Público
Público

CIS El PSOE cae siete puntos en estimación de voto y Podemos crece por encima del 28-A en plena ruptura entre Sánchez e Iglesias

El barómetro de septiembre del Centro de Investigaciones Sociológicas baja la intención de voto de los de Sánchez, que se quedan en un 34,2% y volverían a ganar las elecciones. Suben el PP (17,1%) y Unidas Podemos (15,5%) y se mantiene Ciudadanos (12,9%). El estudio no recoge la repetición electoral ni la irrupción del Más País de Íñigo Errejón.

Pedro Sánchez y Carmen Calvo en la sesión de control al gobierno del pasado 11 de septiembre / EFE

El barómetro de septiembre del Centro de Investigaciones Sociológicas sitúa al PSOE en un 34,2% en estimación de voto. Los de Pedro Sánchez seguirían aventajando de forma considerable al resto de formaciones y ganarían las elecciones, pero bajan respecto al último estudio. El PP recorta distancias y sube, tanto respecto a las elecciones como a las últimas encuestas, situándose en un 17,1%. También crece Unidas Podemos, que supera la cifra obtenida en las generales y se queda en un 15,5%. Ciudadanos sigue cayendo y sería cuarta fuerza con un 12,9%, mientras que Vox crece respecto a las últimas encuestas y alcanza ya el 7,5%.

A pesar de la ventaja que los socialistas conservan respecto al resto de partidos, este último estudio recoge una bajada de casi siete puntos respecto al anterior barómetro del CIS (el último que se hizo con el mismo método, en el mes de junio). El PSOE obtenía entonces un 41% en estimación de voto, mientras que Unidas Podemos se quedaba en un 13%, un punto menos que el resultado electoral del 28-A. En esta encuesta los de Pablo Iglesias han crecido más de dos puntos respecto a la última encuesta y más de un punto respecto a los comicios de abril.

El trabajo de campo del barómetro de septiembre se ha realizado durante la primera quincena del mes. En estos momentos todavía no se habían producido dos de los principales hitos que han marcado la agenda en las últimas semanas: la repetición electoral y la irrupción del Más País de Íñigo Errejón en la política estatal. Sin embargo, durante estos primeros días sí que se pudo constatar una deriva hacia las elecciones, dada la ruptura casi irreconciliable que se había producido en la última reunión entre el PSOE y Unidas Podemos

Si se dieran estos resultados en las elecciones del 10 de noviembre, los de Sánchez y los de Iglesias rozarían la mayoría absoluta al sumar un 49,7% de los votos. Tras las elecciones del 28-A, la suma de los dos partidos rozaba el 43%. El PP crece casi cuatro puntos respecto a la última encuesta (13,7%) y supera el resultado que obtuvo en los comicios (16,7%). También crece en la demoscopia la ultraderecha, y Vox pasa de un 4,6% que no le garantizaba la representación en el Congreso en la última encuesta a estar por encima del 7%, más cerca del 10% que Vox obtuvo en las elecciones. 

Sin embargo, la derecha se vería lastrada tanto por la caída de los de Abascal como por la de Ciudadanos. Los de Rivera ganan casi medio punto respecto al último estudio (12,3%), pero caen casi tres puntos respecto al 28-A (15,86%). La suma de las tres derechas se queda en un 37,5% (en las últimas elecciones superaba holgadamente el 42%).

El anterior estudio del Centro de Investigaciones Sociológicas se publicó a mediados de septiembre, justo al borde de la repetición electoral que derivó de la no designación por parte del rey de un candidato a la investidura. Las entrevistas fueron realizadas entre junio y julio, antes de la primera votación fallida de la investidura de Pedro Sánchez.

En este estudio los socialistas rozaban el 30% en intención directa de voto y doblaban al resto de formaciones, que no alcanzaban ni el 12% (El PP, el segundo más votado, obtuvo un 11,6%). Este barómetro no incluía la denominada "cocina", con el recuerdo de voto de las pasadas elecciones generales, entre otros elementos estadísticos. La última encuesta que se realizó en base a estos parámetros es del mes de junio; entonces, el PSOE obtenía un 41% en intención de voto que, sumado al 13% que obtenía Unidas Podemos, les daba la mayoría absoluta del Congreso a las dos formaciones.

Más noticias de Política y Sociedad