Público
Público

Catalunya Pablo Iglesias se ofrece a mediar en "el conflicto catalán" y visitará a los presos

El líder de Podemos se reúne con el president de la Generalitat, Quim Torra, quien plantea una "relación estable" con el partido morado para trabajar en el diálogo.

El presidente catalán, Quim Torra, y el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, se han visto en Barcelona. (ANDREU DALMAU | EFE)

A la hora de buscar posibles aliados en el Congreso con respecto al conflicto catalán, el Govern de la Generalitat debe mirar necesariamente en una dirección: hacia Podemos y su entorno. Y el propio Ejecutivo catalán ha presentado este lunes al partido morado como su principal interlocutor en Madrid para favorecer el diálogo con el Gobierno, tras el encuentro del líder de la formación, Pablo Iglesias, y el presidente Quim Torra. Un papel que Iglesias mismo se ha otorgado con gusto, a la vez que resaltaba su convicción de que sólo desde la asunción de la "plurinacionalidad" se puede mantener Catalunya dentro del Estado.

Torra ha recibido a Iglesias en el Palau de la Generalitat durante cerca de una hora y media, en el primer encuentro del presidente catalán con un líder parlamentario del Congreso desde que accedió al cargo, ya 15 días de reunirse con el presidente del Gobierno central, el socialista Pedro Sánchez. Y justamente las futuras conversaciones entre ambos ejecutivos sobre la situación en Cataluña ha centrado la conversación. Y, más concretamente, el posible papel de Iglesias como mediador, para favorecer este diálogo.

El propio Iglesias se ha ofrecido en parte a jugar este papel, cuando pidió que "el diálogo debe ser el vehículo" y cuando se ha comprometido a transmitir a Sánchez que "este debe ser el nuevo escenario político". "Hay que acabar con la excepcionalidad, con las cárceles y con la judicialización de la política", expresó Iglesias, en una comparecencia posterior a la reunión con Torra. Iglesias también ha anunciado su intención de visitar a los presos políticos catalanes y "contribuir al clima de distensión".

Sobre este "entender la situación" a que se refería Artadi, Iglesias ha dado algunas pistas previamente. Coincidió con la posición del gobierno catalán -y los partidos soberanistas- en valorar que "la monarquía ha jugado un papel muy torpe, un papel de desunión" en el "conflicto catalán", y ha reafirmado su compromiso con un modelo de estado "plurinacional", que consideró como "consustancial a España".

"Quien no entiende la plurinacionalidad no entiende España", ha llegado a decir Iglesias, que ha añadido que "sólo" desde los "valores republicanos", que implican "federalidad o confederalidad", Cataluña y España pueden "compartir Estado".

El Gobierno y su "sintonía" con Podemos

Desde el gobierno catalán, Artadi ha insistido en destacar los "puntos de encuentro" y los "muchos elementos en común" con Podemos. Y no sólo en cuanto al debate territorial. Así, la portavoz del Gobierno ha expresado la "voluntad de mantener una relación estable" con la formación morada para "avanzar en políticas progresistas", y ha resaltado la "plena sintonía" en varias cuestiones "del ámbito social", ofreciéndoles así, casi explícitamente, el apoyo de los partidos independentistas en futuras iniciativas de Podemos en el Congreso, porque "tenemos muchas ganas de que haya cambios en España", en dirección "progresista".

Donde no ha habido tanto de acuerdo es en la cuestión de la situación de los políticos presos. Iglesias consideró "importante" que estos sean trasladados a cárceles catalanas, y ha señalado que el presidente Pedro Sánchez "está de acuerdo" y "lo desea". Artadi, en cambio, ha precisado que la posición del Gobierno de la Generalitat "no es negociar el acercamiento de los presos", porque lo que hace falta es "liberarlos".