Público
Público

Negociaciones Gobierno Sánchez da por rotas las negociaciones con Iglesias por la consulta de Unidas Podemos

El candidato afirma que las cinco propuestas hechas a este partido "decayeron el pasado viernes". Considera que la decisión de la formación morada de pedir opinión a sus bases, "es una mascarada bien grande del señor Iglesias para justificar su no a un presidente socialista". Dice que ofreció la entrada de miembros de Podemos "cualificados" en el Consejo de Ministros

Publicidad
Media: 1.86
Votos: 7

El presidente del gobierno Pedro Sánchez y el líder de Podemos Pablo Iglesias. - EFE

El candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, consideró que Unidas Podemos ha dado por rotas unilateralmente las negociaciones para su investidura con la convocatoria de una consulta a sus bases. Sánchez indicó que dicha decisión de Pablo Iglesias le sorprendió "y supone de hecho una ruptura de la negociación", afirmó.

Ademas, el candidato indicó que "las cinco propuestas" que le hizo al Iglesias "decayeron el pasado viernes" y que "ya no está en ese escenario": Por ello, explicó que ahora Unidas Podemos debe decidir "si va a votar "no" con Abascal a un candidato socialista", afirmó.

Sánchez, en una entrevista a la Ser, mostró su indignación con la consulta emprendida por el líder de Unidas Podemos, que consideró "una mascarada bien grande del señor Iglesias para justificar su no", dijo.

El candidato socialista indicó que el líder de Unidas Podemos ha promovido una consulta que calificó como falsa, al no recoger la última oferta que le hizo de incorporar al Consejo de Ministros a dirigentes de Unidas Podemos que, según explicó, era que entraran en el Ejecutivo a miembros de esta formación "cualificados".

Para Sánchez, el PSOE se ha movido y ha puesto hasta cinco ofertas encima de la mesa, que van desde la postura inicial de solo buscar un acuerdo programático con la forma de Iglesias, hasta la entrada de miembros de este partido. "Le ofrecí la incorporación de gente de su partido cualificada y dijo que no, y al día siguiente calificó de idiotez esta propuesta y precipitó la consulta", explicó el líder socialista.

"No me pueden imponer nombres"

Sánchez indicó que su oferta de incorporar al Gobierno a miembros de otro partido es inédita en la etapa democrática, pero dijo que Iglesias está instalado en una postura maximalista, "y a mí me pueden ofrecer nombres, pero no me pueden imponer nombres", afirmó.

Para el líder socialista, Iglesias está en la misma actitud que en 2016 y dio por hecho que votará en contra de su investidura, "junto con la ultraderecha"; enfatizó.

"El primer pacto de Estado que podemos tener es que faciliten la investidura"

El candidato socialista dijo también que no habrá más rondas de negociaciones, pero si que habrá llamadas de teléfono a los tres candidatos de los principales partidos políticos para insistirles en que faciliten la gobernabilidad y no se vaya a un escenario de repetición electoral, que es lo que se adivina de no salir adelante la investidura de la próxima semana.

También insistió en su mensaje de que no quiere que su investidura dependa de los independentistas, y dijo que estos partidos "hagan lo que quieran", pero destacó la contradicción de PP y Ciudadanos de no abstenerse para evitarlo. "El primer pacto de Estado que podemos tener es que faciliten la investidura", dijo.

El líder socialista insistió, por último, que no ve una segunda oportunidad en septiembre, y recordó que su candidatura a la Presidencia del Gobierno decae si fracasa en la investidura, lo que obligaría al jefe del Estado a abrir una nueva ronda de consultas, dando a entender que estaría dispuesto a volver a dar el paso porque cree que las posiciones actuales no van a moverse en dos meses.

Más noticias en Política y Sociedad