Público
Público

El PP resucita sus campañas contra el euskera para tratar de eclipsar a Vox en el Parlamento Vasco

La formación conservadora lleva una proposición a la Cámara autonómica en la que critica que el conocimiento de este idioma se convierte en un elemento "discriminatorio" a la hora de acceder a un empleo público.

Carlos Iturgaiz
El portavoz del PP vasco, Carlos Iturgaiz, en una imagen de archivo. EFE

La realidad lingüística del País Vasco vuelve a recorrer los rincones del Parlamento Vasco, y lo hace nuevamente de la mano del PP. La formación liderada por Carlos Iturgaiz ha destinado una de sus primeras iniciativas de la nueva legislatura autonómica a tratar de rebajar el peso del euskera –lengua oficial junto al castellano– en la administración. Su Proposición No de Ley coincide con el desembarco de Vox en el Parlamento de Euskadi, donde la ultraderecha ya cuenta con un escaño.

"Las políticas lingüísticas puestas en marcha durante los gobiernos nacionalistas precisan de un cambio de rumbo en la exigencia desproporcionada del euskera en relación con otros méritos", dice la propuesta formulada por la parlamentaria de la coalición PP-Ciudadanos (ambas formaciones acudieron juntas a las elecciones autonómicas del pasado 12 de julio) Laura Garrido.

El texto, que se debatirá en el pleno de este jueves, llama a "dejar al margen aquellas posiciones que pretenden utilizar la lengua como elemento de confrontación partidista que en nada favorecen su impulso en una sociedad diversa y plural".

El PP sostiene que el "conocimiento" del euskera "se convierte en un elemento claramente discriminatorio a la hora de acceder a un empleo público en la Administración de la Comunidad Autónoma de Euskadi". "Obligar a todo aspirante a un empleo público al dominio del euskera como requisito indispensable para optar al puesto es injusto no sólo con los opositores, sino también con muchos ciudadanos que esperan recibir el mejor servicio público con independencia de la lengua que hablen", subraya.

El PP busca que el Gobierno Vasco modifique sus criterios en las oposiciones de empleo público, ya que a su criterio hay una valoración "excesiva e injustificable" de esta lengua oficial. De hecho, reivindica que el euskera "no se convierta en un elemento determinante en el momento de acceder a un puesto en la Administración".

"Arma arrojadiza"

No es la primera vez que el PP critica la presencia del euskera en el ámbito público. En abril del año pasado, el entonces candidato a diputado de ese partido por Araba, Javier Maroto, anunció que presentaría una propuesta en el Congreso para que el euskera no fuese una "barrera" o un "arma arrojadiza" a la hora de acceder a un puesto de empleo público en la Comunidad Autónoma Vasca.

En enero pasado, los populares difundieron un video en el que se narraba la historia de Lorea, una joven que al llegar a su edificio se topaba con un anuncio del ayuntamiento íntegramente en euskera, en el que se avisaba sobre un corte de agua. "Lorea no sabe euskera y por ello no podrá prever el corte", decía el spot de los conservadores. El alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran (PNV), se vio en la obligación de aclarar que las notificaciones municipales se realizaban en los dos idiomas.

Aquel video formaba parte de la campaña de los populares contra el decreto del Gobierno Vasco que permitía precisamente que los ayuntamientos eligiesen la forma en que preferían dirigirse a nivel externo o interno en función de la realidad sociolingüística del municipio. Si bien se aclaraba que se garantizaría siempre el derecho de la ciudadanía a expresarse en las dos lenguas oficiales, el PP presentó un recurso contra esta norma ante el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, alegando que resultaba "discriminatoria" hacia quienes solo hablan castellano. Vox también llevó este decreto a los tribunales.

Enmiendas a la totalidad

El debate en torno al idioma volverá este jueves al Parlamento Vasco con el debate de la Proposición No de Ley formulada por los populares. De momento, Vox no ha anunciado el sentido de su único voto, aunque en sus discursos ya ha dejado claro su rechazo absoluto hacia este idioma. 

Mientras tanto, PNV y PSE por un lado y EH Bildu por otro han formulado enmiendas a la totalidad. El texto redactado por peneuvistas y socialistas insta al Gobierno –integrado por ambas formaciones– a continuar con el proceso de "adaptación y actualización de los perfiles lingüísticos exigidos" en la administración a la hora de realizar procedimientos de acceso a empleo público.

Por su parte, EH Bildu llama a "dar los pasos legislativos necesarios para que, a partir de 2021, el dominio de las dos lenguas oficiales" en Euskadi "sea condición indispensable para el desempeño de todos los puestos de trabajo que se cubran, tanto de forma provisional como definitiva, dependientes de la Administración pública de la CAV, sin vulnerar los derechos laborales del personal que actualmente ocupa dichos puestos". Según ha podido confirmar Público, EH Bildu tiene previsto hablar con PNV y Elkarrekin Podemos para tratar de alcanzar una posición común ante el texto del PP.

Más noticias de Política y Sociedad