Público
Público

Quiero un corazón contento, en los balcones este sábado en defensa de los servicios públicos

Una campaña en defensa de los servicios públicos convoca a la ciudadanía a salir el próximo sábado 30 de mayo, a las 13:00 horas, a sus balcones y ventanas o, en el caso de poder guardar las medidas de seguridad, a celebrar esta acción en el parque, playa o terraza en la que esté

Imagen promocional de la campaña en defensa de los servicios públicos Quiero un corazón contento
Imagen promocional de la campaña en defensa de los servicios públicos Quiero un corazón contento

público

Con el nombre ‘Quiero un corazón contento’ una campaña en defensa de los servicios públicos convoca a la ciudadanía a salir el próximo sábado 30 de mayo, a las 13:00 horas, a sus balcones y ventanas. O, en el caso de poder guardar las medidas de seguridad, a celebrar esta acción en el parque, playa o terraza donde esté pasando la mañana.

La idea, según aseguran los promotores de la iniciativa en un comunicado, es poder cantar un himno a favor de los servicios públicos al ritmo del Corazón contento de Marisol. Para ello, quienes organizan este acto han adaptado la conocida canción de la artista malagueña y le han dado vida con un videoclip en el que han colaborado una veintena de personas anónimas de diversas edades y procedencias. Aquí, por ejemplo, se puede ver. 

Los convocantes animan a quienes participen en la acción ciudadana a que cuelguen un corazón verde en sus ventanas, saquen unos altavoces en sus ventanas, pinchen la canción y disfruten del momento con su vecindario. Además, animan a realizar vídeos y fotografías y publicarlos en redes sociales con las etiquetas #QuieroUnCorazónContento #PintoUnCorazónVerde.

"El sector sanitario público tiene que ser reforzado si queremos avanzar en una desescalada segura, si queremos proteger a sus trabajadoras y trabajadores y si queremos proteger a la población de futuras pandemias", afirma el portavoz de la campaña, Luis Rico, en el comunicado.

"La infradotación no sólo en hospitales, también en residencias de mayores, ayudas a la dependencia, sumada a la precariedad de los servicios sociales han dificultado la actuación ante una emergencia ya no solo sanitaria, sino social y alimentaria, queremos insistir en que la salida de esta crisis no pueden volver a ser recortes y austeridad", agrega Rico, portavoz de la campaña.

La crisis sanitaria y social provocada por la enfermedad covid-19 ha evidenciado que los recortes y privatizaciones de los servicios públicos experimentados en los últimos años, tienen "consecuencias devastadoras". "España está por debajo de la media de la UE en gasto sanitario (-1,1 %), educativo (-0,7 %), de protección social (-1 %), o de vivienda (-0,1 %) y otros gastos necesarios, como los de la lucha contra la violencia machista o la pobreza infantil, siguen estando lejos de lo necesario para abordar estos problemas", aseguran los promotores de la camapaña.

Pinto un corazón verde

Esta campaña llega después de la iniciativa #PintoUnCorazónVerde, que fue lanzada el pasado mes por más de 400 organizaciones sociales y amadrinada por decenas de personas del mundo de la cultura y trabajadores de los servicios públicos. El símbolo se ha hecho viral en redes sociales, ha aparecido en fachadas y actos públicos a favor de la sanidad pública. También se ha compartido por más de 10.000 personas en redes sociales y dispositivos móviles, sumando cada día más apoyos a la defensa de la sanidad, las residencias, la educación, los servicios sociales o el transporte público. 

La campaña ‘‘Pinto un corazón verde’ ha recibido el apoyo de más de una veintena de personas representativas del mundo de la cultura, la comunicación y la música. Ana Pardo, Antonio de la Torre, Aitana Sánchez Gijón, Cristina Fallarás, Natalie Pozas, Sergio Peris, Juan Diego Botto, Carlos Bardem, Fernando Tejero, Alberto San Juan, Bob Pop, Olga Rodríguez, Rozalen, Amparo Sánchez o Nacho Vegas son algunos de los nombres que se han sumado a pintar un corazón verde por los servicios 100 % públicos.

Asimismo, trabajadoras y trabajadores de los denominados sectores esenciales, recuerdan los promotores, han querido sumarse a la convocatoria. Personal sanitario, de limpieza, de transporte, servicios sociales o de residencias de mayores son algunos de los rostros que se han participado. También agricultoras, agricultores, ganaderos, transportistas y personal del pequeño comercio alimentario. Todas estas personas son quienes, según la plataforma #PlanDeChoqueSocial viven en su propio trabajo diario la precarización de los servicios esenciales.

Más noticias de Política y Sociedad