Público
Público

Presentación de Sánchez e Iglesias Presupuestos: suben los impuestos a rentas altas y grandes empresas y un 151% la inversión en Sanidad

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias han escenificado su unidad en una comparecencia conjunta en La Moncloa a las 9.00, apenas 10 horas después de que PSOE y Unidas Podemos llegaran a un acuerdo para aprobar las Cuentas Públicas este martes. Sánchez ha anunciado que la inversión social escalará hasta los 239.756 millones

Sánchez e Iglesias presentan las claves de los PGE
Imágenes del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y del vicepresidente segundo y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias, quienes han presentado este martes las claves de los Presupuestos Generales del Estado. (Fuente: Moncloa)

Alejandro López de miguel / manuel sánchez

El anteproyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado para 2021 viene a sepultar definitivamente la "austeridad", y a consolidar la "mayor inversión social pública" de la historia, por valor de 239.756 millones, según Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.

El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE y el vicepresidente segundo y líder de Unidas Podemos han comparecido en La Moncloa a las 9.00 de este martes -sin recibir preguntas-, apenas 10 horas después de que sus respectivas formaciones llegaran a un acuerdo para aprobar las Cuentas Públicas.

Subirá un punto el impuesto de patrimonio "para patrimonios de más de 10 millones"; tres puntos el IRPF "para rentas del capital de más de 200.000 euros", y "dos puntos el IRPF para rentas del trabajo de más de 300.000 euros"

El Ejecutivo programó esta comparecencia el viernes, pero finalmente no fue incluida en la agenda del Gobierno para esta jornada, y Moncloa ha avisado con apenas una hora de antelación. La mera presencia de ambos ya perseguía vender la imagen de unidad, y precisamente esta comparecencia fue proyectada para trasladar la idea de que los Presupuestos son de ambos socios, y no sólo del PSOE.

Sánchez anunció este pacto durante la mañana del lunes, pero su socio salió a rechazar que hubiera un acuerdo apenas cinco horas después. Para lograr el apoyo de UP y garantizar la aprobación de las cuentas en el Consejo de Ministros que tendrá lugar tras la comparecencia conjunta, el PSOE se abrió anoche a introducir modificaciones en el ingreso mínimo vital (IMV) y a llevar la regulación del precio de los alquileres al Congreso en un plazo de cuatro meses.

Y, como si fuese un Gobierno con dos presidentes, ambos se repartieron los papeles. Primero intervino Iglesias, incidiendo en las medidas que más ha impulsado Unidas Podemos en la negociación. 

Así,destacó la subida de impuestos a las grandes empresas y las rentas más altas: se incrementará el impuesto de sociedades para grandes grupos empresariales, "limitando las exenciones por dividendos y plusvalías generadas por su participación en sociedades filiales"; subirá un punto el impuesto de patrimonio "para patrimonios de más de 10 millones de euros"; tres puntos el IRPF "para rentas del capital de más de 200.000 euros", y "dos puntos el IRPF para rentas del trabajo de más de 300.000 euros". También se establecerá "una tributación mínima del 15% para Socimis, y se reducirán las desgravaciones a los planes privados de pensiones.

Se destinarán 700 millones de los fondos europeos para transitar del modelo de residencias de mayores al esquema de atención domiciliaria

Y, aunque quedan lejos de las reivindicaciones de su formación, estas medidas suponen, a su juicio, "un paso adelante" hacia la reforma fiscal incluida en el acuerdo de coalición

En la misma línea, Iglesias hizo especial hincapié en el incremento de ayudas sociales, especialmente a la dependencia: Se incrementará en 600 millones la aportación del Estado al Sistema de Dependencia -un aumento del 46%-, para reducir listas de espera y mejorar prestaciones -en el marco del Plan de Choque para la Dependencia de la Vicepresidencia de Iglesias-; se destinarán "más de 700 millones de euros de los Fondos Europeos" para inversiones que persigan mejorar la atención a las personas mayores, en concreto para iniciar el tránsito del modelo de residencias al esquema de atención a domicilio; se destinarán 200 millones para impulsar la educación de 0 a 3 años; 300 millones para igualar los permisos de maternidad y paternidad intrasferibles, y otros 200 millones para apoyar la conciliación de las familias con niños y niñas menores de 14 años -con la creación de una red pública de cuidadores-.

