Público
Público

Rivera, sobre el debate a cuatro: "El único pacto de no agresión que hubo ayer fue el de Rajoy e Iglesias"

El líder de Ciudadanos arremete contra la "pinza PP-Podemos" y niega haber acordado no meterse con Sánchez. Hace campaña en Salamanca cantando "bamboleo" y prometiendo ligar la financiación universitaria a la empleabilidad.

Publicidad
Media: 1.88
Votos: 8

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, durante un acto de campaña celebrado en Salamanca, donde ha estado acompañado por el cabeza de lista de esta formación en esta provincia, Pablo Yáñez. EFE/J.M. García

SALAMANCA.- Presumió de haber conseguido romper "la polarización" del debate a cuatro, pero él mismo incidió en ella. "El único pacto de no agresión que hubo ayer fue el de Iglesias y Rajoy", sentenció Albert Rivera en Salamanca para negar haber llegado a un acuerdo de ese tipo con Pedro Sánchez.

El líder de Ciudadanos aseguró haber criticado también"las promesas incumplidas" del PSOE, así como sus modelos autonómicos fallidos,sus políticas de empleo o sus leyes de educación. "Pero Rajoy e Iglesias ni se rozaron. Me sorprende que Iglesias no sacara los papeles de Bárcenas", valoró, tras acusar a la "pinza PP Podemos" de no querer debatir. Frente a ello, él se presentó como "la alternativa al populismo y al conformismo".

Él es, como vende siempre, "el cambio a mejor". Y así se lo hizo saber al medio centenar de universitarios que le escuchaban en la Plaza de las Escuelas de Salamanca. A ellos les prometió su pacto por la Educación, reformar el sistema laboral para acabar con los contratos basura y ligar la financiación de las universidades a su nivel de empleabilidad, una medida polémica por el elitismo que supondría dejar ahogadas,por ejemplo, a las carreras de Letras y Humanidades.

Rivera vendió eso como "excelencia" y se hizo querer por los más jóvenes. Tras haberse atrevido —por primera vez— a imitar a la vieja política y animarse a cantar "bamboleo" junto a un músico callejero, lamentó el "trabajo encubierto" y no pagado que a veces se esconde tras los contratos de prácticas, el "parche" (se supone que malo) de la ley Wert, o el plan Bolonia que ha implementado el decreto 3+2 que implica pagar dos años de máster para graduarse. "El problema no es que sea 3+2 o 4+1, sino que no haya financiación para todos", mitineó. "Yo no voy a dejar a nadie en la cuneta y no estoy a favor de la subida de tasas", siguió con sus promesas.

"Yo no voy a dejar a nadie en la cuneta y no estoy a favor de la subida de tasas", siguió con sus promesas.

De nuevo,volvió a pedir la marcha de Rajoy, aunque sin mojarse expresamente sobre su posible apoyo a una investidura del presidente en funciones. "No puede liderar el cambio y regenerar España", se limitó a responder.

Y tampoco desprovechó la pregunta de una joven que recordó un escrache al padre de Leopoldo López en su facultad. Rivera no habló de Venezuela, pero sí aprovechó para volver a hacerse la víctima por los mítines accidentados que tuvo en Barcelona —él  mismo— y en Vallecas —sus compañeros de partido—. "No debemos dejar ningún espacio público en manos de una sola ideología. Eso ya pasa en Catalunya, con el independentismo, y C's es el único partido con coraje para defender un modelo abierto", concluyó.

Más noticias en Política y Sociedad