Público
Público

PP-Cs Cs confía en sacar partido del periplo judicial del PP con la 'Kitchen' pero sin romper sus alianzas

Al PP le ha sorprendido que Inés Arrimadas haya anunciado que su partido apoyará la creación de una comisión de investigación sobre el 'caso Kitchen' en el Congreso. "No es el socio más fiable", lamentan fuentes de la formación.

El líder del PP, Pablo Casado, junto a la presidenta de Cs, Inés Arrimadas, y el secretario general de Cs en el Congreso, Jose María Espejo, el pasado mes de febrero. Fuente: Cs (Pedro Ruiz)
El líder del PP, Pablo Casado, junto a la presidenta de Cs, Inés Arrimadas, y el secretario general de Cs en el Congreso, Jose María Espejo, el pasado mes de febrero. Fuente: Cs (Pedro Ruiz)

marta  monforte

Semana negra para el Partido Popular después de que el juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón levantara lunes el secreto de sumario de la operación Kitchen, una presunta trama delictiva que tuvo lugar durante la primera legislatura del Gobierno de Mariano Rajoy por el espionaje al extesorero del PP, Luis Bárcenas, y que involucra al entonces presidente del Ejecutivo y a algunos de sus colaboradores más cercanos, como los exministros Jorge Fernández Díaz y María Dolores de Cospedal.

El actual líder del PP, Pablo Casado, trató de zanjar la polémica alegando que él solo era un "diputado por Ávila" que "no tenía responsabilidad en el partido" durante los años en los que se sitúan los hechos. Sin embargo, el periplo judicial no ha hecho más que empezar para el PP, que teme un goteo incesante de titulares en cuanto las investigaciones del caso continúen. A ello se le suma el hecho de PSOE, Unidas Podemos y ERC trabajan ahora en la creación de una comisión de investigación sobre la Kitchen, que podría llamar a declarar a Casado, como pide la formación morada.

En este contexto, al PP le ha sorprendido que la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, haya confirmado este viernes que su partido apoyará la creación de dicha comisión en el Congreso. "Nosotros siempre hemos apoyado las comisiones de investigación de casos graves de corrupción que están en los juzgados", ha declarado la líder de Cs, en una entrevista en RNE. A juicio de las fuentes consultadas por Público en el PP, Arrimadas "se alinea con el bloque de la izquierda en sintonía con su nueva estrategia". "No es el socio más fiable", lamentan.

La llegada de Arrimadas a la presidencia de Cs el pasado mes de marzo conllevó un cambio estratégico en sus pactos tras el veto que su antecesor, Albert Rivera, estableció al PSOE y más concretamente a su líder, Pedro Sánchez, actual presidente del Gobierno. Arrimadas revoco el veto que ella misma había defendido con vehemencia meses antes, al formar parte de la Ejecutiva de Rivera con la intención de llevar a Cs a "la centralidad del tablero".

El PP pide a su socio que reconsidere su apoyo a la comisión

El portavoz nacional del PP, José Luis Martínez-Almeida, ha pedido a su socio de Gobierno en cuatro autonomías y decenas de ayuntamientos que reconsidere su posición y no forme parte de lo que, a su juicio, es un "linchamiento político". "Les pido que hagan un ejercicio de reflexión y vean si merece la pena asociarse a Unidas Podemos, al PSOE y a los socios de investidura cuando nadie duda de que no tiene más finalidad que ejercer un linchamiento político de la actual dirección del PP", han sido sus palabras en una entrevista en esRadio.

Recientemente fuentes de la formación conservadora admitían a Público que había cierto "temor" en el seno del partido respecto a que Vox rentabilizase sus horas bajas, especialmente después de que la mayoría de los sondeos pronostiquen una subida para el PP en detrimento de la formación ultraderechista. Y eso es precisamente lo que busca Ciudadanos.

Cs quiere volver a convertirse en un "partido de mayorías"

Lo cierto es que desde la dirección de Ciudadanos confían en sacar partido del periplo judicial del PP y poder convencer "a esa España desencantada con los viejos partidos" que también "están decepcionados con los nuevos", en alusión a Unidas Podemos. Precisamente, Cs ha registrado este viernes en la Cámara Baja una batería de preguntas dirigidas al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, sobre las amenazas que ha denunciado José Manuel Calvente, exresponsable del equipo de legal de Podemos, tras advertir sobre supuestas irregularidades en la financiación de la formación morada.

Aseguran los más cercanos a Inés Arrimadas que Cs "tiene mucho más recorrido" del que pintan sus adversarios políticos y "es el único" que ha demostrado que "ha venido a regenerar la política como prometió". Entre sus planes a largo plazo está volver a convertir a Cs un partido de mayorías —tras perder 47 escaños en las elecciones de noviembre de 2019— y eso pasa por visibilizar que "el PP sigue muy vinculado con la corrupción". "Nosotros no arrastramos esa mochila", sintetiza una alta fuente de la formación naranja.

Los gobiernos de coalición están a salvo

Pese a que desde la formación naranja están decididos a investigar la corrupción del PP "caiga quien caiga y afecte a quien afecte", insisten en que los gobiernos de coalición no van a romperse y se muestran "profundamente satisfechos" del trabajo logrado hasta ahora. PP y Cs comparten la gestión de distintas administraciones como la Comunidad de Madrid, la Región de Murcia o la Junta de Andalucía, además de ayuntamientos como el de la capital. En todos estos casos necesitan el apoyo externo de Vox para sacar los Presupuestos y otras leyes que deben ratificarse ante los órganos de gobierno.

Los naranjas también descartan por completo apoyar una moción de censura en la Asamblea de Madrid contra la presidenta Isabel Diaz Ayuso. Ni si quiera sopesan la posibilidad -planteada por el PSOE- de que el vicepresidente Ignacio Aguado, sea el candidato. De momento, Cs sigue negándose a apartar a Ayuso "en cualquiera de los escenarios". "Peligraría nuestra credibilidad en el resto de los gobiernos compartidos con el PP" añade un colaborador cercano a Inés Arrimadas.

Más noticias de Política y Sociedad