Público
Público

Tania Sánchez: "Democracia no es sólo que la gente vote"

La excandidata regional de IU da luz verde a 'Convocatoria por Madrid' en un acto multitudinario y señala a Podemos como aliado y a PSOE y PP como los adversarios a batir en las urnas

Publicidad
Media: 3.81
Votos: 16

Tania Sánchez, durante su intervención.

MADRID.- Hubo una vez "un expresidente del Gobierno" que dijo que "primar la democracia interna sobre los resultados electorales" era "un error". Tania Sánchez, excandidata de IU a la Comunidad de Madrid y aspirante a liderar una candidatura de unidad popular que aglutine a aquéllos movimientos dispuestos a acabar con 20 años de gobiernos del PP, ha empezado su discurso de esta mañana arremetiendo contra el expresidente del Gobierno socialista, Felipe González, y su opinión sobre las primarias en los partidos.

"¿Quién puede llamarse demócrata cuando expulsa a sus vecinos de sus viviendas para que se enriquezca un fondo buitre?"

Sánchez, que ha dado luz verde con su intervención a la plataforma Convocatoria por Madrid en el abarrotado salón de actos de la sede de UGT en Madrid, ha lanzado un desafío al exjefe del Ejecutivo socialista entre 1982 y 1996: "No es incompatible la democracia con armar un proyecto para la Comunidad de Madrid y se lo vamos a demostrar". La exlíder regional de Izquierda Unidad ha lanzado un llamamiento a todos aquellos que estén dispuestos a "recuperar Sol", sede del Ejecutivo de la Comunidad de Madrid, "para un Gobierno de la gente".

Tania Sánchez fue la protagonista indiscutible de un acto demasiado largo por las numerosas intervenciones en el que estuvo muy arropada por Equo (la intervención de Inés Sabanés, también ex IU, fue tan aplaudida como la de la propia Sánchez), distintos movimientos sociales, otras plataformas como Ganemos de varios municipios madrileños, responsables sindicales, agrupaciones vecinales y destacados activistas madrileños.

Los participantes en el acto Convocatoria por Madrid.

Sin hacer ningún llamamiento a partidos concretos (en la cabeza de todo el auditorio se encontraba Podemos) y haciéndolo a todos los que no son PP y PSOE a la vez -e ignorando completamente a IU-, Sánchez señaló con su discurso el enemigo a batir: el bipartidismo y sobre todo, los 20 años de Gobierno madrileño de derechas que, según la protagonista del acto, es culpable —en la Comunidad y en todo el país— de que "un tercio de la población" no tenga "dinero para pagarse los derechos fundamentales", de que no haya "igualdad en la educación" o de que, dentro de ella, "maestros y profesores no tengan dignificado su papel". "Esto no es democracia", subrayó arremetiendo al mismo tiempo contra los gobiernos central, autonómico y municipal de Madrid, gobernados por el Partido Popular. "¿Quién puede llamarse demócrata cuando expulsa a sus vecinos de sus viviendas para que se enriquezca un fondo buitre?", se preguntó aludiendo a esta actuación en Madrid capital, que ha llevado al desahucio de varios vecinos.

¿Y Gabilondo?

Uno de los momentos del discurso de Tania Sánchez más aplaudido fue su mención al exministro socialista de Educación y candidato seguro del PSOE a la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo. La cara más conocida de la nueva plataforma Convocatoria por Madrid —que con toda probabilidad, será su candidata a las autonómicas del 24 de mayo— aseguró que, en estos momentos, hay dos bandos que pugnan por el poder: "De un lado, están los pueblos queriendo recuperar su dignidad y, del otro, unos señores con corbata queriendo recuperar la estabilidad de los mercados aunque sea a costa de la dignidad de la gente", explicó para a continuación, lanzar la primera pregunta a quien seguramente sea su adversario electoral. "¿De qué lado está Gabilondo?", se cuestionó en medio de los aplausos.

"De un lado, están los pueblos queriendo recuperar su dignidad y, del otro, unos señores con corbata queriendo recuperar la estabilidad de los mercados aunque sea a costa de la dignidad de la gente"

La popularidad de Sánchez, más allá de IU, se vio claramente representada en el lleno del salón de actos de la sede de UGT Madrid, en Avenida de América, donde se recibió a la excandidata de Izquierda Unida (cuya batalla en la formación federal se vio ratificada con la expulsión de Gregorio Gordo y Ángel Pérez de IU por el escándalo de las tarjeta opacas de Caja Madrid en las últimas horas) con música de los Rolling Stone y un vídeo recopilatorio de las marchas reivindicativas que han copado la actualidad informativa de Madrid en los últimos años.

A pesar del tono moderado de las intervenciones, aunque duros en las críticas a la derecha, el entusiasmo latente lo resumió Inés Sabanés con un grito final de guerra electoral: "¡A ganar! ¡A ganar! ¡Hay que creer que se puede ganar la Comunidad de Madrid!", gritó entre aplausos y poniendo el dedo en la llaga más abierta de la izquierda en Madrid: haberse acomodado en la oposición

Más noticias en Política y Sociedad