Público
Público

Antonio Ledezma Rajoy recibe en Moncloa al prófugo venezolano Antonio Ledezma

El opositor se fugó el jueves tras estar arrestado por conspiración y asociación para delinquir, y ha llegado esta mañana a Madrid procedente de Colombia.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El opositor venezolano Antonio Ledezma, recién fugado de su arresto domiciliario en Venezuela, durante su encuentro con Mariano Rajoy este sábado en Moncloa.-EFE

El opositor venezolano Antonio Ledezma ha llegado la mañana de este sábado a Madrid tras fugarse el viernes de supaís, donde estaba en arresto domiciliario. Inmediatamente, el prófugo se ha reunido con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que le ha transmitido su compromiso de trabajar por una "solución democrática para Venezuela".

Ledezma, alcalde metropolitano de Caracas, ha aterrizado pasadas las 7.00 horas en el aeropuerto de Madrid en un vuelo procedente de Bogotá, adonde huyó tras la gufa. El opositor fue detenido el 19 de febrero de 2015 y pasó los dos primeros meses privado de libertad en la cárcel militar de Ramo Verde, acusado de delitos de conspiración y asociación para delinquir por los que no ha sido juzgado.

Tras cumplir esta semana mil días detenido, el opositor decidió escapar "para no convertirse en un rehén del régimen ante el supuesto diálogo que se lleva a cabo en República Dominicana", según dice un comunicado de la organización "Soy Venezuela" de la que forma parte Ledezma.

"En España me siento libre" han sido las primeras palabras que ha pronunciado Ledezma nada más pisar suelo español y después de abrazar a su esposa Mitzy Capriles y a sus dos hijas, que le esperaban en el aeropuerto madrileño junto a decenas de venezolanos y simpatizantes de la causa que defiende la oposición al Gobierno de Nicolás Maduro.

Ledezma ha explicado que ha dejado un país "sometido con la violencia del poder" del que salió "con el alma desgarrada" porque, ha dicho, "jamás pensé que tendría que emigrar".

"Voy a recorrer el mundo"

"Voy a dedicarme a recorrer el mundo, a contribuir en el exilio a hacer una extensión de la esperanza de los venezolanos, a salir de este régimen", ha declarado Ledezma, que ha denunciado la "narcodictadura" que sufre Venezuela, que "usa la violencia contra las instituciones, que ha cometido fraudes electorales, que mantiene encarcelados a disidentes políticos" simplemente por el hecho de serlo e incluso, que "amenaza a nuestras familias".

El político venezolano ha tenido a su llegada palabras de gratitud hacia Mariano Rajoy por haber apoyado la causa que defiende y por "ser víctima de toda esa catarata de disparates que se atreve a lanzar quien por desgracia para nosotros actualmente ejerce la presidencia de la república".

Ledezma ha sido recibido a la una de la tarde por el presidente del Gobierno español en el Palacio de la Moncloa. Fuentes del Gobierno han explicado que, durante el encuentro de ambos en el Palacio de la Moncloa, Ledezma ha informado al jefe del Ejecutivo sobre la difícil situación política, económica y humanitaria que atraviesa Venezuela.

Sacudida política en Venezuela

La fuga de Ledezma ha supuesto una sacudida en el table político de Venezuela, que está pendiente del proceso de diálogo entre la oposición y el Gobierno Maduro. Ledezma quiere boicotear cualquier acercamiento de posturas y ha sido tajante en que no se puede ir a un diálogo que considera una "burla" al pueblo venezolano.

El viernes, Gobierno y oposición retomaron en República Dominicana el proceso de diálogo político con unas conversaciones "preparatorias" para el encuentro formal entre las partes, previsto para los días 1 y 2 de diciembre, después de que el proceso quedara en el aire el pasado septiembre.

Para "Soy Venezuela" este proceso de diálogo es "otra intentona" del Gobierno "de ganar más tiempo, de conseguir el levantamiento de las sanciones internacionales y el refinanciamiento de la deuda".

De la formación "Soy Venezuela" forman parte los partidos Vente Venezuela y Alianza Bravo Pueblo (ABP), el primero de la dirigente opositora María Corina Machado y el segundo de Ledezma. Ambos han mostrado su rechazo a volver a las negociaciones con el oficialismo.

Maduro pide a España que se queda con Ledezma

Por su parte, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, recibió con risas la fuga de Ledezma, a quien deseó irónicamente "felicidad", y pidió a España que no devuelva a su país a este político.

"La vida es un componente de muchas cosas, pero para que sea vida hace falta amor y humor, de eso sabe bastante el director del Sebin (servicio de inteligencia), no tanto de amor pero sí de humor, le gusta jugarle algunos chistes a la oposición ¿ah? (risas). Hoy se nos escapó Antonio Ledezma", dijo el jefe de Estado venezolano.

En un acto para impulsar la "Gran Misión Justicia Socialista", Maduro se refirió a Ledezma como el "vampiro", un sobrenombre que le ha puesto al compararlo con uno de los personajes de la serie estadounidense "The Munsters", que se emitió en los años 1960. "Antonio Ledezma, el vampiro volando libre por el mundo, ahora se va el vampiro protegido dicen que para España a vivir la gran vida compadre, a ir a tomar vino a la Gran Vía (...) quedó pendiente lo que tú sabes, ya sabes Antonio", agregó. Durante su alocución, Maduro no se refirió al proceso de diálogo con sus opositores y con el que prevé llegar a un "acuerdo de paz" en un año.

La principal demanda del Gobierno en este proceso es que inicie una campaña internacional para levantar las sanciones financieras que pesan sobre Venezuela, mientras que la oposición exige unas "elecciones presidenciales libres y transparentes, con observación internacional calificada".

Más noticias en Política y Sociedad