Público
Público

PSOE-M El PSOE-M busca un número dos con "perfil duro" para hacer oposición a Ayuso

El objetivo de la reorganización del grupo es elegir un perfil que refuerce a Gabilondo y endurezca el tono en las críticas al Gobierno de Ayuso en asuntos como el impacto de la covid-19 en las residencias, que ha provocado una escisión en el Ejecutivo regional de PP y Ciudadanos.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso; y el portavoz del grupo parlamentario del PSOE, Ángel Gabilondo. E.P./Ricardo Rubio
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso; y el portavoz del grupo parlamentario del PSOE, Ángel Gabilondo. E.P./Ricardo Rubio

esperanza roda (EFE)

El PSOE tiene pendiente desde febrero reorganizar el grupo parlamentario en la Asamblea de Madrid y designar a un número dos del portavoz, Ángel Gabilondo, que tenga un "perfil duro" para hacer oposición a Isabel Díaz Ayuso en un momento en el que se ha ahondado la brecha del Gobierno de PP y Ciudadanos por la gestión de la crisis del coronavirus en las residencias.

Desde la salida del portavoz adjunto José Manuel Rodríguez Uribes para ejercer como ministro de Cultura, el PSOE busca a un candidato entre los miembros del grupo parlamentario con un "perfil duro" y a una nueva dirección que será designada en una semana, según indican fuentes del partido en Madrid.

Al nombramiento de Rodríguez Uribes le siguieron el de otros miembros del grupo con peso como Pilar Llop, presidenta del Senado, María Llanos Castellanos, presidenta de Patrimonio Nacional y Hanna Jalloul, secretaria de Estado de Inmigraciones, unas salidas que dejaron a la dirección "endeble".

El objetivo de la reorganización del grupo es elegir un perfil que "refuerce" a Gabilondo y endurezca el tono en las críticas al Gobierno de Ayuso en asuntos como el impacto de la covid-19 en las residencias, que ha provocado una escisión en el Ejecutivo regional de PP y Ciudadanos.

Así se acordó en una comida el viernes 12 de junio en la sede socialista de Ferraz a la que acudieron Pedro Sánchez; su jefe de gabinete, Iván Redondo, el secretario general de Presidencia, Félix Bolaños, el secretario de Coordinación Territorial, Santos Cerdán y el delegado del Gobierno y secretario general del PSOE-M, José Manuel Franco, según desveló el diario El País.

Días antes, Sánchez recibió a Gabilondo en el Palacio de La Moncloa, un encuentro que, según fuentes del entorno del portavoz, se enmarcan "dentro de los contactos normales y habituales" entre ambos.

La estrategia del PSOE se basará en criticar la gestión del Gobierno de Ayuso en las residencias y abanderar la defensa de la sanidad pública, como trasladó esta semana Franco a militantes en un encuentro telemático del PSOE de Galapagar, en el que participaron también alcaldes socialistas.

En el PSOE, Gabilondo es percibido como alguien "esencial" y un "activo importante", ya que los socialistas ganaron las elecciones en Madrid después de 33 años con él a la cabeza, al mismo tiempo que saben que no pueden pedirle que asuma un papel más bronco porque "no es su estilo", reconocen a Efe fuentes del partido.

Desde la cúpula regional del partido aseguran que no hay aún ninguna propuesta cerrada en la elección del número dos y que vendrá de la Ejecutiva regional, aunque dada la "buena sintonía" entre Gabilondo y Franco dan por hecho que esa reorganización será acordada. Si hubiera alguna discrepancia, la propuesta será sometida a votación.

Entre los posibles candidatos están Carmen Barahona, secretaria de Organización del PSOE-M, José Cepeda, senador, Borja Cabezón, quien dirigió la campaña electoral de Gabilondo en Madrid, Pilar Sánchez Acera, actual portavoz adjunta en la Asamblea, Javier Guardiola, secretario general de Juventudes Socialistas, Purificación Causapié, exportavoz en el Ayuntamiento; o el parlamentario Rafael Gómez Montoya.

Además de ejercer el papel de escudero, la persona designada podría convertirse en el futuro sustituto de Gabilondo en el caso de que fuera elegido Defensor del Pueblo, cargo aún por designar que desempeña de forma interina Francisco Fernández Marugán y para el que se requiere un consenso con el PP.

Tras ese encuentro de la cúpula socialista en Ferraz, Gabilondo ha elevado el tono en la oposición a la presidenta, a quien ha instado a centrarse en sus competencias en lugar de reprochar al Gobierno de la nación sus decisiones en la gestión de la crisis sanitaria de la pandemia.

"Pone usted más diligencia en criticar los planes del Gobierno de la nación que en cumplir sus responsabilidades", afeó el portavoz socialista a Ayuso el pasado jueves en el pleno de la Asamblea.

Gabilondo no descarta presentar una moción de censura contra Ayuso, al igual que Franco, que considera que hay que esperar a que sean las "circunstancias adecuadas" ya que ahora con la crisis del coronavirus "no es el momento".

Tras el acercamiento de PSOE y Ciudadanos a nivel estatal y la reunión convocada por el vicepresidente madrileño, Ignacio Aguado (Ciudadanos), con los grupos de la oposición -que generó un nuevo desencuentro entre PP y Ciudadanos-, se encendieron las alarmas de que la formación naranja podría estar pactando con los socialistas su posible apoyo a una moción de censura.

A día de hoy, en el PSOE no ven que esa posibilidad prospere, puesto que el "buen entendimiento" entre los socialistas y Ciudadanos "no lo hay en Madrid".

Más noticias