Público
Público

El soberanismo catalán se debate en Madrid: "Renunciar a la unilateralidad es renunciar a la independencia"

Referentes independentistas y del mundo del derecho y la judicatura se reúnen en Madrid para hacer balance de los cuatro años desde el referéndum y aportar algunas ideas sobre a dónde se dirige el independentismo catalán.

Un momento del acto.
Un momento del acto. Guillermo Martínez

Cuatro años después del acto en solidaridad con el derecho a decidir catalán, la calle Zurita del madrileño y céntrico barrio de Lavapiés ha vuelto a albergar los deseos de independencia de Catalunya. Un acto organizado por Madrileñ@s por el Derecho a Decidir en el conocido Teatro del Barrio ha logrado reunir a distinguidas figuras del ámbito cultural y jurídico para realizar un balance sobre estos cuatro años tras aquel 17 de septiembre de 2017, cuando se dieron cita por primera vez. Durante el conversatorio ha salido a relucir la "represión" por parte del Estado español hacia Catalunya y cómo el movimiento soberanista se va a rearmar a partir de ahora.

En la mesa, un plantel con representantes de las dos mayores organizaciones del ámbito catalán, Òmnium Cultural y la Assemblea Nacional Catalana (ANC), junto a dos expertos en derecho y la judicatura. Entre las filas del público, alguna que otra cara distinguida: Gerardo Pisarello, de En Comú Podem e integrante de la Mesa del Congreso de los Diputados; María Dantas, diputada de Esquerra Republicana; Oskar Matute y Bel Pozueta, representantes en la Cámara baja de EH Bildu; Assumpció Castellví, senadora de Junts y Albert Botran, también parlamentario en el Congreso por la CUP.

Jordi Cuixart, líder de Òmnium Cultural, ha sido el primero en intervenir en el acto mediante un vídeo grabado. En él ha agradecido la celebración de este tipo de actos que representan la "solidaridad del Madrid antifascista, del Madrid del 'No Pasarán'". El independentista también ha afirmado que lograrán que España sea condenada por el tribunal de Derechos Humanos europeo por la vulneración de derechos fundamentales, y también que el conflicto catalán ha conseguido la unión de todos los demócratas del Estado español".

Intervención de Jordi Cuixart mediante un vídeo grabado.
Intervención de Jordi Cuixart mediante un vídeo grabado. Guillermo Martínez

Elisenda Paluzie, presidenta de ANC, ha tomado la palabra para incidir que, durante este tiempo, se ha reforzado la legitimidad del proceso de autodeterminación, "a pesar de que su aplicación no está regulada de forma explícita". Asimismo, se refirió a la autonomía catalana como algo que el Estado español "da y quita cuando quiere", en relación a la aplicación del artículo 155. Desde la perspectiva del proceso judicial que llevó a varios líderes del procés al banquillo de los acusados, la presidenta de la ANC ha comentado que el tribunal "convirtió un derecho fundamental en un delito a base de represión".

Nadie renuncia a la unilateralidad

Paluzie: "Nadie en el independentismo ha renunciado a la unilateralidad porque eso es renunciar a la independencia"

Como respuesta a la pregunta formulada por Mireille Tumba, miembro de la organización convocante, sobre en qué estadio se encuentra actualmente el conflicto catalán, Paluzie ha respondido que "por muy reforzado que esté el derecho de autodeterminación, la partida se juega en clave de poder, y la mayoría de independencias no se han conseguido votando, sino por la vía de los hechos". Estos hechos, ha continuado, pasan por estar presentes en los órganos autonómicos de toma de poder. Asimismo, la soberanista también ha valorado la consulta del 2017 como una victoria, pues "derrota es lo que se llevó el Gobierno de Rajoy, que dijo que no se podía votar y finalmente lo hicimos".

En sus propios términos, y retrotrayendo la valoración a la situación presente: "Nadie en el independentismo ha renunciado a la unilateralidad porque eso es renunciar a la independencia". Como punto negativo a estos cuatro años desde el referéndum catalán, la presidenta de la ANC ha incidido en que no han servido para tejer una estrategia unitaria en el independentismo.

Pugna entre líderes

Sobre esta misma idea se ha pronunciado Ángel Castiñeira miembro de la Junta Nacional de Òmnium Cultural: "Tras la sentencia del procés se produjo una decapitación total de los liderazgos, lo que supone una pugna dentro del soberanismo para ver quién lo lidera". Tras explicitar que los represaliados por la consulta catalana ascienden a más de 3.500 y las multas llegan a sumar millones de euros, la estrategia a partir de ahora pasa por "empoderar, desde una visión adulta, al pueblo de Catalunya para que llegue el día en que se puedan manifestar a favor o en contra de la independencia".

