Público
Público

Pedro Sánchez El primer presidente que no es diputado y otras seis curiosidades del nuevo jefe del Ejecutivo

El secretario general del PSOE Pedro Sánchez se convierte en el primer presidente del Gobierno de la historia de la democracia española que llega al cargo tras salir victorioso de una moción de censura.

Publicidad
Media: 3.33
Votos: 6

El secretario general del PSOE Pedro Sánchez aplaudido por su grupo parlamentario en el hemiciclo del Congreso, tras la moción de censura. / Reuters

Pedro Sánchez es el nuevo presidente del Gobierno de España. Tras la votación de este mediodía en el Congreso de los Diputados que aprobaba la moción de censura contra Mariano Rajoy, el socialista se ha convertido en el séptimo jefe del Ejecutivo de la democracia. Y el tercero del PSOE.

Desde la inédita vía por la que llega a Moncloa hasta el corto periodo durante el que la habitará, el secretario general de los socialistas tiene cantidad de curiosidades sin precedentes en un presidente de Gobierno.

Primer presidente por una moción de censura

Sánchez es el primer presidente que llega al cargo tras salir victorioso de una moción de censura. Nunca antes, de las cuatro que ha vivido el Parlamento español en los últimos 40 años, se había logrado la mayoría absoluta en una moción de censura. Adolfo Suárez (1980), Felipe González (1987) y Mariano Rajoy (2017), consiguieron salir airosos de las suyas.


No es parlamentario

Pedro Sánchez es el único jefe del Ejecutivo en la historia de la democracia que no es parlamentario: ni diputado ni senador. Sánchez decidió dejar su escaño en el Congreso en octubre de 2016 cuando el PSOE colaboró con el PP en la investidura de Mariano Rajoy absteniéndose en la votación.

El entonces líder de los socialistas no compartía la maniobra que el partido defendía como “abstención técnica” para desatascar la situación política del momento. Pedro Sánchez dijo que iba “en contra de su compromiso electoral” y decidió entregar su acta de diputado.

Su partido no ha ganado las elecciones

El nuevo presidente no ha ganado en unas elecciones. Ya no él como cabeza de lista, sino su partido. Es más, en las últimas elecciones generales, las del 26-J de 2016, el PSOE obtuvo los peores resultados electorales de su historia.

El PP seguía siendo la fuerza más votada y Podemos y Ciudadanos iban comiéndole la tostada poco a poco. Pese a mantener prácticamente el mismo número de votos con respecto al 20-D de 2015, el PSOE perdía 5 diputados y hasta caer a los 84. Se quedaba con 52 diputados menos que la primera fuerza, el PP (137).

Como curiosidad, otro presidente de Gobierno que llegó al cargo sin pasar por las urnas como cabeza de lista fue Lepoldo Calvo-Sotelo en la I Legislatura. El de UCD asumió el cargo en 1981 tras la dimisión de Adolfo Suárez, tras el intento de golpe de Estado del 23-F. 

Un grupo parlamentario pequeño 

El PSOE no es la primera fuerza en el parlamento en esta legislatura. Tiene 52 diputados menos que el PP, que cuenta con 137. Esta salvedad hará que sea la primera vez que el grupo parlamentario que corresponde al Gobierno no es mayoría en la Cámara Baja.

Los demás presidentes han tenido, como mínimo, una bancada por encima de los 120 diputados. El ejecutivo de Mariano Rajoy ha contado hasta ahora con el menor número de escaños de la historia —dado que en 2015, cuando obtuvo 127 escaños, no llegó a ser investido presidente—.

En el caso de los presidentes socialistas, el primer premio al número de escaños más bajo se lo lleva Sánchez (84). Y también el segundo (90, en las elecciones de 2015). Le sigue -de lejos- Alfredo Pérez Rubalcaba, que obtuvo 110 escaños en las elecciones generales de 2011.

Uno de los mandatos más breves 

El nuevo jefe del Ejecutivo, una vez tome posesión, empezará la carrera a contrarreloj por no ser el presidente del Gobierno cuyo mandato sea el más breve de la historia de la democracia. Se disputará el primer puesto con Calvo Sotelo. El representante del Gobierno de la UCD llegaba en febrero de 1981 y se iba en diciembre de 1982. Tan sólo 22 meses duró su mandato.

Sánchez será presidente como máximo hasta junio de 2020, cuando finaliza esta XII legislatura. Serían por tanto 24 meses, a no ser que convoque elecciones antes de lo previsto tal y como ha manifestado en alguna ocasión. 

Un sueldo menor que no aprobó 

Los Presupuestos Generales del Estado recogen, entre otras cosas, el sueldo del presidente de Gobierno. El PSOE votó en contra de los PGE de 2018, pero Sánchez prometió mantenerlos, según dijo en el debate de la moción de censura, “por responsabilidad de Estado”.

Por ello, el socialista pasará de cobrar los 102.200 euros anuales correspondientes a la secretaria general del PSOE a los 80.500 euros anuales que se destinan de las arcas del Estado.

Este año no cobrará la cifra en su totalidad dado que solo ejercerá de jefe del Ejecutivo los 7 meses. Aún así, cobrará 40.200 euros por las pagas mensuales que corresponden de junio a diciembre. no contará con pagas extra dado que los cargos de gobierno reciben únicamente doce mensualidades. 

Habla inglés  

Aunque siempre ha resultado banal, ningún presidente de España ha hablado nunca la lengua de Shakespeare. Ahora, con la llegada de Sánchez a la Moncloa, España tendrá el primer presidente del Gobierno español que habla inglés.

Más noticias en Política y Sociedad