Público
Público

Pedro Sánchez contraprograma en Sevilla los actos de Díaz con Rubalcaba y Valenciano

Anuncia que es mismo fin de semana arrancará su campaña de consulta a la militancia

El ex secretarios generales del PSOE, Pedro Sánchez y Alfredo Pérez Rubalcaba. EFE

MANUEL SÁNCHEZ

MADRID.- La osadía de Pedro Sánchez en muchas de las decisiones que tomó durante los más de dos años que estuvo al frente del partido es más que conocida y hay decena de ejemplos, pero parecer que esto no va a cambiar.

Tras anunciar la noche del miércoles que volvía a la carretera para escuchar a la militancia, compartir sus inquietudes y ver qué PSOE quieren sus afiliados, este jueves volvió a utilizar el método de la comunicación tuitera para anunciar: “Primera estación: Sevilla, 29 de enero. Pronto os daremos detalles del lugar y la hora. Os esperamos! Gracias a todos/as.

Sin embargo, a última hora se ha visto obligado a adelantar el acto, para no coincidir con un partido de fútbol.

Más allá del desafío de elegir como primer escenario el feudo de la posible candidata Susana Díaz a la Secretaría General del PSOE; la decisión de Sánchez no tiene otro nombre que una contraprogramación en toda regla a la presencia de Alfredo Pérez Rubalcaba y Elena Valenciano en actos en Andalucía ese mismo fin de semana con Susana Díaz, algo que ya se conocía previamente.

Ya levantó gran polvareda esa información al interpretarse que la presencia de los que fueron los máximos dirigentes del PSOE quería ser todo un gesto para estar arropando a Díaz y hacer aún más explícito su apoyo a la posible candidata.

Luego, se negó con argumentos de todo tipo: desde que era un acto ya previsto desde hace mucho tiempo, que coincidía el centenario de una agrupación o hasta que Rubalcaba tenía nostalgia porque se acordó que en alguna ocasión fue diputado por Cádiz, que es donde acompañará a la presidenta.

Lo cierto es que la presencia de Sánchez abre otro escenario político. Se contarán la presencia de militantes en cada acto, quién acude a las citas, dónde empiezan a posicionarse las bases del PSOE, y se tomará buena nota de quién va y quién no va. En osadía Sánchez sigue con el listón muy alto.

Más noticias de Política y Sociedad