I de la capital cántabra, tendrá como plato principal a Gianluca Iannone, un fascista italiano que lideró la ocupación de 'Casa Pound', un local de Roma que acabó convirtiéndose, muy a pesar de sus vecinos, en uno de los sitios de culto para los neonazis de toda Europa.  

El principal promotor de 'Casa Pound', uno de los "hogares sociales" de culto para la ultraderecha europea, acudirá a la reuniónCon su cabeza rapada a cero, sus brazos repletos de tatuajes y su cara de pocos amigos, Iannone se ha ganado un lugar en el corazón de los ultraderechistas. Su fama en estos círculos se acrecentó aún más gracias a sus actuaciones junto al grupo Zeta Zero Alfa, encuadrado en eso que sus seguidores llaman "RAC" (Rock Against Comunism), algo así como la versión eléctrica del cancionero tradicional fascista.

Según consta en la programación de Galerna 2014, Iannone aleccionará a los presentes sobre "modelos de financiación y organización alternativos". Para ello, el dirigente fascista recurrirá al ejemplo de 'Casa Pound', que en diciembre próximo cumplirá 11 años de vida. En este tiempo, la organización ha conseguido cerca de cinco mil seguidores que se reparten por diferentes localidades del mapa italiano. Son, a día de hoy, una de las estructuras organizativas más importantes de la extrema derecha "alternativa" en Europa. Sus fans tienen hasta su propia radio, "Bandiera Nera", en la que siempre podrán escuchar las contundentes canciones del grupo de Iannone. Si están en edad de acudir a clase, también contarán con el "Blocco Estudentesco", la propuesta fascista para los centros escolares.

Gracias a este currículum, el líder de 'Casa Pound' será la estrella indiscutible de la jornada que prepara la Asociación Cultural Alfonso I. Los militantes de este colectivo cántabro ya se han preocupado de pegar carteles con su convocatoria, aunque no dan ni la más mínima pista sobre el lugar en el que se desarrollará el evento. Sin embargo, la Asamblea Antifascista de Cantabria ha denunciado que el acto se desarrollará en el Hotel NH de Santander, e incluso ha iniciado una campaña a través de la plataforma virtual Change.org para reclamar a la dirección de ese establecimiento que cancele la actividad de los ultras. Al ser consultados por este periódico, los responsables del citado hotel negaron que a día de hoy exista reserva alguna de sus salas de reuniones para el día sábado.  

'Casa Pound' está activa desde hace más de 10 años y cuenta con una radio e incluso con un plan de estudios para jóvenesDel mismo modo, Público también se dirigió a los organizadores vía correo electrónico para conocer la sede de "Galerna 2014", pero sólo obtuvo el silencio como respuesta. Tienen sus motivos: los ultras quieren evitar que les pase lo mismo que en junio de 2013, cuando el Hotel Silken de Santander, a raíz de la presión ciudadana, acabó cancelando la reserva que había realizado esta asociación para celebrar la "Primavera Montañesa", un encuentro de nostálgicos franquistas y jóvenes neonazis de diferentes partes de España.

En esta ocasión, el colectivo Alfonso I -cuyos miembros se autodefinen como "jóvenes inconformistas" que luchan contra el "injusto y deshumanizado mundo que nos ha sido impuesto"- ha tomado las medidas pertinentes para tratar de impedir que los antifascistas, que ya han convocado una manifestación para el mismo sábado a las 17.30 frente al ayuntamiento de Santander, les amarguen el día.

Sin quitar ojo de sus enemigos, los naziflautas se dedican a cuidar hasta el más mínimo detalle de su "Galerna", una jornada que también contará con la presencia del concejal de la ultraderechista Plataforma X Catalunya (PXC) en Hospitalet de Llobregat, Alberto Sánchez. Su cuenta de Facebook revela que acaba de pasar unos formidables días en Escocia junto a Ariadna Hernández, la joven coordinadora del partido ultraconservador VOX en la provincia de Barcelona.  

Alberto Sánchez no vendrá a Cantabria en su calidad de edil, sino como referente de Casal Tramuntana, el centro social de extrema derecha que funcionó en el barrio barcelonés del Clot hasta junio pasado, cuando el ayuntamiento, a raíz de la presión ciudadana, ordenó su cierre por incumplir determinadas normativas municipales. Lejos de rendirse, los promotores del Casal han buscado otro lugar de Barcelona donde desarrollar sus actividades. Lo han encontrado en el número 22 de la calle Alcalá de Guadaira, futura sede de los extremistas.

Mientras sus compañeros apuran las obras del nuevo local, Sánchez aprovechará su escapada a Santander para referirse a un tema de candente actualidad: "combatiendo el separatismo desde la trinchera catalana", tal como figura en la agenda del día 27. Su intervención está prevista para las16.30, justo después de los postres. Para entonces, los asistentes no sólo habrán compartido una comida en alegre camaradería, sino que también habrán sido testigos de una mañana muy alternativa.

Los 'naziflautas' también "buscan pueblos pequeños o haciendas agrícolas" donde puedan "iniciar una vida agrícola y autosuficiente"El acto arrancará formalmente a las 10.30, con una presentación a cargo de los organizadores. Seguido, otro catalán, Enrique Moreno, presentará "Agro Pound", un proyecto de "comunidad agrícola social e identitaria" que equivaldría al movimiento okupa rural. Hace algunos meses, los impulsores de esta curiosa iniciativa anunciaron que estaban detrás de algún terreno en el que poder hacer realidad su sueño. "Buscamos pueblos pequeños o haciendas agrícolas a las que se pueda acceder a buen precio, con un convenio de cesión o por su uso directo si se trata de propiedades oficiales —Estado, comunidades autónomas, bancos, sindicatos...—, donde podamos iniciar una vida agrícola y más o menos autosuficiente", señalaban en su mensaje.

Aquellos ultras que prefieran la ciudad podrán centrarse en la intervención de Mapi Martin, integrante del Movimiento Social Republicano (MSR) y okupa del Hogar Social de Zaragoza, versión maña de la 'Casa Pound' romana. Situado en el número 83 de la calle Compromiso de Caspe, este local sólo presta ayuda a las familias necesitadas que sean genuinamente españolas. Hace unos días, sus miembros se solidarizaron con los camaradas del Hogar Social Ramiro Ledesma de Madrid ante su inminente desalojo, que acabaría concretándose el pasado viernes a primera hora. La culpa, dijeron entonces los ultras zaragozanos, era de los "energúmenos de extrema izquierda".

Una vez cerrado el local madrileño, los naziflautas aprovecharán la reunión de Santander para ver cómo propagar las okupaciones por otros puntos del territorio. No en vano, Mapi Martin hablará sobre "la ocupación como forma de acción social". Para acabar el día, los asistentes al encuentro de Cantabria debatirán en torno a la pregunta que más inquieta a la extrema derecha: "¿hacia dónde avanzar?". A esa hora, Gianluca Iannone, el fascista italiano al que todos admiran, ya habrá firmado más de un autógrafo.