Público
Público

Negociaciones para la investidura El debate en la Abogacía del Estado sobre Junqueras retrasa su escrito y pone más difícil una investidura el día 30

Tiene tomada la decisión de que el líder de ERC recoja el acta de eurodiputado, pero la discusión está en qué condiciones. Un pronunciamiento este martes que convenza a los republicanos todavía haría posible que PSOE y ERC alcanzasen un acuerdo y Sánchez fuese investido antes de final de año. La premura de tiempo hace más posible que el pleno sea en enero.

Oriol Junqueras, en el vídeo hecho desde la prisión de Lledorners, exhibido durante el Congreso de su partido. EUROPA PRESS

Este lunes se colocaron todas las alfombras necesarias para que pueda haber investidura el 30 diciembre. El Congreso habilitó los días oportunos y ERC confirmó que el acuerdo con el PSOE estaba casi cerrado y sólo quedaban algunos “flecos” por resolver. Pero faltaba el escollo principal: el escrito de la Abogacía del Estado pronunciándose sobre la sentencia del Tribunal de la Unión Europeas en torno a Oriol Junqueras… y el escrito no se presentó.

Desde la Abogacía del Estado se guardó silencio todo el día y sólo se recordó que el plazo dado por el Tribunal Supremo a las partes para pronunciarse no acaba hasta el 2 de enero, negando que nadie hubiera anunciado oficialmente que su escrito se presentara esta lunes. Y, desde el Gobierno, también se guardó un escrupuloso silencio para huir de las acusaciones de interferencias sobre el Poder Judicial que ya llegan desde la oposición.

Lo único que trascendió, según diversas fuentes, es que la Abogacía del Estado ha decidido que Junqueras tiene derecho a recoger el acta de eurodiputado, pero no hay consenso en qué condiciones debe hacerlo, bien en la Junta Electoral Central o en Bruselas; o si tiene que ir escoltado y regresar a prisión tras el trámite o debe seguir en libertad.

Todos esos asuntos fueron discutidos durante todo el lunes sin llegarse a una decisión definitiva y, a última hora de la tarde, se decidió que el escrito todavía no se presentaría.

Esto todavía hace más difícil que pueda haber una investidura el día 30 de diciembre, como sigue siendo la pretensión de Pedro Sánchez. No obstante, esta fecha aún es posible si hubiera este martes un pronunciamiento de la Abogacía del Estado con el que estuviera de acuerdo ERC y, ademas, se alcanzase un pacto político entre PSOE y ERC en pocas horas, algo factible ya que ambas partes reconocen que el acuerdo está prácticamente cerrado.

No obstante, los plazos de tiempo son sumamente ajustados, ya que ambas delegaciones tendrían que volver a reunirse, hacer público el acuerdo como se han comprometido y, además, deberían refrendarlo las direcciones ambas formaciones políticas.

Por ello, cobra más fuerza ahora la posibilidad de que, si se llega finalmente a un acuerdo entre PSOE y ERC, la investidura se traslade al 2 de enero, para que Sánchez pueda ser investido presidente el domingo, día 5. Tampoco está descartado prolongarlo una semana más y convocar el pleno de investidura el 7 de enero.

¿Será "el gesto" que pide ERC?

Todo ello dando por hecho que habrá acuerdo y que el escrito de la Abogacía del Estado le servirá como "gesto" a ERC para llegar a ese acuerdo con los socialistas, lo que tampoco está garantizado.

Los republicanos han pedido hasta que la Abogacía del Estado pida la nulidad del juicio del "procés", lo que no entra en sus planes. Y, además, también han solicitado que Junqueras sea puesto en libertad, algo que también parece difícil que defienda este órgano, dependiente el Ministerio de Justicia.

El Gobierno teme que la posición del Abogacía del Estado no conlleve "el gesto" que pide ERC

Pero el Gobierno quiere que el escrito de la Abogacía sí contenga ese "gesto" que pide ERC y, según algunas fuentes consultadas, el hecho de que este lunes no haya salido su posicionamiento puede deberse a que el Ejecutivo teme que la posición que se defiende en este caso no será compartida por los republicanos catalanes o no conlleve "el gesto" que reclaman.

Si ERC rechazara el posicionamiento de la Abogacía del Estado lo que se abriría sería un nueva etapa de incertidumbre que dejaría la investidura no solo sin fecha, sino completamente en el aire, volviendo el fantasma de unas terceras elecciones. El Gobierno no contempla que esto pueda ocurrir y hará todo lo posible para evitarlo.

Más noticias