Público
Público

El PP, favorecido por las 'secuelas neuropsíquicas' que impiden declarar a Lapuerta

Los forenses de la Audiencia confirman que el antecesor de Bárcenas no está en condiciones de comparecer ante el juez Ruz

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los forenses de la Audiencia Nacional han remitido este lunes al juez Pablo Ruz un informe sobre el estado de salud del extesorero del PP Álvaro Lapuerta, en el que determinan que no se encuentra en condiciones de declarar debido a las 'secuelas neuropsíquicas' que sufre, han informado fuentes jurídicas.

De ese modo, Lapuerta no podrá ser interrogado sobre la existencia de una contabilidad B en el PP que habrían llevado durante lustros él mismo y su subordinado, el entonces gerente Luis Bárcenas. La no comparecencia --de momento-- de Lapuerta evita la posibilidad de que una nueva voz apunte contra el Partido Popular y su supuesto cobro de donaciones ilegales y el pago de sobresueldos en negro a sus principales dirigentes.

Los especialistas examinaron el pasado 13 de septiembre al extesorero para certificar si reunía el estado de salud necesario para afrontar una nueva declaración en la pieza separada del 'caso Gürtel' en la que se investiga la contabilidad B de la formación conservadora.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 5, Pablo Ruz, ordenaba esta diligencia en una providencia, después de que el director del Instituto de Medicina Legal de la Audiencia Nacional y otro especialista médico trasladaran en un primer análisis realizado el pasado mes de julio que el exdirigente 'popular', de 86 años de edad (que cumplio este domingo), no reunía 'las condiciones óptimas necesarias para realizar una declaración judicial compleja'.

Tras recibir ese primer informe, Ruz renunció a citar a declarar como imputado a Lapuerta aunque acordó que se le realizara un nuevo informe médico a partir del 1 de septiembre para valorar 'la existencia o no de mejora clínica'.

El imputado estuvo 14 días en coma y quedó 'impedido' tras sufrir lo que sus hijos definieron en un comunicado como 'dos extrañas caídas' en la puerta de su domicilio.

Lapuerta declaró ante el juez el pasado 21 de marzo y negó la existencia de una contabilidad B en el Partido Popular y afirmó que jamás vio ningún tipo de papel que lo sustentara. Durante su comparecencia ante el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5, mantuvo la misma versión que ofreció en otra declaración anterior, prestada en febrero ante el fiscal Anticorrupción Antonio Romeral e insistió en que la financiación del partido en el Gobierno cumple la ley y no existen unas cuentas en negro.

Después de esas dos comparecencias, fue cuando sufrió las 'extrañas caídas'. Lapuerta no ha podido declarar después de que, el pasado mes de julio, Bárcenas confirmase al juez por primera vez que los papeles con la contabilidad B del PP fueron escritos por él, y que el visado que figuraba en las hojas eran de su entonces jefe, Alvaro Lapuerta.

A finales de julio, el abogado de Lapuerta, Javier Iglesias, considerado próximo a la actual dirección del PP, dejó de representarle. Ello lanzó las especulaciones sobre un cambio en la línea de declaración del propio Lapuerta, que hasta la fecha no ha podido verificarse por su estado de salud.

Más noticias en Política y Sociedad