Público
Público

Rajoy admite que hay que "corregir cosas" en la estrategia del PP para las elecciones de mayo

El presidente del Gobierno se niega a concretar si su partido se abstendrá en la investidura de Susana Díaz en Andalucía. Sobre las acusaciones de Bárcenas, mantiene que no tiene "nada que decir".

Publicidad
Media: 2.33
Votos: 6

El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy y el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk (i) durante la reunión que mantuvieron hoy en el Palacio de la Moncloa. EFE / Zipi

MADRID.- El presidente del Gobierno ha hablado por primera vez tras conocerse el profundo descontento que impera en las filas del PP por los resultados del partido en Andalucía, por la estrategia de Mariano Rajoy para abordar ésas y las elecciones que vienen y por su balance de los resultados en el Comité Ejecutivo Nacional. El jefe del Ejecutivo, que ha comparecido en La Moncloa con el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha asegurado que los resultados andaluces no son los esperados y cuando esto ocurre, "es evidente que hay que corregir cosas" e "intensificar los esfuerzos". 

El de hoy es el primer amago de autocrítica que realiza Rajoy públicamente tras asegurar a los suyos en la reunión de la cúpula del PP del lunes 23 de marzo, un día después del descalabro de Juanma Moreno en Andalucía, que los resultados conservadores en el 22-M habían sido "mejores que los de las europeas", con 300.000 votos más. Éste y otros intentos de subir la moral de los suyos tras haberse perdido 17 escaños frente a los 50 cosechados por Javier Arenas en 2012, sólo consiguieron amargar aun más los ánimos del PP, cuyos dirigentes, cargos medios y bases se han dedicado estos días a criticar -más en privado que en público- la estrategia de Rajoy de hablar sólo de economía o de no conectar con la calle.

"Cuando se gobierna y en cualquier faceta de la vida, es bueno tomar decisiones para mejorar y actualizarse", ha admitido Rajoy sobre la estrategia del PP en Andalucía para el 22-M

"Es evidente que los resultados no son los que hubiéramos esperado", ha admitido Rajoy en respuesta a los periodistas sobre un posible giro de estrategia en la campaña del PP para las elecciones de mayo. El presidente ha ido más allá y ha asegurado que "cuando se gobierna y en cualquier faceta de la vida, es bueno tomar decisiones para mejorar y actualizarse", aunque no ha querido dar más detalles sobre lo que eso implica de cara al 24-M. De hecho, planteada la posibilidad de que Rajoy limite su apoyo presencial en autonomías y ayuntamientos durante la campaña electoral, tras volcarse con Andalucía, el jefe del Ejecutivo ha negado que vaya a dejar de hacer lo que hace "desde que era vicesecretario de organización electoral" en el PP. "Siempre lo he hecho y lo haré", ha zanjado lanzando un mensaje claro a quienes creen que a los candidatos territoriales les iría mejor sin tanta presencia del Gobierno central en sus campañas.

A pesar de la insistencia de la prensa por conocer cómo pretende el presidente del Gobierno cumplir su reiterado compromiso de respetar que gobierne la lista más votada en Andalucía si, de momento, todo apunta a que el PP de Moreno votará en contra, Rajoy ha evitado dar siquiera alguna pista y ha vertido toda la responsabilidad sobre la formación autonómica: "El PP andaluz gestiona las decisiones que afectan al PP andaluz como el PP andaluz estima conveniente", ha trasladado con su estilo habitual.

"Lo que digan los tribunales"

El presidente del Gobierno no ha sido tan explícito cuando se le ha preguntado por el recurso presentado por Luis Bárcenas en el que responsabiliza de la gestión de las donaciones a los secretarios generales del PP desde Francisco Álvarez-Cascos en adelante, incluyendo al propio Rajoy y a la actual número dos, María Dolores de Cospedal.

Preguntado si comparte la opinión de la presidenta de Castilla-La Mancha, que aseguró ayer que el extesorero "miente" otra vez, el jefe del Ejecutivo sólo dijo: "Sobre este asunto no tengo nada más que decir, después de varios años de instrucción sólo estoy a lo que digan los tribunales". Lo que dicen los tribunales -concretamente, el juez Pablo Ruz-, de momento, es que está acreditada la existencia de una caja b en el PP.

Más noticias en Política y Sociedad