Público
Público

La CUP pide a Puigdemont y Junqueras retirar los Presupuestos
y presentar otros

El despacho del presidente de la Generalitat en el Parlament se ha convertido este miércoles en el escenario de una reunión entre el Govern y la CUP, en pleno pulso por los Presupuestos de la Generalitat para 2016.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, durante la sesión de control al gobierno catalán que se celebra este miércoles en el Parlament de Cataluña, un día después de la reunión del lider del PSOE, Pedro Sánchez, con el presidente catalán, quien se reafirmó en su apuesta por la vía independentista para Cataluña. EFE/Quique García

AGENCIAS

BARCELONA.- El despacho del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, en el Parlament se ha convertido esta mañana en escenario de una reunión entre el Govern y la CUP, en pleno pulso por los Presupuestos de la Generalitat para 2016. 

Al término de la sesión de control al Govern, en el pleno de este jueves en el Parlament, los diputados de la CUP Anna Gabriel y Joan Garriga se han dirigido al despacho del presidente catalán, al que también ha acudido el vicepresidente económico del ejecutivo y principal responsable del proyecto presupuestario, Oriol Junqueras. 

Los diputados de la CUP en el Parlament Anna Gabriel y Joan Garriga shan pedido al presidente del Govern, Carles Puigdemont, y al conseller de Economía, Oriol Junqueras, "que retiren los Presupuestos y que presenten unos nuevos". 

"Es necesaria una nueva propuesta de Presupuestos, ya que los que han presentado no tienen margen de negociación", les han dicho durante su reunión de hora y media en el Parlament coincidiendo con el pleno, según un comunicado de la CUP.

La CUP ya ha criticado que el proyecto de Junqueras sigue siendo de unos presupuestos autonómicos en vez de unas cuentas rupturistas y "libres de Montoro"

También les han emplazado a "dejar de especular sobre una posible retirada de la enmienda a la totalidad" de la CUP a las cuentas, porque es una decisión en firme que los diputados llevan explicando hace días. La reunión se ha producido a instancias de la CUP y los diputados han argumentado que no tiene sentido votar una propuesta de Presupuestos que no prosperará "en ningún caso".

Les han recomendado "que los retiren y trabajen de forma negociada en una nueva propuesta", en la línea de la crítica de la CUP al proyecto de las cuentas públicas, especialmente con las cifras tanto de ingreso como de gasto, por lo que justifican además su enmienda a la totalidad, porque consideran que no podían negociar el proyecto sólo con enmiendas parciales.

La CUP ya ha criticado que el proyecto de Junqueras sigue siendo de unos presupuestos autonómicos en vez de unas cuentas rupturistas y "libres de Montoro", porque cumple el techo de déficit impuesto por el Estado a las autonomías, algo que la CUP pretende incumplir.

"Muchas medidas que cuelgan del 9N exigen una ejecución presupuestaria", dice Puigdemont

Previamente, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, había avisado a la CUP de que sin Presupuestos no podrá aplicar la resolución independentista del Parlament del 9 de noviembre que suspendió el Tribunal Constitucional (TC) ni otras partidas de carácter social.

"Muchas medidas que cuelgan del 9N exigen una ejecución presupuestaria. Si no hay dinero no se podrán hacer gran parte de las medidas previstas tanto para disminuir las listas de espera como para hacer acción exterior o contratar profesores", ha advertido en la sesión de control al Govern en alusión velada a la enmienda de la CUP a la totalidad de las cuentas.

La resolución de ruptura fue aprobada por el Parlament con los votos de JxSí y la CUP en el segundo pleno de la legislatura y su contenido defendía, entre otras cuestiones, la legitimidad de la Cámara para impulsar un "proceso de desconexión democrática del Estado español". Una de las partes más controvertidas de la resolución fue la que recogía críticas dirigidas al Alto Tribunal, al que definía como un tribunal falto de legitimidad y de competencia sobre Catalunya a raíz de la sentencia en la que falló contra parte del Estatut.

Más allá de las declaración de la voluntad de convertir a Catalunya en una república independiente, JxSí y la CUP incluyeron varios anexos al texto de la resolución con medidas concretas contra la pobreza energética y a favor de la educación, la sanidad y un plan de choque social.

Puigdemont también ha anunciado que esta semana presentarán un documento sobre el estado de ejecución de todas las iniciativas y acciones que han llevado a cabo para cumplir la resolución -aunque disponían de unos días más para hacerlo- y que se evidenciará que no se han apartado de sus "líneas rojas". "Se comprobará que los derechos sociales ni se anulan ni se suspenden y que se cumple con las decisiones en que nos pusimos de acuerdo", según el presidente, que vaticina que todo lo que se explicará son hechos.

Más noticias