Habrá, además, 2.000 millones de euros destinados a políticas activas de empleo, 250 millones para aumentar las becas universitarias, y se incrementará en un 5% el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), el indicador de referencia para las ayudas sociales, "que llevaba 10 años prácticamente sin actualizarse", según Iglesias. 

Pero, sobre todo, el vicepresidente segundo sacó pecho por los dos acuerdos alcanzados entre Unidas Podemos y el PSOE a última hora de la noche del lunes, relativos a la regulación de los alquileres y al ingreso mínimo vital (IMV). Iglesias destacó que se regulará el precio de los alquileres por ley en cuatro meses y, además, relató que se facilitará el acceso al ingreso mínimo, acabando con el "cuello de botella" que ha impedido que muchas personas puedan acceder al mismo.

Sánchez anuncia una inversión social de 239.756 millones

Por su parte, Sánchez fue más a relatar los incrementos presupuestarios en áreas que el Gobierno considera esenciales, como Educación, Sanidad o Innovación y Desarrollo. Y, como Iglesias, destacó la inversión de más de 2.000 millones de euros en políticas activas de empleo. En total, las cuentas prevén una "inversión social de 239.756 millones", un 10,3% más.

Se incrementará en 514 millones la partida para becas, y se destinarán 1.500 millones a un plan de formación profesional en cuatro años

Como ejemplos de partidas, apuntó que se destinarán 3.064 millones de euros más a la Sanidad -un incremento del 151,4%-; que 2.440 millones de los fondos de Reconstrucción de la UE irán a la compra de vacunas y al refuerzo de la atención primaria, y que habrá una mayor inversión en el sistema educativo y de formación profesional (un 70,2% más). En concreto, habrá un incremento de 514 millones en la partida para becas, y se destinarán 1.500 millones para un plan de formación profesional a ejecutar en cuatro años. También se incrementará la inversión en I+D+i en un 80%, con un aumento de 5.106 millones, y lo destinado al Ministerio de Ciencia e Innovación se incrementará en un 60%, por valor de 3.232 millones de euros.

Además, avanzó que el Ministerio de Transición Ecológica contará con 11.935 millones para políticas verdes; que las partidas en materia de vivienda se incrementarán en 1.772 millones (un 367% más); y que habrá 3.017 millones destinados a sufragar el ingreso mínimo vital. 

En útima instancia, la inversión en infraestructuras se incrementará en 6.161 millones -un 114,8% más-; crecerán las partidas para industria y energía -5.700 millones-; para ayudas al comercio y el turismo -1.338 millones-, o en materia de agricultura, pesca y alimentación, por valor de 790 millones. 

El Gobierno destinará 11.935 millones a políticas verdes, y 3.027 millones al ingreso mínimo vital

El presidente del Gobierno destacó que son unos Presupuestos "progresistas y de país", e incidió en la necesidad de que salgan adelante, "porque ya no sirven unas cuentas de 2018", en referencia a las aprobadas por el Ejecutivo de Mariano Rajoy, y prorrogadas hasta hoy. "Los Presupuestos", decía Sánchez, "de un Gobierno conservador, y en el que no se tenía en cuenta que llegaría una pandemia".

Así, el presidente acabó su intervención afirmando que el Gobierno tiene un mayor compromiso "con una recuperación económica que no deje a nadie atrás", y destacó que ha elaborado unos Presupuestos que "son inaplazables, indispensables, progresistas. Los que nuestro país necesita", concluyó.

Más noticias de Política y Sociedad