Público
Público
Únete a nosotros

Otegi, proclamado candidato a lehendakari: “Vivo feliz en la lucha”

El dirigente abertzale ofrece su primer mitin tras ser confirmado como el aspirante de EH Bildu para las autonómicas del próximo otoño. “Hay una posibilidad para construir otra Euskal Herria”, afirma

Publicidad
Media: 3
Votos: 4

Otegi, en un acto en Bilbao este miércoles. EFE/Luis Tejido

BILBAO.- Situado en el corazón de Bilbao, el Palacio Euskalduna ha sido escenario de todo tipo de eventos. Desde funciones de ópera hasta actos institucionales, pasando por obras de teatro o conciertos de rock. Sin embargo, las autoridades españolas jamás habían estado tan atentas por lo que pasaba allí dentro como en la tarde de este martes: a pesar de los malos augurios de la Fiscalía General del Estado, Arnaldo Otegi ha ofrecido su primer mitin como candidato a lehendakari por EH Bildu. “Es una gran responsabilidad”, ha afirmado.

El acto ofrecido en el Euskalduna de Bilbao forma parte de “Escuchar para mejorar”, una gira que arrancó el pasado sábado en Pamplona y terminará el próximo día 3 en Arrasate. Siguiendo el guion previsto, Otegi se presenta en cada uno de estos actos –en los que el público formula preguntas- junto a otros miembros de la coalición abertzale, pero los flashes –tal como volvió a quedar comprobado este martes en la capital vizcaína- suelen apuntar hacia su rostro. En esta oportunidad, la expectación era incluso mayor: se trataba de su primera intervención pública tras la confirmación de su candidatura por parte de las bases de EH Bildu, que dieron el visto bueno a su designación. El salón, con un aforo para aproximadamente mil personas, se quedó pequeño.

Tras recibir la primera ovación del público –que coreó gritos a favor de la independencia-, Otegi aprovechó sus primeras palabras para referirse a su candidatura. “Hay una posibilidad para construir otra Euskal Herria”, señaló al comienzo de su intervención, en la que reiteró varias veces que hablaba en calidad de “candidato a lehendakari”. “No entiendo la vida sin compromiso (…) vivo feliz en la lucha”, subrayó.

Sus palabras estaban pensadas para las personas presentes en el Euskalduna, pero también para Madrid. Algunas horas antes, la fiscal general del Estado, Consuelo Madrigal, había advertido desde la capital española que se pondrá en contacto con la Junta Electoral para notificarle que el líder de EH Bildu está inhabilitado para ocupar un cargo público hasta 2021. Sin embargo, desde la izquierda independentista argumentan que la sentencia del denominado caso Bateragune –por el que fue encarcelado seis años y medio- no especifica que no pueda presentarse a unas elecciones. Por ello, la dirección de la plataforma abertzale confía en que finalmente no habrá impedimentos legales para que pueda presentar su candidatura al máximo cargo institucional del País Vasco.

Tras escuchar las primeras reflexiones por parte del público –entre los que se encontraban cargos públicos de ese sector político, además de familiares de presos y veteranos militantes abertzales-, Otegi defendió la apuesta de EH Bildu como un “proyecto de mínimos” en el que coinciden “diferentes sectores sociales”. “EH Bildu no es la izquierda abertzale. Es un frente amplio que recoge tradiciones políticas diferentes para converger en un proyecto común. Eso es lo importante; la diversidad nos enriquece”, destacó.

En ese contexto, llamó a “repensar el proyecto independentista”, el cual “no debe pivotar exclusivamente” en lo que denominó como “la cuestión identitaria”. En tono autocrítico, dijo que la izquierda soberanista debe apostar por un “proyecto que atraiga a la gente para que pueda vivir mejor”. Mirando a Europa, lamentó que la crisis de los refugiados ha encontrado a una izquierda “sin discurso y sin iniciativa”.

Mirando hacia casa, el candidato abertzale reivindicó la creación del Estado vasco y aseguró que “en ningún país del mundo será tan sencillo obtener la nacionalidad”. “Para ser vasco o vasca alcanzará con vivir en Euskal Herria y querer serlo”, subrayó.

“Prohibido abandonar”

Respecto a las elecciones generales del próximo 26 de junio, Otegi afirmó que serán “la primera vuelta de las autonómicas”. “Necesitamos un buen resultado para encarar esas elecciones en mejores condiciones”, subrayó. En tal sentido, defendió la participación del independentismo en la cita electoral del 26 de junio. “Vamos a seguir luchando para generar las condiciones para que algún día definitivamente no volvamos”, apuntó. Ese día, aclaró, “será cuando seamos mayoría en este país”.

Tal como ya había hecho en varias ocasiones desde que salió de la cárcel de Logroño, aseguró que EH Bildu “contribuirá como el que más” en caso de que “se abra una oportunidad para democratizar el estado”. Pero si eso no ocurre, advirtió, “abriremos un proceso constituyente en este país”, al que invitó –sin nombrarles directamente- a fuerzas políticas como Podemos e Izquierda Unida.

Antes de marcharse, el aspirante de la izquierda independentista al puesto de lehendakari pronosticó cuáles serían sus “primeras medidas” en caso de acceder a ese cargo. Lo hizo citando al poeta chileno Pablo Neruda. “Queda prohibido no sonreír a los problemas; queda prohibido no luchar por nuestras ideas; queda prohibido abandonar por miedo; queda prohibido no hacer realidad nuestros sueños”, apuntó.

“Estrategia cruel”

En el acto también se abordó la situación de los presos de ETA y de otras organizaciones de la izquierda abertzale que aún continúan en la cárcel. Otegi no dudó en calificar la política de dispersión como una “estrategia cruel que no tiene sentido, ni en términos jurídicos ni democráticos”. Sobre este punto, acusó al Estado español de intentar “aniquilar” a la izquierda abertzale, aunque advirtió de que “ni las ilegalizaciones ni las torturas” sirvieron para conseguir ese objetivo.

Más noticias en Política y Sociedad