Público
Público

El PSOE, aliviado tras esquivar las comisiones de investigación del emérito y de los GAL

Había gran malestar en las filas socialistas por el posicionamiento favorable de Unidas Podemos ante la petición de creación de sendas comisiones de investigación. La formación de Pablo Iglesias seguirá presionando para investigar a Juan Carlos I, pero es más complicado, y sería más difícil de asumir para el PSOE, que hagan lo propio con González.

Imagen del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, con el rey emérito y Felipe González, en el velatorio de Rubalcaba. | EP
Imagen del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, con el rey emérito y Felipe González, en el velatorio de Rubalcaba. | EP

MANUEL SÁNCHEZ / ALEJANDRO LÓPEZ DE MIGUEL

El PSOE, en apenas quince días, ha salvado dos situaciones en el Congreso de los Diputados ante las que se sentía especialmente incómodo: las peticiones de creación de una comisión de investigación sobre el rey emérito, y la referida al papel de Felipe González en la creación de los GAL. 

Curiosamente, para pasar el mal trago ha tenido que contar con el apoyo del PP y el partido ultraderechista Vox, que se ha convertido en socios imprescindibles para bloquear ambas comisiones en la Mesa del Congreso, evitando lo que, a buen seguro, hubiera supuesto un conflicto entre los dos partidos que sustentan al Gobierno.

La portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, defendió este martes el legado y la trayectoria de González, además de ponerse de perfil en lo que toca a la Casa Real.  Sus socios en el Ejecutivo no han respondido a sus palabras, pero sus posiciones son de sobra conocidas.

Al PSOE sigue sin sentarle bien la actitud del grupo de Unidas Podemos en el Congreso en lo que toca a estos temas .Unidas Podemos, considera que sí ha demostrado lealtad, midiendo mucho 

Al PSOE sigue sin sentarle bien la actitud del grupo de Unidas Podemos en el Congreso en lo que toca a estos temas y, aún admitiendo que han sido banderas de la formación morada desde su nacimiento, entienden que, por lealtad institucional, tendrían que adoptar otra postura en las actuales circunstancias. Unidas Podemos, por su parte, considera que sí ha demostrado lealtad, midiendo mucho y tratando de amortiguar el impacto de su disenso. 

Con todo, hay diferencias entre ambas materias, y mientras que la cuestión de González y los GAL es casi visceral para el PSOE, los socialistas dan por hecho que una formación republicana no pasará por alto la sombra de corrupción que planea sobre el emérito. El pacto de coalición, además, consagra el derecho a votar distinto en el Parlamento, y este escenario no coge de nuevas a los socialistas.

De momento, con la comisión sobre las finanzas de rey emérito el PSOE se siente más tranquilo, al tener el soporte del informe de los letrados en contra de la creación de dicha comisión -y que obvia la interpretación de la Fiscalía del Tribunal Supremo, que hace unas semanas asumió investigar al monarca, argumentando que sólo era inviolable hasta que abdicó-. Otro escenario se abrirá si la Fiscalía Anticorrupción reclama investigar formalmente al monarca; además de abrirse la vía penal, esto podría conllevar la posibilidad de que los letrados vuelvan a ser consultados, con el riesgo de que, esta vez sí, reconsideren su posición.

En el PSOE no quieren especular con esa posibilidad, porque son conscientes de que su posición sería aún más difícil de mantener, sobre todo porque hay sectores en el partido que sí creen necesaria esta comisión de investigación. 

González, por encima del bien y del mal

Palabras mayores son las que se refieren a la investigar en el Parlamento el papel de González en la creación de los GAL. Todavía hoy, en el PSOE se considera que el expresidente del Gobierno está por encima del bien y del mal, y en el partido existía ya gran malestar porque su socio en el Gobierno apoyara esta comisión.

De haberse creado esta comisión, se hubieran alzado muchas voces en el partido pidiendo la ruptura con Unidas Podemos

Muchos dirigentes del PSOE todavía no perdonan que Pablo Iglesias hablara del "caso Lasa y Zabala" -los primeros asesinatos de los GAL- implicando al ex secretario general del PSOE. Sus palabras sobre el pasado de González, "manchado de cal viva", durante la primera legislatura de 2016, tampoco han caído en el olvido. Con todo, el fondo y las formas de Unidas Podemos sobre este asunto son bien distintas hoy.

No obstante, no cuesta mucho suponer que, de haberse creado esta comisión, se hubieran levantado muchas voces en el partido pidiendo la ruptura con Unidas Podemos, lo que hubiera provocado una crisis tanto en el partido como en el Gobierno.

Pero, de momento, el PSOE ha salvado la situación, aunque no haya dejado de aumentar la desconfianza hacia Unidas Podemos, y las críticas por el hecho de que consideran que el partido morado no asume la más mínima renuncia a sus planteamientos, aunque sea a costa de poner en riesgo el Ejecutivo y dejar en evidencia al PSOE.

Unidas Podemos seguirá presionando para investigar al emérito

Por su parte, desde Unidas Podemos han reivindicado este martes su autonomía de decisión, después de haber apoyado ambas comisiones, y de estrellarse contra el muro de la Mesa del Congreso. El grupo confederal dio un golpe de timón el viernes, para pasar a apoyar activamente la comisión de investigación sobre los vínculos de González con el terrorismo de Estado.

Sin embargo, una vez rechazada esta petición por la Mesa, entienden que hay pocos más caminos que transitar -Bildu ha reclamado la comparecencia de tres exministros del Interior socialistas: José Barrionuevo, Juan Alberto Belloch y José Luis Corcuera-. Dado que las últimas informaciones sobre las vinculaciones de González con los GAL no aportan muchos elementos nuevos, en el grupo confederal no hay excesiva preocupación por dar salida a esta comisión. 

Unidas Podemos no renunciará a investigar al emérito en el Congreso, y ya ha advertido de que acudirá al Tribunal Constitucional

Sí es una prioridad investigar las finanzas del emérito: tras la decisión de la Fiscalía de investigar, y después del rechazo de la Mesa, Unidas Podemos ha reclamado al órgano de Gobierno de la cámara que reconsidere su posición, e incluso ha amenazado con acudir al Tribunal Constitucional. 

El portavoz del grupo, Pablo Echenique, ha defendido que los argumentos para blindar al emérito son "cada vez más débiles jurídicamente". En la misma línea, al hilo de la información de The Telegraph sobre la luna de miel de casi 500.000 dólares que disfrutaron los actuales reyes, ha advertido de que "aparecen nuevos indicios" de corrupción relacionados con el padre del jefe del Estado "todos los meses". "En una democracia no se puede permitir que existan sombras de opacidad sobre actividades presuntamente corruptas que afectan a las más altas instituciones del Estado", apuntaba. 

Desde el principio, su grupo asumió que sería prácticamente imposible lograr que el PSOE cediera en este punto. Sin embargo, aseguraron entender su posición, y la presión que ejercieron desde los medios de comunicación estaba más que calculada. Ambos partidos sabían que aquí se encontraban ante un abismo, y ambos decidieron rodearlo, asumiendo cada uno lo inamovible de las posiciones de su socio.

Más noticias de Política y Sociedad