"Lo volveremos a hacer mejor", afirma Castiñeira

También se refirió al lema "lo volveremos a hacer", al que ha añadido una coletilla: "Lo volveremos a hacer mejor", ha afirmado en el salón del Teatro del Barrio. Desde su punto de vista, la táctica a partir de ahora no es política en el corto plazo por ese proceso de redefinición de líderes, pero sí pasa por una articulación de la sociedad civil catalana. "En unos 3 ó 4 años nos volveremos a encontrar con una situación parecida a la de 2017. Lo volveremos a hacer, y mejor", se ha reafirmado Casiñeira.

La represión continúa

El antiguo letrado del Tribunal Constitucional Joaquín Urías también ha participado en el acto. Él ha aportado la perspectiva más jurídica de la situación: "Hace mucho que no veía una represión como la que han sufrido los líderes soberanistas que han decidido no exiliarse, quizá desde lo ocurrido en Euskadi. Les metieron en prisión preventiva sin cumplir los supuestos para ello y la sentencia del Tribunal Supremo es inexplicable para un jurista, quizá sí la pueda entender un político", ha comentado.

Urías afirma que España ha cometido una "vulneración de Derechos Humanos gravísima"

Urías, además, ha afirmado que España ha cometido una "vulneración de Derechos Humanos gravísima", y que la sigue cometiendo: "Parece que hemos pasado al momento político de la cuestión, pero eso no es así. Los exiliados no pueden volver a España y la represión continúa latente". A este respecto, el exletrado del Tribunal Constitucional ha dicho que "la judicatura representa a aquellas personas que durante la Transición negociaron con los demócratas, pero no a estos mismos demócratas". "Entienden que por encima de la ley están sus valores, lo que significa un golpe de Estado judicial al ver más importante su concepto de patria que la letra de la Constitución", en sus propias palabras.

Uno de los aspectos que el propio Urías también ha abordado es lo positivo que ha acarreado para el conjunto del Estado español el conflicto catalán: "Esto ha abierto una grieta que no existía antes en la izquierda, y es que el conflicto surgido tras el 1 de octubre es una lucha por los derechos fundamentales de todos los españoles, no solo por la independencia catalana".

Votar para perder el "principio autoritario de la vida"

La jurista Begoña Lalana ha comenzado su intervención recalcando que "los Derechos Humanos nacieron de la necesidad por parte de la gente de defenderse del poder". La experta ha hecho un repaso por los ordenamientos legales en los que se recoge el derecho de autodeterminación de los pueblos a nivel internacional y ratificados por España. También se ha referido al caso del referéndum escocés, pactado con el Gobierno británico: "Lo perdieron los independentistas por muy poco, y parece que van a plantear que se vuelva a votar. Quien dice que no se puede estar votando algo así continuamente es que tiene un principio autoritario de la vida porque la libre autodeterminación es un derecho consustancial a la democracia".

El músico Juan Anaya ha cerrado el acto al son de dos canciones de Lluis Llach.
El músico Juan Anaya ha cerrado el acto al son de dos canciones de Lluis Llach. Guillermo Martínez

Esta experta en Derecho Humanos también ha defendido que "las normas jurídicas deben amoldarse a los tiempos dada la necesidad de una respuesta a este nivel, ya que si no se produce, no se resolverá el conflicto". En referencia a la actuación del Tribunal Constitucional, Lalana ha informado de que tan solo el 1,56% de las demandas de amparo fueron admitidas por este Tribunal: "No es que no estudien los recursos y los denieguen porque piensan que no tienen trascendencia constitucional, es que ni siquiera lo llegan a debatir", en sus propios términos. "La persistencia en la consecución de un derecho es muy importante", ha terminado diciendo la jurista.

Por último, el músico Juan Anaya ha cerrado el acto al son de dos canciones de Lluis Llach. Viaje a Ítaca’ha sido la primera composición que ha resonado en un enmudecido y agradecido Teatro del Barrio, expectante de la última canción. Los asistentes, al final del todo, han condesando su entusiasmo al cantar la mítica L'estaca. "¡Visca Catalunya libre y viva la lucha de los pueblos!" ha sido el grito con el que el propio Anaya ha concluido el evento.

Más noticias