Público
Público

Un PSOE con las bases en contra da hoy el “sí” a Rajoy

El Comité Federal está controlado e impondrá abstenerse en la investidura por más del 60% de los asistentes. El alcalde de Jun está cerca de las 90.000 firmas para intentar forzar primarias y un Congreso Extraordinario.

El expresidente del Gobierno y del PSOE, Felipe González. EFE

MADRID.- “El golpe” contra Pedro Sánchez, como se denomina ya en muchos círculos socialistas, se consuma este domingo 23 de octubre en la sede del PSOE de la calle de Ferraz en Madrid y con la celebración del Comité Federal.

Fuentes del PSOE aseguran a Público que la abstención ganará por más del 60% del Comité de este domingo

Nadie hace dimitir de la forma en que se forzó a hacerlo a un secretario general de un partido elegido por la militancia hace dos años por un capricho. El motivo que había detrás era derrocar su firme postura del “no es no”, cuando otros intereses en el PSOE y fuera del PSOE querían la abstención y dejar gobernar a Mariano Rajoy. Aunque también pesó el miedo del PSOE a unas terceras elecciones.

Pedro Sánchez podría romper su silencio el lunes, aunque no ha confirmado si acudirá este 23-O a Ferraz

Muy probablemente este domingo se consumará la operación en el Comité Federal y el próximo fin de semana Rajoy seguirá de presidente del Gobierno en La Moncloa. Según fuentes consultadas por Público, están bien amarradas las cuentas en el máximo órgano del partido entre congresos y la opción por la abstención ganará por más del 60% de los presentes. No obstante, en el PSOE siempre hay más margen de error que en las encuestas, y cabe recordar la victoria de José Borrell (ahora tan de moda) frente a Joaquín Almunia; la de José Luis Rodríguez Zapatero contra José Bono; o más recientemente, la del propio Pedro Sánchez, cuando el favorito era Eduardo Madina.

Esta vez nada parece indicar que vaya a darse un cambio sobre lo previsto en esta ocasión. Pedro Sánchez y los suyos se han retirado a los cuarteles de invierno y no dan pista alguna de cuáles serán sus futuros movimientos, ni siquiera si plantearán batalla este domingo. Hasta ahora, en las reuniones de los grupos parlamentarios han optado por no intervenir. Posiblemente, el lunes Sánchez rompa su silencio, aunque es impredecible saber si finalmente acudirá al Comité Federal.

Un militante socialista enrolla un cartel de Sánchez en Ferraz. / REUTERS

Se están publicando bajas importantes de militantes, aunque el dato es muy difícil de contrastar por ahora, aseguran en Ferraz

Pero la “abstención” para garantizar el Gobierno de Mariano Rajoy está provocando un gran distanciamiento entre las bases del partido y sus dirigentes. Se habla ya de bajas importantes de militantes, aunque el dato es muy difícil de contrastar por ahora; y de concentraciones este domingo por la mañana por el “no” y a las puertas del partido, que pueden ser masivas. 

El distanciamiento de las bases se ha visto en las múltiples agrupaciones que se han opuesto a la abstención y, fundamentalmente, en la recogida de firmas que encabeza el alcalde de Jun (Granada), que podrían llegar a 90.000 y, en teoría, estar a punto de forzar una primarias para elegir secretario general y un Congreso Extraordinario.

Fuentes de la Gestora aseguran que, con toda seguridad, serán muchas menos las firmas que dice tener el alcalde de Jun  (unas 90.000)cuando se cotejen con el censo oficial

Sin embargo, a fuentes de la Gestora no les inquieta el gesto y aseguran que, con toda seguridad, serán muchas menos cuando se cotejen con el censo oficial. Eso sí, admiten que aunque hubiera 60.000 es un toque de atención. Falta por saber cómo lo querrá escenificar hoy el alcalde, si se presentarán las firmas en el Comité Federal antes de su inicio o si todo quedará en un Vuelva usted mañana.

El otro dilema estará en decidir cómo es la abstención en el pleno de investidura de Rajoy. Parece acordado que será en segunda votación, pero falta por decidir si es un mandato único a los diputados, o se buscará una treta de sólo once abstenciones. Todo apunta a que los nuevos del PSOE se rigen por las viejas normas, que dicen claramente que si el Comité Federal manda abstenerse, todos detrás sin subterfugio alguno.

El alcalde de Jun, José Antonio Rodríguez./ EFE

Los dirigentes del PSOE se consuelan con sus 138 años de historia y por la experiencia acumulada de todos los momentos difíciles que han pasado, confiando en que también superarán éste. Sin embargo, otros dirigentes opinan que la factura que va a tener que pagar el PSOE va a ser muy alta y tardará en abonarla mucho tiempo, incluso más que cuando llegó aquel recibo que dejó Zapatero: “Me cueste lo que me cueste”. 

No obstante, la semana de pasión en el PSOE se antoja dura con dos plenos de investidura donde recibirán reproches muy duros por la izquierda del hemiciclo, y poco tendrán que decirle al que van a hacer presidente más allá de “por responsabilidad”.