Público
Público
Únete a nosotros

El SUP considera que la denuncia de Monago es “un insulto” para todos los policías

El secretario general del Sindicato Unificado de Policía de Extremadura califica de "mezquino" que el presidente autonómico dude de la profesionalidad de los agentes. Las dos mujeres desahuciadas aseguran que están siendo "acosadas" para que abandonen la acampada que ya se prolongo 73 días. 

Publicidad
Media: 4.25
Votos: 12

Monago, mientras explica una de sus versiones de sus viajes a Canarias.

MADRID.- "Estamos  sorprendidos, decepcionados
y cabreados". Así ha recibido el Sindicato Unificado de Policía (SUP) en Extremadura la noticia ofrecida por Público de la denuncia presentada por el presidente autonómico, José Antonio Monago, en la que acusa a agentes del Cuerpo Nacional de Policía de filtrar información sobre su agenda a las dos mujeres desahuciadas que permanecen acampadas frente a su domicilio desde hace 73 días. Por otro lado, estas dos mujeres aseguran que ayer -por el miércoles- recibieron cinco denuncias de la Policía Local por "asentamiento en la vía pública sin permiso"

"Consideramos que la denuncia presentada por Monago es un insulto al Cuerpo Nacional de Policía. Que un presidente autonómico desconfíe de los policías que están ahí para velar por su propia seguridad me parece bastante mezquino", señala a Público el secretario general del SUP en Extremadura, Fernando Cabanilla. 

En las últimas 48 horas al menos 10 policías de Extremadura han tenido que prestar declaración ante el instructor de Régimen Disciplinario de la Policía

Sin embargo, el presidente de Extremadura no sólo planteó en su denuncia sospechas de que agentes de Policía filtraba su agenda sino que también pidió a la Justicia que ordenara a la Guardia Civil investigar estas supuestas filtraciones. Esta súplica de Monago es calificada por el SUP como "una decisión bastante lamentable". "La Policía ha demostrado un montón de veces que es capaz de depurar a sus funcionarios cuando hacen algo equivocado o ilegal. No obstante, dudo mucho que en este caso sea así", prosigue Cabanilla.

De hecho, en las últimas 48 horas al menos 10 policías de Extremadura han tenido que prestar declaración ante el instructor de Régimen Disciplinario de la Policía debido a la denuncia presentada por el presidente autonómico.

"Nos duele que haya compañeros declarando por esta denuncia que no aporta ninguna prueba evidente. Nos sentimos desamparados", se lamenta el secretario general, que pide al Delegado del Gobierno en Extremadura que se manifieste públicamente a favor de los policías implicados en la seguridad del presidente. 

Una Policía demasiado servil 

El SUP considera que el dispositivo policial empleado para proteger al presidente de las dos mujeres desahuciadas "es desproporcionado" y muestra "un excesivo servilismo" de la Policía para con el presidente autonómico. 

"Veo por parte de la Jefatura de Policía de Extremadura que hemos pasado al servilismo. Se están utilizando más agentes de Policía de lo recomendable y se están creando problemas donde no lo había", asegura Cabanilla, que denuncia que Monago está utilizando al Cuerpo Nacional de Policía como "parachoques, con algunas actitudes que rayarían la legalidad", para limitar la protesta de los ciudadanos". 

"Hemos realizado un uso inadecuado de la presencia policial en torno a Monago, su domicilio, y en cualquier acto institucional o privado al que ha acudido. Creo que la Policía no está para estas cosas. Utilizar a la Policia para estas cosas, no sé si a petición suya o por servidumbre nuestra, no se puede permitir", prosigue el secretario general. 

El SUP considera que el dispositivo policial empleado para proteger al presidente de las dos mujeres desahuciadas "es desproporcionado" y muestra "un excesivo servilismo"

Cabanilla incide en que mientras el país está en un nivel 3 de alerta antiterrorista, la Brigada de Información de la Policía está pendiente de las protestas contra el presidente y de las dos mujeres acampadas frente a su casa "y no de lo importante de verdad. La prioridad no puede ser saber si hay dos mujeres o tres en la puerta de su casa", insiste. 

Cinco nuevas denuncias

Isabel Rodríguez, izquierda, e Isabel Pintado, derecha, en el automóvil donde duermen cada noche frente al chalé de Monago

Mientras que Monago denuncia que la Policía puede estar filtrando datos de su agenda a las dos mujeres desahuciadas, éstas denuncian que están siendo hostigadas y acosadas por la Policía Local de Badajoz y por el propio Ayuntamiento.

De hecho, Isabel María Rodríguez, una mujer de 32 años que ha sufrido hasta nueve desahucios y que permanece acampada desde hace 73 días frente al domicilio de Monago, informó ayer -por el miércoles- a Público de que dos agentes de la Policía Local de Badajoz se personaron ante la puerta del domicilio de Monago para entregarles en mano cinco denuncias de la Policía y del Ayuntamiento contra ellas por "asentamiento en la vía pública sin permiso".  

"Los agentes nos han dicho que si vuelven mañana -por hoy- y seguimos aquí acampadas nos volverán a denunciar por desobediencia. ¿Dónde va una persona que no tiene vivienda y sólo le queda su coche?", se pregunta Isabel, que asegura que la última denuncia tiene fecha de ayer, miércoles, cuando este periódico hizo pública la denuncia del presidente autonómico José Antonio Monago. 

Más noticias en Política y Sociedad