Público
Público

El rey propone a Pedro Sánchez como candidato a la investidura

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, anuncia que el jefe del Estado ha designado al líder socialista como candidato a la investidura del Gobierno, aunque, de momento, no hay una fecha para celebrar la sesión.

La presidenta del Congreso Meritxell Batet / EFE

El rey ha designado este miércoles a Pedro Sánchez como candidato a la investidura de un presidente del Gobierno. La encargada de anunciarlo ha sido la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, que se ha reunido con el jefe del Estado después de la celebración de la ronda de consultas con los diferentes partidos políticos.

El monarca ha mantenido entre el martes y el miércoles reuniones con 18 representantes políticos para constatar la viabilidad de una investidura y medir los apoyos de un eventual candidato. Los encuentros, que terminaron este miércoles con el secretario general del PSOE, han dado como resultado la designación de Sánchez.

Sin embargo, el presidente del Gobierno en funciones no reúne, al menos de momento, los apoyos necesarios para ser elegido en una investidura en el Congreso. La presidenta de la Cámara Baja ha explicado que, aunque no haya constancia de que Sánchez tenga los escaños suficientes, es el candidato mejor posicionado y con más apoyos.

Lo que no ha desvelado Batet es la fecha en la que se podría celebrar la sesión de investidura. Tanto en el Ejecutivo en funciones como en Unidas Podemos prefieren celebrar el Pleno antes de Navidad, aunque en el caso del Gobierno ya se manejan previsiones que llevan la investidura a antes de final de año o, incluso, al mes de enero, ya en el próximo año.

La decisión depende en gran parte de ERC, partido necesario para que la investidura salga adelante, y con el que el PSOE ha mantenido intensas reuniones en las últimas semanas. El partido catalán celebrará el día 21 de diciembre un congreso, en el que previsiblemente se fijaran algunas de las líneas negociadoras con los socialistas.

En ERC no quieren comprometer sus apoyos (o su rechazo) en una investidura antes del congreso, ya que acudirían con una decisión tomada y sin margen al cónclave. Sánchez ha anunciado que la próxima semana convocará reuniones con todas las fuerzas políticas (incluidas el PP y Ciudadanos) y que también se reunirá con los presidentes de las Comunidades Autónomas.