Público
Público

Terrorismo de Estado Bildu pide al Gobierno retirar las medallas a Rodríguez Galindo, el exgeneral condenado por el 'caso Lasa y Zabala'

El grupo parlamentario ha presentado una petición a la Mesa del Congreso para que desclasifique y publique la hoja de servicios de Rodríguez Galindo que desvela las condecoraciones y todo el historial del torturador.

Imagen de archivo del exgeneral de la Guardia Civil Enrique Rodríguez Galindo. EFE/TVE/Archivo
Imagen de archivo del exgeneral de la Guardia Civil Enrique Rodríguez Galindo. TVE / EFE

El Grupo Parlamentario Euskal Herria Bildu ha registrado una batería de iniciativas en el Congreso para reclamar al Gobierno español que retire a título póstumo todas las condecoraciones otorgadas al recién fallecido Enrique Rodríguez Galindo. El diputado Jon Iñarritu cree que es hora de pasar de las palabras a los hechos: «Es hora de quitar las medallas a los agentes policiales que han conculcado los derechos humanos. A todos, sin excepciones». 

En su comunicado, el grupo parlamentario ha lamentado que el Ejecutivo aún no ha cumplido su compromiso de retirar los reconocimientos al torturador 'Billy el niño' y esperan que ahora se haga justicia con Rodríguez Galindo, quien fue condenado a 75 años de prisión por el secuestro, tortura y asesinato de Joxean Lasa y Joxi Zabala.

En este sentido, Iñarritu ha presentado una petición a la Mesa del Congreso para que desclasifique y publique la hoja de servicios de Rodríguez Galindo que desvela las condecoraciones y todo el historial del torturador al frente del cuartel de la Guardia Civil de Intxaurrondo, en Donostia.

Jefe del 'Gal verde'

Tras ser llevado a juicio, el 26 de abril de 2000 la Audiencia Nacional le condenó a 71 años de prisión por el secuestro y asesinato de los presuntos etarras Joxean Lasa y Joxi Zabala y el 9 de mayo ingresó en prisión.

Un año después, el Tribunal Supremo aumentó en cuatro años la pena de cárcel, y el 2 de abril de 2002 el que fuera el general más laureado en la lucha contra ETA perdió oficialmente su condición de miembro de la Guardia Civil. En septiembre de 2004, y tras serle varias veces denegada la concesión del tercer grado, la Dirección General de Instituciones Penitenciarias permitió a Galindo que cumpliera su condena fuera de la cárcel dada la grave enfermedad cardiovascular que padecía y su avanzada edad.

Más noticias de Política y Sociedad