Público
Público

Pere Aragonès Aragonès pide aprobar ya los presupuestos catalanes para paliar la crisis del covid-19

El vicepresident de la Generalitat urge a validar las cuentas, que están en su última fase de tramitación, porque rehacerlos supondría un retraso de seis meses.

El vicepresident del Govern i conseller d’Economia i Hisenda, Pere Aragonès.-EFE
El vicepresident del Govern i conseller d’Economia i Hisenda, Pere Aragonès.-EFE

Paula Ericsson

El vicepresident del Govern i conseller d’Economia i Hisenda, Pere Aragonès, ha declarado este miércoles en Catalunya Ràdio que se necesitan medidas de choque para poder afrontar los efectos económicos del coronavirus, y ha asegurado que es "mucho mejor gestionar la situación actual con 3.000 millones de techo de gasto" de los presupuestos del 2020.

Según el vicepresident, todavía no se saben cuáles serán las consecuencias económicas como para hacer unos nuevos presupuestos, sino que es mejor aprobar los actuales y después hacer modificaciones. "No podemos estar seis meses funcionando con los presupuestos del 2017 con prórroga", ha reiterado.

El rechazo de frenar la tramitación de los presupuestos de Aragonès contradice la posición manifestada este martes por la portavoz del Govern, Meritxell Budó, que argumentó que "la situación actual lo cambia todo", durante la rueda de prensa telemática posterior a la reunión del Consell Executiu.

Según Budó, la emergencia del Covid-19 podría obligar a revisar las cuentas. "Todos los escenarios están abiertos", y "si hace falta replantearemos los presupuestos", aseveró la consellera de Presidència. La previsión de ingresos y la distribución de los gastos, dijo, se podrían ver alteradas por la crisis del coronavirus.

Seis meses de retraso

Pero para el vicepresident Aragonès rehacer el cálculo de las previsiones de ingresos y gastos podría comportar seis meses de retraso, por lo que ha apostado por aprobar los actuales que según Aragonès "permiten disponer de 3.000 millones más al Gobierno para poder hacer frente a la crisis actual".

Los presupuestos de la Generalitat estaban en la fase de tramitación en el Parlament después de superar la fase de enmiendas a la totalidad. Esta tramitación se ha visto frenada por la paralización de la actividad parlamentaria como consecuencia de la crisis del Covid-19.

El acuerdo entre los partidos del Govern, JxCat y ERC y los Comunes garantizaban la luz verde a las cuentas.

Paquete "insuficiente" de Sánchez

Sobre las medidas económicas acordadas este martes por el Gobierno español, el vicepresident ha reconocido que "son un paso pero no son suficientes para contener lo que nos pasará". En este sentido, ha recordado que quién tiene la capacidad de dar seguridad jurídica es el Gobierno estatal, y desde de la Generalitat han considerado que "las medidas son insuficientes" y que hay que "ser mucho más intensos".

"Las soluciones homogéneas no pueden servir"

Respecto a las declaraciones del presidente español, Pedro Sánchez, quien ha asegurado que el coronavirus "no entiende de fronteras" ante las peticiones del confinamiento de Catalunya del presidente de la Generalitat, Quim Torra, Aragonès ha apuntado que las realidades de cada comunidad autónoma son diferentes.

"Las soluciones homogéneas no pueden servir. No se trata de reclamar competencias, sino de actuaciones claras y decididas", ha destacado el vicepresident, quien el pasado domingo dio positivo a la prueba del Covid19.

En el caso de la moratoria de las hipotecas, pero no de los alquileres, el vicepresident ha recordado que la mayoría de impagos y desahucios actuales son los vinculados a los alquileres, no a la propiedad. "Cuando hay paralización de la actividad económica se necesitan medidas mucho más ambiciosas", ha defendido.

Según el conseller, para mantener la cadena de pago se tienen que seguir pagando las nóminas. En este sentido, apuesta por liberar gastos a los empresarios. "Hay que inyectar liquidez a la economía, y hace falta asumir los pagos que se puedan ahorrar para pagar las nóminas y necesidades", ha subrayado.

Durante la reunión telemática que tuvo lugar este martes entre la Ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y el resto de responsables autonómicos en la materia, aseguraron que están centrados en el choque inicial, y que los objetivos de estabilidad, déficit y regla de gasto "han saltado por los aires". "Hacen falta medidas muy contundentes. No es una crisis económica como las de antes, porque el choque viene de la salud, no de la economía", ha insistido.

En este sentido, Aragonès ha recordado que el Govern activó el pasado jueves líneas de crédito y acordó aplazar todos los impuestos de la Generalitat "hasta que pase la alarma".

Pide a Bruselas "una inyección directa a la deuda pública"

Así mismo, han facilitado la tramitación de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE). "El contrato queda suspendido, pero nosotros seguimos pagando a la empresa el equivalente a las nóminas. Tenemos 4.000 millones de euros de capacidad contractual", ha asegurado.

Para Aragonès, el Banco Central Europeo (BCE) y la Comisión Europea (CE) tienen que ser "mucho más osados en política monetaria". Aunque ha reconocido que no es posible hacer una inyección directa del BCE a la economía familiar, ha reiterado que es necesario "hacer una inyección directa de deuda pública" y que, a partir de esta medida, las administraciones puedan ayudar económicamente a los ciudadanos.

"Tenemos que ser todos muy conscientes que estamos en una situación totalmente excepcional", ha aseverado. Entre un choque muy duro en la economía o uno de muy menor, ha valorado que hay que ser "osados y valientes" con las medidas a llevar a cabo. "Hace falta que todo el mundo entienda el que supone el cierre de la economía", ha alertado.

Sobre las prestaciones de los autónomos, ha reconocido que la medida establecida por el Estado podría ser insuficiente, sobre todo para los trabajadores que han tenido caída de actividad en estado de alarma.

Aun así, ha asegurado que hay que aplicarla y se ha mostrado abierto a ampliar las ayudas. "Hagámosla, pero hay que gestionar la situación independientemente de las competencias. Hay que ser absolutamente proactivos, es una situación de necesidad absoluta", ha concluido.

Más noticias