Público
Público

Negociaciones para la investidura El PSOE insiste en una investidura cuanto antes, pero asume que el calendario lo marcará ERC

Pedro Sánchez dice que no sabe si la reunión del martes en Barcelona será la definitiva, pero si lo fuera el pleno para la elección del presidente podría ser en la semana del 16 de diciembre. La sensación mayoritaria entre los socialistas es que la investidura se pospondrá a enero. Carmen Calvo no descarta las fechas navideñas y se apunta al 30 de diciembre,

Segunda reunión de los equipos de PSOE y PSC con ERC. PSOE

La posible fecha de la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno fue de lo que más se habló en los corrillos durante la recepción del Día de la Constitución en el Congreso. Cada cual tenía una conjetura para decantarse por una semana u otra, dándose como ya por hecho que saldrá adelante el acuerdo para conseguir la abstención de ERC.

En e Gobierno se sigue insistiendo en que cuanto antes pueda haber un Gobierno será mucho mejor. Lo dijo Pedro Sánchez, lo repitió la vicepresidenta Carmen Calvo y hasta la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

El presidente en funciones se inclinaba por la semana del 16 de diciembre siempre que la reunión del próximo martes entre las delegaciones de PSOE y ERC en Barcelona fuese la definitiva, lo que no dio por seguro en ningún momento. Sánchez no lo dijo claramente, pero dio a entender que de no llegarse a ese acuerdo el martes, el pleno de investidura se iría ya al mes de enero.

Calvo, por su parte, se mostró más esperanzada en que pudiera haber investidura antes de finales de año y recalcó varias veces que 2019 acaba el 31 de diciembre. Medio en serio, medio en broma, la vicepresidenta parece que no descarta comerse las uvas en el hemiciclo.

De hecho, según informó Antena 3 TV, el Gobierno está barajando la fecha del 30 de diciembre para que Sánchez salga elegido presidente del Gobierno. Esto implicaría que el pleno de investidura empezaría el viernes, día 27, ya que en todo caso habría que ir a una segunda votación porque ERC ha descartado que vote afirmativamente.

Por su parte, Montero se mostró menos optimista en cuanto a los plazo, y apuntó como calendario más probable a la vuelta de las vacaciones navideñas. Esta opinión era más compartida entre otros miembros del Gobierno, aunque precisaban a renglón seguido que no tenían ninguna información concreta.

El calendario propio de ERC

Y aunque en el PSOE y en el Gobierno hay prisas porque empiece la legislatura, ya se asume que el calendario de la investidura lo marcará ERC, si finalmente hay acuerdo. Además, en la dirección del PSOE se es consciente de que los republicanos tienen calendario propio, con dos acontecimientos significativos la semana del 16 de diciembre.

Así, el 19 de diciembre se conocerá el dictamen del Tribunal de Justicia de la UE sobre la inmunidad del presidente de ERC, Oriol Junqueras. Y dos días después, el 21 de diciembre, ERC celebra su 28º Congreso.

Sánchez dio la sensación de que está completamente seguro que esta vez saldrá adelante su investidura

Ambos hechos pueden determinar que los republicanos catalanes busquen una negociación más larga. De hecho, siempre se ha dicho desde ERC que no tenían ninguna prisa en que se fijase una fecha para la investidura.

Tal vez, por ello, Sánchez insistió en que lo importante es"qué" se acuerde, no el "cuando", intentado mostrar cierta indiferencia a que la investidura pudiera irse a mediados del mes de enero. Lo que no pudo evitar el líder socialista es dar la sensación de que tiene la seguridad absoluta que esta vez no irá a una investidura fallida.