Público
Público

Sánchez: “Si gano seré generoso, todo lo que no lo fueron conmigo”

El PSOE arranca la precampaña reuniendo a todos sus dirigentes actuales y pasados, en un acto de autoafirmación para salir a ganar las elecciones. 

Publicidad
Media: 1.67
Votos: 6

Pedro Sánchez, en el acto de la presentación de la precampaña para el 26-J. EFE/Angel Sánchez

MADRID.- Con todas las encuestas vaticinando el “sorpasso” y con los ánimos de los dirigentes del PSOE no muy altos, Pedro Sánchez quiso insuflar esperanza a los suyos y tener su pequeño Vistaalegre este domingo en el pabellón de la Once de Madrid, ante unas 2.500 personas.

Reunió a todo el PSOE. Su Ejecutiva al completo, a todos los secretarios generales regionales, los presidentes autonómicos, los principales alcaldes y hasta hablaron los cuatro secretarios generales del PSOE en los últimos cuarenta años: Felipe González, Joaquín Almunia, José Luis Rodríguez Zapatero y Alfredo Pérez Rubalcaba.

Fue un acto de autoafirmación y de intentar movilizar al partido, por ello, Pedro Sánchez tuvo una intervención con muy poco contenido, y más dirigida a arengar a los suyos.
De esta forma, el líder socialista arrancó el acto de forma contundente: “El PSOE sale a ganar las elecciones”, e insistió en que el cambio que necesita España, “no necesita intermediarios”, dijo.

Aseguró que si gana los comicios habrá un Gobierno de cambio en España en una semana, “y seré generoso, todo lo que no han sido conmigo, porque cuantas más personas se sientan identificadas con el cambio, más poderoso será el cambio”, afirmó. Pero, a su vez, advirtió de que “si el PSOE no gana las elecciones, en España no habrá cambio. La solución es la socialdemocracia, y pasa por la socialdemocracia”.

No mencionó a Unidos-Podemos y tampoco casi a Mariano Rajoy, y aseguró que iba a hacer una campaña limpia, de propuestas y soluciones a los españoles. Y, al menos, este domingo cumplió con lo dicho. Explicó las leyes que iba a derogar y las principales propuestas de su programa, en un mitin inmaculado en cuanto a críticas al adversario.

Sólo ironizo con Podemos al asegurar que con tantas alianzas, “se van a tener que presentar con papeletas apaisadas” e indirectamente también volvió a recordar su actitud en estos últimos cuatro meses con una frase: “Los que bloquearon el cambio, estoy seguro que lo pagarán en las urnas”.

Apenas hubo una o dos menciones al líder del PP, para afirmar que “Rajoy sólo piensa en Rajoy”, y censurarle la política que ha hecho estos cuatro años contra los ciudadanos.
Y así parece que va a ser toda la campaña, según fuentes socialistas. Pedro Sánchez quiere ir de didáctico, de explicativo, de hombre de Estado. “Ni vamos a hablar de banderas, ni de siglas, ni de sillas, vamos a construir soluciones”, concluyó.

Más noticias en Política y Sociedad