Público
Público

Nuevo Gobierno Delgado: “En el futuro, donde quiera que esté, siempre serán mi horizonte las víctimas"

Juan Carlos Campo toma posesión de Justicia en medio de la polémica por el nombramiento de su antecesora como fiscal general del Estado.

Dolores Delgado, durante su intervención en el acto toma de posesión del nuevo ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, en el Palacio de Parcent. EFE/Ballesteros

julia pérez

Juan Carlos Campo ha recibido la cartera de ministro de Justicia de la mano de su antecesora y futura Fiscal General del Estado, Dolores Delgado, y acompañado por la plana mayor del poder judicial, de una vicepresidenta -Teresa Ribera- y de cuatro ministros del nuevo Gobierno.

Nadie ha hecho mención a la polémica del nuevo Ejecutivo de Pedro Sánchez: la elección de Delgado como fiscal general del Estado, cuyo nombramiento se anunció este lunes, siendo ministra de Justicia. Pero esta decisión ha planeado sobre los juristas y funcionarios que han acudido al acto.

Fiscal de carrera, Delgado será la encargada de ejecutar la sentencia del ‘procés’ y la máxima responsable de las acusaciones de los casos aún abiertos en Catalunya. Pero también del caso Villarejo, donde el excomisario la cita en sus conversaciones.

Delgado no ha hecho mención alguna a su nuevo destino. En su intervención, ha destacado que Campo "conoce lo que es la Justicia y la administración de Justicia" y ha agradecido la colaboración de su equipo. Dolores Delgado ha dado las gracias "a todas las víctimas, que me han dado las mejores lecciones de vida y el Impulso para seguir adelante. En el futuro, donde quiera que esté, siempre serán mi horizonte las víctimas".

Juan Carlos Campo ha estado arropado por los ministros de Interior y Defensa, Fernando Grande-Marlaska y Margarita Robles, jueces como él de carrera, así como la vicepresidenta Teresa Ribera y los ministros de Política Territorial y de Cultura.

Juan Carlos Campo ha reivindicado un nuevo modelo de Justicia y ha pedido la colaboración de todos los sectores porque “es necesario vertebrar un nuevo modelo de Justicia, porque los modelos tradicionales no funcionan pese al esfuerzo de todos".

Magistrado sevillano en excedencia, exportavoz del PSOE en el Congreso en esta materia y ex diirector general de Justicia, Campo conoce muy bien los retos a los que se enfrenta: "la Justicia no ha incorporado los elementos de cambio y modernización que hay en otro sectores", ha avanzado mientras destacaba la necesidad de inversiones para modernizarla.

"No contamos con una administración de Justicia, como decía la Constitución de 1812, pronta y eficaz, pero si tenemos los mimbres para intentarlo”, han sido las palabras de Campo.

En el acto se encontraba un compañero de carrera y amigo íntimo que conoce bien este reto: José De la Mata, magistrado de la Audiencia Nacional y exdirector general de Modernización de Justicia en la etapa de José Luis Rodríguez Zapatero. También ha asistido el presidente de este tribunal y el juez decano, José Ramón Navarro y Santiago Pedraz, así como el fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Jesús Alonso.

Segarra: "Ningún problema"

Asistía al acto la hasta ahora fiscal general del Estado, María José Segarra, quien es compañera de Delgado en la Unión Progresista de Fiscales. No ha querido comentar nada: "Hoy no es el día de hacer declaraciones. Ceso con el Gobierno que me nombró. Ningún problema".

Sólo la Unión Progresista de Fiscales ha salido en apoyo de Dolores Delgado, de quien ha destacado su trayectoria y ha pedido un voto de confianza a su gestión.

La mayoría de las asociaciones de jueces y fiscales se han mostrado muy críticos con el nombramiento de Delgado porque consideran que pasar de ser ministra de Justicia a Fiscal General del Estado compromete la apariencia de imparcialidad del Ministerio Público.

En cambio la portavoz de UPF, Teresa Peramato, ha pedido un voto de confianza, ya que Delgado sabe el fiscal general del Estado es una figura "absolutamente independiente durante su mandato".