Público
Público

Rivera pone a Sánchez en la misma encrucijada que Podemos: "Tiene que escoger si quiere gobiernos constitucionalistas o populismo"

El líder de Ciudadanos se desmarca del pacto de no agresión con su exsocio, aunque vuelve a proponer la gran coalición PP-PSOE-C's, "si es para que haya cambios".

Publicidad
Media: 3
Votos: 1

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, durante su participación en un desayuno informativo del Fórum Europa, donde ha sido presentado por el presidente del grupo ALDE del Parlamento Europeo y ex primer ministro belga, Guy Verhofstadt. EFE/Paco Campos

MADRID.- En un intento por desmarcarse del pacto de no agresión entre C's y PSOE que quedó evidenciado en el debate a cuatro del pasado lunes, Albert Rivera ha atacado hoy a su exsocio Pedro Sánchez. "El PSOE tiene que escoger si quiere gobiernos constitucionalistas o populismo", sentenció, copiando el discurso de Pablo Iglesias, al ponerle exactamente en la misma encrucijada en la que le coloca también el líder de Podemos: "O gobierna el PP o hay un Gobierno progresista de cambio", le suele recordar el al socialista. 

En la misma línea, el presidente de Ciudadanos volvió a arremeter contra el bipartidismo lamentando que ni PP ni PSOE pueden regenerar la política con medidas como la eliminación de las diputaciones o los aforamientos por sus "mochilas". "No pueden mover fichas porque son esclavos de sus propios actos y de sus propias estructuras", argumentó en un desayuno informativo del Fórum Europa que tuvo lugar en el hotel Ritz de Madrid. "Incluso a los valientes de esos partidos a veces no les permiten cambiar las cosas", agregó en presencia de Cristina Cifuentes, a quien siempre le ha aplaudido que defienda primarias internas en el PP, entre otras cuestiones.

La presidenta de la Comunidad de Madid, Cristina Cifuentes (d), conversa con el portavoz de Ciudadanos en la Comunidad, Ignacio Aguado (i), durante un desayuno informativo organizado por Fórum Europa en le que ha participado el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera. EFE/Paco Campos

Pese a todo, el candidato naranja volvió a proponer la 'gran coalición a tres bandas' PP-PSOE-C's como la mejor solución para el futuro Ejecutivo. "Son necesarios 2/3 del Congreso para poder aprobar una reforma constitucional", se justificó. "Y con Podemos no se puede contar porque ellos no quieren reformarla sino cargársela", añadió, asegurando erróneamente que Iglesias defiende la "secesión" de Catalunya.

No obstante, puso como condición para pactar con PP y PSOE "que haya cambios". "Si PP y PSOE pactan para seguir igual, para apuntalarse en la decadencia mutua, allá ellos, para eso no nos necesitan, en eso no vamos a estar nunca", prometió Rivera antes de volver a proponer su "pacto antisillones". 

"Si PP y PSOE pactan para seguir igual, para apuntalarse en la decadencia mutua, allá ellos, para eso no nos necesitan"

En cualquier caso, no quiso hacer sangre con el socialista, a quien ayer en El Hormiguero calificó como el personaje en quien confiaría para contarle sus problemas. "¿Sánchez debería dimitir la misma noche del 26-J si hay sorpasso de Unidos Podemos?", le preguntaron. "Ellos sabrán. Bastante lío tienen ya internamente en el PSOE como para que yo meta el dedo en la llaga", zanjó.  

Lo que sí le reprochó a los socialistas es que apoyen los gobiernos de Ada Colau en Barcelona o Manuela Carmena en Madrid, algo que le sirvió para volver a dirigir sus ataques a Podemos e insinuar, otra vez, que quienes sí tienen pacto de no agresión son Iglesias y Rajoy. "Yo fui el único que en el debate evidenció que el modelo económico de Podemos es el cambio a peor. El cambio no es cambiar la cabalgata de los reyes magos en Madrid y que por primera vez haya más paro en la capital que en la Comunidad", espetó, tirando de demagogia.

Veladamente, también dejó caer que el resultado del famoso 'Brexit' -la posible salida del Reino Unido de la UE que se votará en referéndum el próximo 23 de junio- podría terminar influyendo en las elecciones generales españolas (si Podemos lo utiliza, le faltó añadir). "Si todos defendemos que el Reino Unido siga perteneciendo a Europa no debería influir -respondió- porque, en teoría, los cuatro defendemos lo mismo. Otra cosa es que alguien se desmarque...", dejó en el aire con su gesto de media sonrisa.  

"Hay gente del PP que ya no quiere defender a Bárcenas o Barberá. ¿Cómo voy a querer defenderlo yo?"

La política europea centró buena parte del acto, ya que Rivera aprovechó la presencia del presidente del grupo ALDE -al que C's ya pertenece-, Guy Verhofstadt, para hablar de "los Estados Unidos de Europa", de política migratoria común, de unificación fiscal -para defender la eliminación del cupo vasco- y hasta de política antiterrorista. "Necesitamos un pacto europeo contra el terrorismo porque Europa es libertad y no podemos vivir con miedo. Me comprometo a refortalecer los lazos con Europa y con EEUU. Y lo que me preocupa es que Podemos no quiera ni estar en el pacto antiterrorista en España", volvió a aprovechar la coyuntura. 

Y, de nuevo, no perdió la oportunidad de volver a hablar de la pinza Podemos-PP para presentarse como "el cambio a mejor". "Somos la alternativa para el inconformismo y el populismo", repitió el mantra preferido de Ciudadanos.  Asimismo, volvió a pedir -sin pedirlo, con su ambigüedad habitual- la marcha de Rajoy. "En la vida se acaban las etapas. Y no habrá estabilidad política en España sin regeneración. Sin eso, siempre se cuestionará la autoridad moral del presidente, siempre te dirán que hay que corrupción, siempre te recordarán que no cumpliste", enumeró. "¿Alguien cree que yo voy a estar en un Gobierno dando ruedas de prensa en las que tenga que defender a Bárcenas o Barberá? ¡Si hay gente del PP que ya no quiere defenderlo, -volvió a decir delante de Cifuentes-, ¿cómo lo voy a defender yo?!", concluyó.

Más noticias en Política y Sociedad