Público
Público

Pablo Hasél Así ha sido el momento de la detención de Pablo Hasél en el rectorado de la Universitat de Lleida

El rapero ha sido detenido sin oponer resistencia en torno a las 08.30 horas por varios mossos, para posteriormente ser trasladado a la cárcel de Ponent.

Momento de la detención de Pablo Hasél en el interior del rectorado de la Universitat de Lleida.
Momento de la detención de Pablo Hasél en el interior del rectorado de la Universitat de Lleida. EUROPA PRESS

Eran las 8.25 horas cuando hasta cinco mossos d'Esquadra se han acercado hacia una esquina del edificio del rectorado de la Universitat de Lleida para pedir al rapero Pablo Hasél que se levantara y les acompañara hacia la salida. Hasél sabía que su camino terminaría casi una hora después en la prisión leridana de Ponent, donde deberá cumplir una condena de nueve meses por los delitos de enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona.

Vestido con un chándal gris y cazadora negra y portando una bolsa negra de gran tamaño con sus pertenencias, Hásel se ha levantado, ha cerrado el puño y ha acompañado a los policías por un pasillo gritando consignas como "Amnistía total", "No nos va a parar este Estado fascista", "No nos van a doblegar con toda la represión", "Viva la lucha". Mientras, los periodistas allí congregados intentaban sacarle algunas palabras y los fotógrafos capturaban el momento.

Escaleras abajo, el agente al mando del operativo le ha leído la orden de detención a Hasél para proceder a acompañarle al coche patrulla que le estaba esperando en la calle para conducirle a la mencionada prisión.

Los Mossos han accedido a la Universitat de Lleida a primera hora de la mañana para proceder a la detención del rapero, condenado a nueve meses de prisión por enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona, sin que se hayan producido "incidentes graves" y sin que haya constancia de heridos. Un fuerte dispositivo policial, formado por decenas de agentes de los Mossos y una veintena de furgonetas de la Brigada Móvil, se había desplegado desde las 6.30 horas en las inmediaciones del rectorado.

La policía ha sorteado con facilidad las barricadas, formadas con mesas y sillas, que habían situado en las entradas del edificio el medio centenar de activistas encerrados junto a Hasél en el rectorado desde este lunes, que han sido arrinconados por los agentes para proceder a la detención del cantante.

Al entrar los Mossos, los activistas se han refugiado en la tercera planta del edificio mientras lanzaban algunos objetos a los agentes y les vaciaban extintores. El portavoz de los Mossos ha precisado que no tiene constancia de lesiones entre los agentes. El grupo de activistas, que han rodeado a Hasel para intentar dificultar su detención, ha sido arrinconado por los policías, que han procedido a su identificación tras llevárselos uno por uno, hasta que solo ha quedado el rapero, el último en ser identificado y, en ese momento, detenido.

Más noticias de Política y Sociedad