Público
Público

Desescalada Sánchez apunta a que habrá más prórrogas del estado de alarma: "La decisión se basará en la ciencia"

El presidente del Gobierno, con la nueva prórroga asegurada, dice que "levantar el estado de alarma ahora sí sería un gran error absoluto", y  anuncia que cuando el país esté en Fase 1 se declarará el luto oficial y habrá un homenaje a los fallecidos. Admite que las comunidades autónomas podrán plantear medidas propias en cada una de las fases. Se compromete a una nueva gobernanza a través de leyes orgánicas o no orgánicas, "cuando termine la necesidad de restringir la movilidad".

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez durante su intervención en el pleno del Congreso este miércoles. /EFE
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez durante su intervención en el pleno del Congreso este miércoles. /EFE

manuel sánchez / alejandro lópez de miguel

Tras casi seis horas y media de debate, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, utilizó su último turno de palabra para apuntar directamente a la posibilidad de que haya más peticiones de prórroga del estado de alarma -previsiblemente, durante seis semanas, que es el periodo previsto hasta llegar a la denominada "nueva normalidad"- aunque apuntó que esta decisión estará exclusivamente "basada en la ciencia".

 "La decisión de venir al Congreso y pedirles una nueva prórroga al estado de alarma estará basada en la ciencia y aquellos que se oponen están basando su decisión en la peor de las políticas, que es la política partidista", afirmó

Sánchez insistió en que no forma parte de su proyecto político plantear el estado de alarma, pero indicó que ·es una necesidad· y la forma más efectiva de hacer frente a la pandemia del coronavirus.

El presidente, como le reclamaban los grupos, también asumió en este último turno que el Gobierno se planteará otra gobernanza en los próximos meses a través de proyectos de ley u otras fórmulas, que nos se vinculen directamente al estado de alarma. "Sin duda tendremos que plantear una gobernanza cuando termine la necesidad de restringir la movilidad en los próximos meses, la voluntad del gobierno de trabajar con los grupos para que cuando podamos abordar la nueva situación con leyes orgánicas o no orgánicas que traeremos a esta Cámara", afirmó.

Además, durante sesión, Sánchez anunció en el debate parlamentario del estado de alarma que las comunidades autónomas podrán plantear medidas propias para la desescalada, debidamente argumentadas, aunque deberán ser consensuadas con el Ministerio de Sanidad.

Sánchez explicó el procedimiento que tendrán las comunidades autónomas para pasar de fase que, básicamente, consiste en que los Gobiernos autonómicos tendrán que remitir a Sanidad sus propuestas para cambiar de fase, con una descripción de las medidas que se pretenden adoptar y un análisis estratégico del sistema sanitario. Sanidad estudiará cada una de estas propuestas y se tomarán decisiones- "Preferiblemente consensuadas", apuntó el presidente.

El presidente indicó que, demás, se deberán cumplir estos requisitos: cada territorio deberá tener una capacidad de instalar, en un plazo máximo de cinco días, entre 1,5 y 2 camas de Cuidados Intensivos por cada 10.000 habitantes y entre 37 y 40 camas de agudos. Y, además, deberán tener actualizada y comunicada la información sobre los indicadores de la pandemia.

Eso sí, Sánchez en su réplica pidió a las comunidades autónomas prudencia, "porque no puede haber una carrera a la desescalada". Y añadió: "La prudencia y la cautela es la mejor vía para cuidar a los españoles en esta transición". Además, reclamó que no haya competencias entre instituciones.

Sánchez cifra en 139.000 millones el coste de las medidas tomadas hasta ahora contra la crisis

Con la tranquilidad que da subir a la tribuna del Congreso sabiendo que 178 respaldan la propuesta del Gobierno de prorrogar el estado de alarma durante otros quince días -hasta las 00.00 horas del próximo 24 de mayo-, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, reconoció que en la lucha contar la pandemia no hay aciertos absolutos y admitió errores, pero lo que sí aseguró con contundencia es que "levantar el estado de alarma ahora sí sería un gran error absoluto".

Además, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció que en cuanto la mayoría del país esté en la fase uno declarará el luto oficial, lo que posiblemente sean a partir del 11 de mayo.

Ademas,  también informó que se celebrará un homenaje público a los fallecidos cuando la integridad del país haya alcanzado la "nueva normalidad"- Explicó que el Gobierno lleva trabajando en ello desde hace varias semanas  y que  ha transmitido ya esta decisión al rey Felipe VI. La previsión para alcanzar esta nueva normalidad es para finales de junio si no se producen rebrotes de la pandemia, según los planes del Gobierno.

En su primera intervención, Sánchez también desgranó datos sobre las medidas laborales y sociales aplicadas durante esta crisis sanitaria, y cifró en 139.000 millones de euros el coste de estas ayudas. "El Gobierno ha volcado todos los recursos del estado de alarma en ayuda a quienes lo necesitan", afirmó.

Sánchez dice que "la meta está cerca", pero apuntó que se necesitan más limitaciones para garantizar la salud

Sánchez dijo que "la meta está cerca", pero apuntó que se necesitarán unas semanas más restringir los derechos y la actividad económica, dando a entender que se pedirán nuevas prórrogas en el futuro. El presidente añadió que se necesitan esas limitaciones para garantizar la salud.

El presidente del Gobierno terminó haciendo un llamamiento a la unidad y pidió a todos los partidos que dejen recelos y hagan un punto y aparte, "un paréntesis de cooperación, colaboración y coordinación" que, según dijo, es lo que demandan los ciudadanos. 

Por ello, les instó a que presenten propuestas en la comisión parlamentaria para la reconstrucción y la recuperación del país, y aseguró que el Gobierno "las atenderá". 

La comisión parlamentaria comienza el próximo jueves y el Gobierno tiene gran interés en poder forjar consensos en un corto periodo de tiempo para poder poner en marcha las primeras medidas de reactivación económica.

Sánchez, además, dio por hecho que queda una legislatura larga y pidió a todos los partidos políticos que se centren en buscar las mejores soluciones para España. "Hay que despolitizar la emergencia. El adversario es el coronavirus, y la mejor arma es la unidad política", afirmó.

La contienda política

En la contienda política, Sánchez dijo que no iba a entrar en reproches. Pidió al líder del PP, Pablo Casado, que se sume a la prórroga del estado de alarma, porque dijo que una abstención la entiende como un voto negativo; y al líder de Vox , Santiago Abascal, le dedicó tres palabras: "Abandone el odio". 

A ERC y a JxCat le negó la centralización que está practicando el Gobierno y le recordó las decenas de reuniones que se están manteniendo, para añadir: "El Gobierno siempre escucha". En este sentido, apuntó que el 83% de las propuestas de desescalada planteadas por las comunidades autónomas han sido recogidas en el estado de alarma. También a ambos partidos les pidió que reconsideren su voto.

Sánchez admitió que están estudiando otra forma de gobernar no vinculada al estado de alarma, "pero, ahora, no", dijo

Sánchez puso en valor el apoyo de Ciudadanos, y dijo que este partido "con diez diputados puede tener más relevancia que otros con 89", en referencia al PP. A la portavoz del partido naranja le dijo que el Gobierno está estudiando otras formas de gobernar no vinculando las medidas al estado de alarma, en referencia a decisiones económicas y laborales, tal y como se incluye en el acuerdo alcanzado con este partido, pero precisó: "Ahora no", citando el actual periodo del estado de alarma.

Terminó diciendo que no hay que precipitarse e ir paso a paso. "Estamos venciendo al virus, pero aún somos frágiles", y recordó que la victoria frente al coronavirus todavía es parcial.


Más noticias de Política y Sociedad