Público
Público

Oposición coronavirus Casado utiliza a sus presidentes autonómicos para hacer oposición y plantear exigencias al Gobierno

Los presidentes autonómicos del PP son la voz de Pablo Casado en esta emergencia sanitaria y no al revés.

El líder del PP, Pablo Casado, a la izquierda de la foto, acompañando a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que posa junto al presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno Bonilla. Juan Carlos Hidalgo / EFE
El líder del PP, Pablo Casado, a la izquierda de la foto, acompañando a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que posa junto al presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno Bonilla. Juan Carlos Hidalgo / EFE

marta monforte

Los presidentes autonómicos del PP son la voz de Pablo Casado en esta emergencia sanitaria y no al revés. Si bien es cierto que dentro de las filas populares conviven almas distintas, ahora que el líder del PP ha perdido el foco mediático tras haberse paralizado la actividad habitual del Congreso por el estado de alarma, son los dirigentes territoriales quienes adquieren protagonismo y lideran la oposición desde un mismo bloque.

Cada uno en su rol, los presidentes autonómicos del PP están añadiendo presión sobre el Ejecutivo central. La presidenta madrileña Isabel Díaz Ayuso ha estado tomando decisiones de manera unilateral desde el inicio del estado de alarma, al margen de lo establecido por el Gobierno, y no ha tenido reparos en criticar abiertamente la gestión de Pedro Sánchez, a pesar de que desde el PP se ha prometido "lealtad": "Sánchez no ha dicho ni propuesto absolutamente nada que no se esté haciendo en Madrid. Así que no acepto que la señale como la apestada en su mitin televisivo", escribió el pasado sábado tras la comparecencia del presidente del Gobierno.

Por su parte, el murciano Fernando López Miras primero anunció y después "exigió" al Ejecutivo que se tomasen medidas para paralizar toda la actividad "no esencial" para la subsistencia y el abastecimiento en la Región de Murcia. El Ministerio de Sanidad, Salvador Illa, es el único que puede tomar una decisión de ese calado y así lo hizo saber al conservador. De momento -y como ha confirmado la vicepresidenta tercera Nadia Calviño- se descarta tomar esa medida en ninguna región, incluyendo Madrid, la más afectada por el coronavirus: "Cada minuto que perdamos son vidas que ponemos en peligro", alertó el popular, en una clara alusión a la "irresponsabilidad" del Gobierno.

También el gallego Alberto Nuñez Feijóo -más alejado de los posicionamientos de Casado- se ha unido a esta campaña de desgaste contra los socialistas y Unidas Podemos. El presidente de la Xunta de Galicia culpa al Gobierno por no tener suficientes equipos de protección y aparatos sanitarios: "El personal sanitario traslada de forma unánime no hay material que garantice el correcto desempeño de su actividad en las próximas semanas. Apenas ha llegado nada desde que se decretó la alarma. Tenemos necesidades imperiosas de mayor material de protección, tests, respiradores y material de UCI y de hospitalización".

La queja sobre el material sanitario también la ha planteado el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno Bonilla, y la propia Díaz Ayuso. Sin embargo -y como trasladan fuentes populares a Público- son las comunidades y no el Estado quien ha tenido la potestad para las compras de este material hasta el pasado sábado. Los líderes territoriales asumen la "imprevisión" que ha generado la pandemia, pero culpabilizan sobre todo a Sánchez. En el caso de Ayuso, ha llegado a plantear que el Gobierno no esté haciendo llegar las mascarillas a propósito: "Pido que no se bloqueen los pedidos", escribió en su cuenta de Twitter.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, también insiste al Gobierno en la necesidad de incrementar las medidas restrictivas, como cerrar los lugares de culto, limitar todavía más el transporte y el cese de cualquier actividad comercial salvo lo esencial. También ha planteado que las vacaciones de verano coincidan con el mes de abril con objeto de que la actividad industrial "no se resienta".

Casado cierra filas con sus presidentes

El presidente de los populares ha cerrado filas con sus presidentes autonómicos en una rueda de prensa telemática. "Prefiero que pequemos en exceso. Con una pandemia de estas características es mejor prevenir", ha señalado en referencia a las medidas plantradas por López Miras pero también por Mañueco e incluso por Juanma Moreno, a pesar de que Andalucía es la región menos afectada, de momento, por el coronavirus. 

Casado ha insistido en que al Gobierno no debe "temblarle el pulso" para tomar medidas drásticas y ha puesto como ejemplo las iniciativas de la Comunidad de Madrid que luego Sánchez se vio "obligado" a impulsar a nivel nacional. Y ha asegurado que "comparte y respalda" todas las reclamaciones de los barones autonómicos del PP. Al fin y al cabo, son las suyas propias.

Además, ha informado a la prensa de que ha mantenido una conversación con Pedro Sánchez en la que le ha trasladado su apoyo a la prórroga del estado de alarma que se votará este miércoles en el Pleno del Congreso aunque sin dejar de añadir que las medidas han "llegado tarde" y no son "suficientes"