Público
Público

Billy el Niño Muere el torturador franquista Billy el Niño con coronavirus

El expolicía franquista Antonio González Pacheco había sido denunciado en numerosas ocasiones por torturas a militantes antifranquistas. Su nombre se había convertido en símbolo de la represión franquista. Disfrutaba de cuatro medallas, cuatro condecoraciones que le permitían cobrar hasta un 50% de pensión.

'Billy el Niño', exinspector de la policía de Franco. | EFE
'Billy el Niño', exinspector de la policía de Franco. | EFE

PÚBLICO

El expolicía acusado de torturas durante el franquismo Antonio González Pacheco, alias Billy el Niño, ha fallecido a primera hora de esta mañana en una clínica madrileña con coronavirus a los 73 años. 

El exmiembro de la Brigada Política y Social del franquismo había sido denunciado en numerosas ocasiones por sus torturas a militantes antifranquistas durante la dictadura. Sus víctimas interpusieron en los últimos años numerosas querellas en España por sus crímenes, pero la Justicia consideró que las torturas ya estarían prescritas y que, en cualquier caso, constituían un crimen de lesa humanidad

Asimismo, González Pacheco había sido reclamado por Argentina en el marco de la conocida como querella argentina, única causa judicial abierta en el mundo que investiga los crímenes de la dictadura. Sin embargo, la Audiencia Nacional rechazó la extradición a Argentina del expolicía. 

González Pacheco acumuló durante su trayectoria hasta cuatro condecoraciones policiales que le permitían cobrar hasta un 50% de pensión más. El actual Gobierno se había comprometido a buscar la fórmula jurídica adecuada para retirarle estas condecoraciones. De hecho, el pasado 11 de febrero, un mes antes de decretarse el estado de alarma, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, se mostró convencido de que se podrían retirar las medallas concedidas a Billy el Niño gracias a la nueva Ley de Memoria Histórica. Sin embargo, en el momento de su muerte, todas sus condecoraciones seguían en activo

El torturador había ingresado en el Cuerpo General de Policía como subinspector en 1971 y había sido destinado a la Brigada de Investigación Social, más conocida como la Brigada Político-Social, que era la encargada de la investigación y represión de los grupos antifranquistas, fundamentalmente estudiantes y comunistas. Sus métodos y su extravagancia le hicieron rápidamente conocido entre el resto de policías y también entre sus detenidos. El policía sólo estuvo 11 años ejerciendo en el Cuerpo, pero hay cientos de testimonios de sus torturas

"El comportamiento de este hombre fue atroz. Destruyó a muchas personas... A mí me hizo un daño terrible. Me rompió. Me colocó al borde de la muerte y eso no lo olvidas nunca", recordó hace un par de meses a Público Miguel Ángel Gómez, conocido como Gus por sus amigos, torturado por González Pacheco en dos ocasiones.

Y es que, a tenor de los relatos narrados por sus víctimas, Billy el Niño quería pasar a la historia como el policía más cruel y sanguinario de la Brigada Político y Social. "En mi primera detención, Billy el Niño me abrió la cabeza con la culata de su pistola y me dijo: 'Ala, ya puedes decir que Billy el Niño te ha abierto la cabeza'", señaló a este medio Chato Galante, una de las víctimas que se iba a querellar contra el torturador y que murió el pasado 29 de marzo, también a causa del coronavirus. 

El Gobierno pide perdón por "no llegar a tiempo"

Entra las reacciones a la muerte del torturador destacan las palabras de los miembros del Gobierno de Unidas Podemos. Pablo Iglesias, Irene Montero y Alberto Garzón han pedido disculpas a sus víctimas por "no haber llegado a tiempo" para quitarle sus condecoraciones y reconocimientos oficiales. 

"La muerte del torturador Gonzalez Pacheco sin haber sido juzgado, con sus medallas y privilegios intactos, es una vergüenza para la democracia y también para nosotros como Gobierno. Pido perdón a sus víctimas, luchadores por la democracia y la justicia. Porque fuisteis, somos", ha señalado el vicepresidente segundo de Derechos Sociales, Pablo Iglesias.

En la misma línea, la ministra de Igualdad, Irene Montero, ha expresado su "rabia" porque 'Billy el Niño', haya fallecido "con todos sus reconocimientos, honores, medallas y pensiones", y también ha pedido "perdón" porque el Gobierno no se las ha retirado "a tiempo".

"Lamentablemente se ha ido de este mundo con sus condecoraciones y reconocimientos oficiales. No hemos conseguido llegar a tiempo. Lo siento", ha reconocido el ministro de Consumo, Alberto Garzón.

El líder de Más País, Íñigo Errejón, ha registrado este jueves en el Congreso una iniciativa para instar al Gobierno a retirar a título póstumo "todos los honores y privilegios" al torturador que, entre otros militantes antifranquistas, torturó al padre del diputado por Madrid.

"Las instituciones no han estado a la altura durante décadas, pero creemos que nunca es tarde para hacer lo correcto", ha argumentado Errejón en un mensaje de Twitter, en el que anuncia que intentarán que los honores que Billy el Niño ha conservado hasta su muerte, les sean retirados aunque tenga que ser después de muerto.

Más noticias de Política y Sociedad