Público
Público

Elecciones en Cataluña El PSC recupera el área metropolitana de Barcelona, ​​donde el independentismo aguanta y Vox irrumpe con 100.000 votos

Ciudadanos pasa de primera a sexta fuerza, tras perder casi el 85% de los sufragios del 2017, la mayor parte de los cuales van a parar a la abstención y, en segundo término, a Vox o PSC. Los socialistas se imponen en todas las grandes ciudades.

El candidato del PSC a la presidencia de la Generalitat, Salvador Illa , en una cafetería cerca de la sede del partido en Barcelona.
El candidato del PSC a la presidencia de la Generalitat, Salvador Illa , en una cafetería cerca de la sede del partido en Barcelona. Quique García / EFE

El PSC ha recuperado el liderazgo en el área metropolitana de Barcelona (AMB), históricamente uno de sus grandes bastiones electorales, que en los comicios de 2017 se vio asaltado por Ciudadanos. El hundimiento del partido de derechas explica, en parte, el triunfo socialista en la zona más poblada de Cataluña, mientras que el independentismo mantiene posiciones, pese a perder votos en un contexto general de caída importante de la participación. Vox irrumpe con fuerza, con casi 100.000 votos, pisándole los talones a En Comú Podem, que ocupa la cuarta posición, por detrás de PSC, ERC y JxCat.

En el conjunto de los 36 municipios metropolitanos la participación ha descendido un 33%, lo que significa unos 650.000 votos menos, con una asistencia a las urnas muy baja en Badia del Vallès (40,9% de participación), Sant Adrià de Besòs (40,64 %), Santa Coloma de Gramenet (44,42%) o l'Hospitalet (47,03%). En la práctica esto implica que la mayoría de partidos ha perdido votos, con la excepción de los socialistas, que apenas ganan 17.755 y, obviamente, la ultraderecha de Vox que se estrenaba en unos comicios al Parlament. Asimismo, el independentismo aunque pierde en conjunto más de 225.000 sufragios, avanza en apoyo relativo, al pasar del 38,5% al ​​40,7% de los votos emitidos.

El PSC se impone en 26 de los 36 municipios metropolitanos, mientras que ERC lo hace en ocho y JxCat en dos

El PSC se impone en 26 de los 36 municipios metropolitanos, mientras que ERC lo hace en ocho y JxCat en dos (Sant Cugat del Vallès y Tiana). La candidatura encabezada por Salvador Illa ha recibido 334.354 votos en el área metropolitana, el 27,47% del total, cuando en 2017 se había quedado en el 17,0%, por detrás de Cs (28,0) y ERC (19,0). Los socialistas se imponen en todos los municipios de más de 100.000 habitantes (Barcelona, ​​l'Hospitalet, Badalona y Santa Coloma de Gramenet) y también lo hacen en las grandes ciudades del Baix Llobregat, que gobiernan desde hace décadas, como Sant Boi, Cornellà o Viladecans. El PSC, por lo tanto, consigue movilizar a su electorado y, más que probablemente, captar parte de los votantes que en 2017 se habían decantado por Cs.

El hundimiento de Cs es generalizado en todas partes, pero se nota especialmente en aquellas áreas de Cataluña donde tuvo más fuerza, como en el AMB. Este domingo perdió el 84% de los votos obtenidos el 21-D (más de 423.000 sufragios), sumando sólo 82.000 y pasando del 28,0% del total al 6,8%. De superar el 30% de los votos en 20 municipios metropolitanos a quedarse por debajo del 10% en todos, este es el balance de la candidatura de Carlos Carrizosa. El grueso de los 400.000 votantes que ha perdido han ido a la abstención, si bien también los hay que han optado por los socialistas y, sobre todo, por Vox, que obtiene 99.000 votos y se hace fuerte allí donde Cs sacaba mejores resultados.

La formación de ultraderecha de Ignacio Garriga supera el 10% de los sufragios en Barberà, Badia del Vallès, Castelldefels, Cervelló, Gavà, Ripollet, Sant Adrià de Besòs, Sant Andreu de la Barca, Sant Vicenç dels Horts y Viladecans. En todos ellos pasa por delante de En Comú Podem y en la mayoría de casos, también de JxCat. En l'Hospitalet, segunda ciudad de Cataluña, ha obtenido 7.371 votos (9,65% del total) y también queda por encima de los Comuns.

El independentismo mantiene posiciones con menos votos

El independentismo avanza en términos relativos debido a la caída de la participación

A pesar de perder sufragios, el independentismo avanza en términos relativos debido a la caída de la participación. Esquerra se mantiene como segunda fuerza, a pesar de perder apoyos relativos (del 19,0% al 18,5%) y absolutos (casi 135.000 votos menos). Se impone en Molins de Rei, Montgat, El Papiol, Pallejà, Santa Coloma de Cervelló, Torrelles, Cervelló, Corbera y Begues, y es segunda fuerza en las principales ciudades: Barcelona, l'​​Hospitalet, Badalona, ​​Santa Coloma de Gramenet, Cornellà o Sant Cugat del Vallès. Los republicanos, por tanto, son competitivos en todas partes, pero no avanzan posiciones.

Junts por Catalunya pierde más de 100.000 votos metropolitanos (se queda en 174.000) y un punto de apoyo (del 15,3% al 14,3%). Entre las grandes ciudades se impone en Sant Cugat del Vallès, tradicional feudo convergente, y entre los municipios de más de 25.000 habitantes sólo supera el 15% en la capital y Molins de Rei. Parte del descenso se puede atribuir a la ruptura con el PDeCAT que, en cualquier caso, es residual en el AMB, con sólo el 2,2% de los votos (27.027 en total). Sólo en Sant Cugat supera el 5%. La CUP ha obtenido poco menos de 70.000 sufragios en el área metropolitana de Barcelona, ​​9.000 menos que hace tres años, si bien ha ganado peso relativo (del 4,2% al 5,7%). Los resultados más destacados en los principales municipios los obtiene en Barcelona (6,92%), Molins (8,16%) y Sant Cugat (6,74%).

Como en el conjunto de Cataluña, En Común Podem cae en apoyo absoluto y relativo y en el AMB pasa del 9,5% al ​​8,8%, lo que se traduce en 63.000 votos menos. Los mejores guarismos los obtiene en Cornellà y El Prat -ciudad que gobierna-, con casi el 11%. Ahora bien, en parte del cinturón obrero los comunes se ven superados por Vox. Finalmente, el PP no sólo no se ha beneficiado del hundimiento de Cs, sino que también retrocede, con apenas 60.000 votos, el 4,9%, 40.000 menos que Vox. El mejor dato lo tiene en Castelldefels, ciudad que gobernaba hace unos años, con el 7,5%.

Junts gana en la Cataluña central

Ya fuera del área metropolitana, con respecto al resto de la provincia de Barcelona el PSC se impone en las demás ciudades de más de 100.000 habitantes (Terrassa, Sabadell y Mataró) por delante de ERC y Junts. En las tres, Cs había ganado en 2017. Destaca el 10,7% de los votos obtenido por Vox en la capital del Maresme. En la Cataluña central, JxCat mantiene la mayoría, con victorias en Manresa, Vic, Igualada y Berga, por delante de ERC y PSC, con la excepción de la última ciudad donde es la CUP, quien tiene la alcaldía, la que completa el podio.

Más noticias