Público
Público

Presupuestos Generales del Estado Cs busca pactar los PGE y dar utilidad a sus 10 escaños, después de que Casado les haya borrado del foco

La subida de impuestos para rentas altas y grandes empresas que el Gobierno ha incluido en el anteproyecto de Ley de los  Presupuestos no borra a Cs de la negociación. Los de Arrimadas tratarán de influir pese a la reticencia de Unidas Podemos.

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, durante una sesión de control en el Congreso. / EDUARDO PARRA (EUROPA PRESS)
La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, durante una sesión de control en el Congreso. / EDUARDO PARRA (EUROPA PRESS) — Eduardo Parra / Europa Press

marta monforte

La subida de impuestos para rentas altas y grandes empresas que el Gobierno conformado por PSOE y Unidas Podemos ha incluido en el Anteproyecto de Ley de los Presupuestos no borra a Ciudadanos de la negociación. Los naranjas, con 10 escaños en el Congreso, quieren visibilizarse como una formación útil y remarcar sus diferencias con el Partido Popular —que ya ha revelado que no los apoyará— después de que su líder, Pablo Casado, les borrara del foco tras realizar un discurso crítico contra Vox. Un papel que debería haber protagonizado Inés Arrimadas, según algunas voces.

Miembros de la dirección consultados por Público reconocen que les pilló desprevenidos el giro discursivo de Casado, en un momento en el que todos los partidos buscan controlar la agenda mediática. A los naranjas les preocupa que el PP se dirija hacia los electores "de centro", el flanco que ellos quieren representar. La líder de la formación, Inés Arrimadas, ha asegurado este martes en TVE que Ciudadanos tiene "un proyecto de país, no un discurso de media hora", en referencia a la intervención del líder conservador.

"Casado tenía mucho más de lo que desligarse que Inés en su discurso", valora un dirigente territorial de Cs. A su juicio, la batalla que se dio en el Congreso entre Pablo Casado y el líder de Vox, Santiago Abascal, "no deja de ser una pelea de dos chavales de Nuevas Generaciones". La citada fuente opina que el discurso del líder popular "mueve el tablero 48 horas" pero carece de utilidad porque no se abre a pactar los Presupuestos, como sí hace Cs. 

Desde la dirección naranja sopesaron pedir al PP el viernes que completara su giro y pactara los PGE, pero la idea no acabó de cuajar. La mayoría de los dirigentes consultados coinciden en que Cs está siendo el partido "más flexible y coherente", enfrentándose en diversas ocasiones con su socio de Gobierno por ese motivo, especialmente en la Comunidad de Madrid. El equipo de Arrimadas espera que Pedro Sánchez lo valore y no saque los PGE con "la mayoría Frankenstein" —así es como se refieren a las formaciones le dieron apoyo en la moción de censura— porque, valoran, eso "no gustará en Europa".

"Hay una estrategia Frankestein para que Cs salga"

El Gobierno llevará el anteproyecto de ley de Presupuestos al Congreso este mismo miércoles. Así lo ha anunciado la ministra portavoz y titular de Hacienda, María Jesús Montero. La socialista ha pedido a todas las fuerzas políticas "que hagan sus sugerencias" a las Cuentas, para que éstas sean "un reflejo de todas las sensibilidades de nuestra sociedad". Sin embargo, Unidas Podemos, no quiere que Ciudadanos influya en las Cuentas y mantiene conversaciones sobre los Presupuestos desde hace meses con los partidos que permitieron la investidura de Pedro Sánchez en el Congreso.

Los 'naranjas' consideran que Podemos intenta "provocarles" para borrarlos de la negociación

Pero los naranjas insisten. Tras conocer el borrador aprobado por el Consejo de Ministros, desde Ciudadanos "mantienen su firme determinación y compromiso de negociar estos Presupuestos", según fuentes de la dirección nacional. Los naranjas consideran que Podemos intenta "provocarles" para borrarlos de la negociación pero aseguran que su voluntad es sentarse "independientemente de que también se siente un miembro de Podemos". Eso sí, advierten de que el Ejecutivo debe elegir: o pacta con Esquerra Republicana o con ellos. "Somos incompatibles", afirman.

"Hay una estrategia de Frankenstein para que Cs salga", afirman los colaboradores más estrechos de Arrimadas. Aseguran que Ciudadanos "no caerá en esa trampa" porque eso es, precisamente, lo que "busca Pablo Iglesias", que Cs se borre de la foto. "Les estamos haciendo daño al intentar que los Presupuestos sean como él no quiere", valoran. Asimismo, reconocen que  "hubiera sido difícil plasmar nuestro documento político sin pandemia".

Casado acusa al Gobierno de "subir los impuestos a las clases medias"

El líder del PP ya ha mostrado su rechazo frontal a los PGE. A su juicio, "son la puntilla para la economía" y son "los únicos de la UE que suben miles de millones de impuestos a las clases medias (diésel, plásticos, refrescos...)", escribe a través de su cuenta de Twitter. Fuentes de la formación conservadora señalan que lo que más les choca de la propuesta es la subida del diésel. 

Sin embargo, esta propuesta no es nueva, lleva pendiente desde el año 2018. Este incremento del diésel será de 3,8 céntimos más por litro, casi 6 céntimos más bajo que el de la gasolina. Montero ha explicado que repostar costará unos 3,45 euros más al mes para quienes hagan 15.000 kilómetros al año, frente a los 30,7 céntimos actuales, todavía por debajo de los 40,07 céntimos de la gasolina.

Lo cierto es que la subida de impuestos va dirigida, especialmente, hacia las rentas más altas. Se incrementará el impuesto de sociedades para grandes grupos empresariales; subirá un punto el impuesto de patrimonio "para patrimonios de más de 10 millones de euros"; tres puntos el IRPF "para rentas del capital de más de 200.000 euros", y "dos puntos el IRPF para rentas del trabajo de más de 300.000 euros". También se establecerá "una tributación mínima del 15% para Socimis, y se reducirán las desgravaciones a los planes privados de pensiones.

Desde el Gobierno se muestran orgullosos de haber realizado la "mayor inversión social pública" de la historia, por valor de 239.756 millones, según Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. Y, aunque quedan lejos de las reivindicaciones de los morados, estas medidas suponen, "un paso adelante" hacia la reforma fiscal incluida en el acuerdo de coalición, según el vicepresidente Iglesias.

Más noticias de Política y Sociedad