Público
Público

Sánchez promete defender el interés general "por encima de cualquier presión particular" tras la amenaza de las eléctricas

El presidente del PP, Pablo Casado, ha recordado al líder del Ejecutivo cuando pedía dimisiones al Gobierno de Mariano Rajoy por la subida de la luz.

15/09/2021.- El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i), interviene en la sesión de control al Gobierno celebrada este miércoles en el Congreso. EFE/Juan Carlos Hidalgo
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, interviene en la sesión de control al Gobierno celebrada este miércoles en el Congreso. Juan Carlos Hidalgo / EFE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha respondido este martes a la amenaza de las compañías eléctricas de cerrar sus centrales tras el plan de choque impulsado por el Ejecutivo para abaratar un 22% la factura de la luz. "El Gobierno va a defender el interés de los ciudadanos por encima de cualquier interés y presión particular", ha sostenido en la primera sesión de control al Gobierno en el Pleno del Congreso del nuevo periodo de sesiones.

El presidente del PP, Pablo Casado, ha recordado a Sánchez cuando pedía dimisiones al Gobierno de Mariano Rajoy por la subida de la luz "de un 8%". "Ya no queda nada de usted, ha traicionado todas sus promesas", ha apuntado para después señalar que dirige el Gobierno "más radical" de Europa: "Es incapaz de resolver los problemas de los españoles porque el principal problema de España es usted".

De este modo, Sánchez ha afeado el carácter del líder de la oposición en el inicio del nuevo curso político: "Le veo intranquilo y acelerado. Se fue con el no y la crispación y ha vuelto igual". Por ello, tras resaltar el éxito de la campaña de vacunación, el descenso del paro y la evacuación de Afganistán, el presidente del Gobierno ha pedido a Casado que "cumpla la Constitución y la legalidad democrática" y que "hable bien de su país" cuando salga de España.

A colación de la mesa de diálogo, que se reunirá este martes a partir de las 15 horas, Casado ha acusado a Sánchez de sentarse a "negociar un referéndum con los que se jalean a los terroristas con quienes quieren atentar contra el PP", a pesar de que, precisamente, el derecho a la autodeterminación es la única línea roja del Gobierno.

El ultraderechista Santiago Abascal, en otro nuevo discurso de odio pronunciado desde su escaño, ha despreciado el diálogo con el Govern catalán. Por ello, Sánchez ha lamentado que el presidente de Vox defienda una "triste España" en la que dialogar parezca "un atentado a la razón". "La esencia de la democracia es dialogar y pactar", le ha recordado.

También, ha afeado que el partido de extrema derecha haya intentado suprimir la comisión parlamentaria de Igualdad "por un supuesto despilfarro", una petición que no ha sido respaldada por ningún grupo de la Cámara Baja. 

Por su parte, el portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, ha advertido al líder del Ejecutivo de que si fracasa el foro de diálogo con Catalunya, "decepcionará la izquierda española" y, a su entender, PP y Vox llegarán a la Moncloa, por lo que "nos irá mal a todos".

Sánchez ha rehusado atender este aviso, limitándose a responder a la pregunta formulada por el diputado republicano sobre los criterios del Gobierno en la toma de decisiones de inversiones en Catalunya, especialmente tras el caso del proyecto de ampliación del Aeropuerto de Barcelona-El Prat, aparcado por la división del Govern.

De esta manera, ha justificado que para decidir las inversiones el Gobierno tiene en cuenta tres criterios: escuchar a la ciudadanía, cumplir con la legalidad y el compromiso medioambiental del Ejecutivo. Si bien, Rufián le ha reprochado que el proyecto de ampliación afectaría a la laguna de La Ricarda, espacio natural protegido por la red europea Natura 2000, por lo que contaba con el rechazo de Europa, de "la mitad del Gobierno" de Sánchez, de la alcaldesa de Barcelona y de organizaciones ecologistas por "antiecológico".

Más noticias